Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Andrea Vilaró: “He trabajado al máximo para poder volver a tope y cuanto antes”

Álvaro Alonso Díez 21 octubre, 2015 Baloncesto Femenino, Entrevistas Liga DIA No hay comentarios
Andrea Vilaró | Foto: Samuel Melián

A todos los aficionados del mundo del baloncesto les es familiar y de sobra conocido el nombre de Andrea Vilaró. Es cierto que las últimas noticias que tuvimos sobre esta jugadora no fueron las que todos deseábamos, ya que Andrea sufrió una grave lesión de rodilla el pasado mes de Marzo que la ha tenido apartada de las canchas desde entonces. Todo esto va a pasar a formar parte del pasado, ya que tras superar la lesión, la jugadora catalana de 22 años, va a regresar a las canchas de la mano de Cadí La Seu, equipo que la fichó este verano cuando aún estaba en proceso de recuperación, lo que demuestra la confianza y las grandes expectativas que se tienen sobre esta jugadora a la que la queda mucho por aportar. Vilaró espera retomar el gran estado de forma que tenía antes de producirse la lesión y continuar el proceso de evolución de su juego que estaba llevando en sus últimos meses en Liga Femenina, que la estaba convirtiendo en una jugadora esencial para C.B. Al-Qazeres, su equipo la pasada campaña. Vamos a repasar su trayectoria y sus impresiones, así como de alguna de sus compañeras, de cara a su regreso a las canchas.

Andrea Vilaró | Foto: Samuel Melián

Andrea Vilaró | Foto: Samuel Melián

Andrea Vilaró es una de las muchas promesas que está dando la cantera nacional en los últimos tiempos, posee un gran potencial y lo demuestra desenvolviéndose tanto en el puesto de escolta, como en la dirección del juego. Ya desde sus inicios destacaba y se veía que tenía el talento necesario y la actitud de trabajo para convertirse en jugadora profesional. Ha pasado por todas las categorías de formación desde preminibasket hasta junior, formándose en los equipos de su tierra. Se declara una apasionada del fútbol, pero desde los primeros años en los que su madre le apunto a baloncesto en Desports IPSI y posteriormente en Universitari de Barcelona, se dio cuenta que este era su deporte, era el mundo que le gustaba y quería vivir. “Hubo un momento que estuve a punto de dejar el baloncesto y pasarme al fútbol, pero mi madre me convenció para que probara un poco más y hasta aquí he llegado, casi 15 años jugando. Creo que es imposible que la gente que juega una vez al baloncesto no se enganche, se viven tantas cosas y tantos sentimientos dentro de una cancha, que siempre quieres más”, nos cuenta Andrea.

Su pasión y condiciones para este deporte, hicieron que pasara a formar parte del prestigioso Segle XXI en la categoría Junior y su rápida progresión, hizo que la siguiente temporada pasara a formar parte del equipo de Liga Femenina 2. Pero Andrea quería seguir creciendo y llego la oportunidad que estaba esperando, la cual no desaprovechó, y es que la llamaron para formar parte del equipo de la Universidad de Florida de la NCAA. Se trataba de la liga de desarrollo femenina de EEUU, una experiencia única para desarrollar y tener otra visión del juego en el país por excelencia del baloncesto mundial, de la cual recuerda que “La oportunidad llegó gracias a que jugamos el Mundial U17 en Toulouse con la selección, allí me vieron los entrenadores de Florida y decidieron venir a por mí. Fue una experiencia muy bonita, a la vez que muy dura a nivel personal, pero sin duda la repetiría. Más que una evolución en mi juego, fue conocer otro tipo de baloncesto y otro tipo de cultura.

Vilaró | Foto: Álvaro Alonso

Andrea Vilaró | Foto: Álvaro Alonso

Después de su periplo americano tomó la decisión de regresar a España, de la mano del equipo zamorano que por entonces se denominaba Tintos de Toro Caja Rural. A Andrea le llegaba la oportunidad de debutar en la máxima categoría del baloncesto nacional con tan solo 19 años, “el debut en liga femenina fue en la pista de Rivas Ecópolis con Zamora, recuerdo que estaba muy nerviosa” confiesa. Esa campaña 12/13 se convirtió en la de su consolidación como una jugadora con mucho futuro por delante, realizando una muy buena temporada. Fruto de ello hizo que el verano siguiente fichara por Beroil Ciudad de Burgos, un equipo que apostó por la juventud y en el cual Andrea encajaba a la perfección. Sin embargo no fue un año fácil ya que el club burgalés no se encontraba en las mejores condiciones, lo que hizo que la joven catalana, viviera a marchas forzadas un proceso de maduración personal. Nos cuenta que “sin duda, el año de Burgos me ayudó muchísimo, empecé con muy poca confianza y poco a poco fui a más, gracias a gente como Chema y Pepe, que confiaron mucho en mí. Destacaría que fue un año mágico jugando una Copa de la Reina y con El Plantío lleno cada viernes”. En cuanto a su faceta deportiva individual, tuvo que adaptarse a un nuevo rol, el de dirigir al equipo ya que el cuadro burgalés solo contaba con 8 jugadoras profesionales. Hasta el momento, Vilaró se había definido en la posición de dos y esa temporada confirmó a todo el mundo, que podía desenvolverse a las mil maravillas en el puesto de base al frente del equipo, dando un gran salto en su evolución deportiva y ampliando sus facetas de juego.

