Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

¿A la tercera será la vencida?

Álvaro Alonso Díez 14 abril, 2015 Baloncesto Femenino No hay comentarios
DSC_5596

El conjunto burgalés, C.B. Tizona, consiguió el pasado viernes su tercer ascenso consecutivo a la Liga Endesa, tras vencer al Lleida en su campo. Con esta victoria el cuadro dirigido por Andreu Casadevall se proclamó campeón de la Leb Oro, con la última jornada del campeonato aún por disputarse, entrando así, con mayor fuerza, en la historia de esta competición.

Plantilla Ford Burgos | Foto: Álvaro Alonso

Plantilla Ford Burgos | Foto: Álvaro Alonso

En la penúltima jornada de la Leb Oro, el cuadro burgalés visitaba la cancha del Lleida, con dos victorias de ventaja sobre sus perseguidores, disponiendo de su primer match ball para proclamarse por segunda vez campeón de la competición. Y los castellanos no fallaron, imponiéndose por 72-81 a un difícil rival, destacando Jeff Xavier y Taylor Coppenrath con 23 y 18 de valoración respectivamente. Así se garantizaban la primera la plaza de la competición y el ascenso directo a la Liga Endesa, gracias, en gran medida, a la espectacular segunda vuelta que han realizado con 13 victorias en 13 partidos.

Algo inédito. El Ford Burgos ha conseguido hacer algo histórico, ascender tres veces consecutivas a la Liga Endesa. ¿Tres veces consecutivas? Sí, y la gente no conocedora del tema se preguntará ¿Cómo puede ser esto posible?. Muy sencillo, esto sucede porque el equipo Ford Burgos, lleva consiguiendo la plaza en la máxima categoría del baloncesto nacional por méritos deportivos en los últimos tres años, dos veces ganando la Leb Oro (incluida esta temporada) y la pasada campaña ganando los playoffs. Pero lo que el equipo burgalés se ha ganado en la pista, que es en lo que consiste este deporte y el deporte en general, queda en nada cuando hay que resolver los temas económicos en los despachos. Problema que no solo le ocurre a los burgaleses, si no a infinidad de equipos de diversos deportes y que está haciendo que algunas competiciones pierdan su sentido con su planteamiento actual si no se modifican estos términos.

¿Y ahora qué?. Esta es la pregunta que se hacen los aficionados burgaleses después de que su equipo obtenga en la cancha una merecida plaza en la Liga Endesa. Y es que esta pregunta resulta muy familiar en la ciudad, ya que se viene repitiendo al acabar cada temporada en los últimos tres años. Se está convirtiendo en algo cotidiano que los meses peliagudos para el equipo de Burgos sean de Abril a Junio, en lugar que de Octubre a Abril que es cuando se juega la temporada de baloncesto y que debería ser lo normal. El problema radica en las exigencias que impone la ACB para que un nuevo club entre en este círculo, ya que las cantidades de dinero exigidas son difíciles de asumir en los tiempos que corren. Por otra parte, al tratarse de una competición propia de la ACB, está en su derecho de pedir las cantidades económicas que considere. De aquí, surge el dilema de si lo que prima es el baloncesto o el dinero…

Pasos a seguir. El club ha intentado por todos los medios que la ACB actualizase y amoldase las exigencias económicas a la situación actual, hablando con la propia institución y con el CSD que se supone que debería actuar o al menos mediar. Pero todo esto no ha surgido efecto y la solución sigue siendo la misma que en las pasadas temporadas, es decir pagar las siguientes cantidades:

- Aproximadamente 3.200.000€ de cuota de entrada en la ACB

- 2.100.000€ presupuesto mínimo exigido

- 1.561.573€ del fondo de ascensos y descensos

- 600.000€ de garantía

- Aproximadamente 335.000€ de cuotas, salarios y seguros

- 2.100.000€ de capital social

Parece que la historia se repite año tras año y que su final puede ser el mismo que los años precedentes, salvo que el club encuentre esa inversión privada, que aporte la mayor cantidad económica, sumándola al apoyo que presten las instituciones públicas, en medida de su interés porque este proyecto vea la luz y con el consiguiente beneficio para la ciudad y el entorno. Como las temporadas pasadas, todo apunta a que no será cuestión de días y tendremos que esperar hasta el límite del plazo para ver qué ocurre finalmente. Esperemos que el club C.B. Tizona encuentre el capital necesario, o nos sorprenda con algún movimiento que haga que este equipo y la ciudad de Burgos puedan disfrutar de la máxima competición nacional.

La afición. Por su parte la afición no se queda atrás y quiere ayudar a su equipo en todo lo que pueda y por ello llevan semanas recogiendo firmas, tanto en establecimientos de la ciudad como en el propio pabellón y a través de internet donde todo el que quiera puede participar, para solicitar a la propia ACB y a las instituciones oportunas que lo conseguido en la cancha sea lo primordial.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response