Tras la desaparición del conjunto burgalés, Andrea se embarcó el curso siguiente en un proyecto ilusionante, en el recién ascendido C.B. Al-Qázeres. Todo apuntaba a una temporada prometedora y los comienzos no pudieron ser mejores, ya que Vilaró era una de las piezas clave del equipo, sacando a relucir todo su talento y poniendo sobre la cancha todo lo que había aprendido en los años precedentes. Su progresión estaba siendo muy buena, creciendo cada día y cada partido que jugaba, convirtiéndose en su temporada clave en cuanto a crecimiento y consolidación, hasta aquel fatídico día de Marzo, en el cual el público cacereño se enmudeció al ver a Andrea en el suelo con sus manos en rodilla, que desde entonces pasaría a ser conocida por todos como “Yoli”, como ella la bautizó.

Ante esta noticia, Andrea ni mucho menos se rindió. Comenzó su proceso de recuperación y puesta a punto de unos 6 meses, que finalizarán con su reaparición próxima en las canchas de su actual equipo, Cadí La Seu. Los meses posteriores a la lesión, no fueron nada fáciles para ella, como nos cuenta. “Bueno, la verdad es que el primer mes después de estar operada lo pasé bastante mal, ya que no podía moverme mucho por la sutura de menisco que me hicieron y eso me impedía hacer vida ‘normal’ y pasé muchas horas aburrida en casa. En este tipo de lesiones siempre te apoyas en los de siempre, en tu familia, amigos, fisios de confianza, y sobre todo, yo no dejé tranquilas a mis compañeras que también se habían ‘roto’ como Marlés, Tania y Laura. Sin duda he sacado muchísimas cosas positivas, más de las que imaginé, mi forma de ver y entender la vida ha cambiado radicalmente”. 

Conocedores de su potencial, el equipo catalán ha confiado en ella sin dudarlo, dándole la oportunidad de formar parte de este equipo tan prometedor, a pesar de que todavía no estaba recuperada al cien por cien y sin poder jugar estos primeros meses de competición. “La recuperación va siguiendo los plazos previstos. Tuve una lesión un poco más grave que no solo una rotura de LCA, por lo tanto voy a necesitar más tiempo para recuperarme. Ya he empezado a hacer técnica individual en pista y poco a poco voy a empezar con algo de contacto. Mi regreso sinceramente es una incógnita, yo me pondría a jugar ya, pero no quiero arriesgar. No quiero volver a estar seis meses en el dique seco, así que me lo tomo con filosofía y positivismo, cuando llegue el momento llegará. Yo trabajo al máximo para poder estar cuanto antes”, nos comenta acerca de los periodos de recuperación y de cara a su regreso, a lo que añade su agradecimiento por la confianza que Cadí La Seu ha depositado en ella “evidentemente, valoro muchísimo el esfuerzo que ha hecho Cadí conmigo, tanto directiva como staff técnico, no es fácil fichar a alguien lesionado de larga duración, es por eso que trabajo al máximo para poder estar cuanto antes y poder agradecérselo en la pista junto a mis compañeras” nos dice.

Con su regreso a la canchas próximo, Andrea se encuentra muy ilusionada e integrada en un equipo que aspira a hacer cosas importantes este año, como ella misma explica “mi nuevo equipo, creo que está aún en construcción, pero una vez esté construido creo que podemos ser un grandísimo conjunto. Es alucinante lo que están trabajando y las ganas que le ponen en cada entrenamiento. Tal y como dice Joan Carles, nosotras miramos el día a día y que nuestro trabajo nos lleve donde nos merezcamos”.

Algunas de sus compañeras actuales y del pasado nos cuentan cómo ven a Andrea en su camino de regreso a las canchas. Es el caso de Georgina Bahí, actual compañera de equipo y con la que también coincidió hace dos temporadas en Burgos, nos cuenta que “Andrea está a tope con la recuperación, está trabajando muy duro para volver al 100% y ya le queda menos. En nada la tendremos con nosotras en los cinco contra cinco y los partidos”. Geo está deseando volver a jugar con su compañera y le manda el siguiente mensaje: “Solo decirte que esto ha sido una piedra en el camino, que la estás superando y te ha hecho mucho más fuerte. Que sigas currando y que tengo muchas ganas de volver a compartir pista contigo titi! :)”

Lo mismo sucede con Belén Arrojo que ve a Andrea en el buen camino, “está trabajando muy duro, superándose y progresando cada día. Nos trasmite muchas ganas e ilusión por empezar a entrenar con todo el equipo. No pongo en duda que estos meses le servirán para volver aún con más fuerza.” nos cuenta su compañera de equipo.

Foto 3 compañeras

Al no poder disputar los primeros partidos, está conociendo y observando la situación de la Liga y del baloncesto español desde fuera. Desde esta perspectiva tiene una visión global y piensa que “el baloncesto femenino va a mejor poco a poco. La Liga Femenina vuelve a ser muy potente este año y vamos a encontrar muchos equipos luchando por los playoff y la Copa. La Liga mejora año a año porque la crisis va a mejor”. En referencia a las selecciones nacionales ve que “en España se está haciendo un gran trabajo desde la federación, sólo hace falta ver cada verano la cantidad de medallas de formación que ganamos y los grandes éxitos que están consiguiendo las chicas de la absoluta” nos dice.

Pese a verlo muy lejano, es consciente que algún día se acabará su etapa de jugadora profesional, pero tiene claro que seguirá vinculada al baloncesto “Creo que nunca me desvincularé de este mundo, cuando deje de jugar seré profesora de educación infantil y entrenadora de baloncesto”. Lo que tenemos claro es que Andrea va a regresar mucho más fuerte y que con sus ganas y esfuerzo es capaz de llegar a donde se proponga, seguros de que continuará haciendo disfrutar a todos los aficionados del baloncesto durante muchas temporadas más.

Andrea Vilaró | Foto: Álvaro Alonso

Andrea Vilaró | Foto: Álvaro Alonso

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response