Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Anna Cruz: “Antes del quinto partido pensé en lo traumático que podía ser perder y me dije a mí misma que por encima de mi cadáver”

Zona 2-3 28 diciembre, 2015 Baloncesto Femenino, Entrevistas, WNBA No hay comentarios
Anna Cruz | Foto: Getty Images

Los que amamos el baloncesto femenino, con el tiempo recordaremos el 2015 como el año de Anna Cruz. Suyo fue el 2+1 que dio la victoria ante Montenegro por 75-74, metiendo a la Selección Española en semifinales del Europeo y asegurando además el billete para el Preolímpico. Un adelanto de lo que estaba por llegar, porque nada más acabar la cita europea con el bronce colgado del cuello la catalana viajó hasta Minnesota, donde la esperaba la mayor aventura de su carrera. Y es que con las Lynx de Minnesota Anna Cruz ha entrado en el Olimpo de baloncesto español, ganando la WNBA y convirtiéndose así en la tercera española en conseguirlo tras leyendas como Amaya Valdemoro y Pau Gasol. Ahora, a sus 29 años sigue afrontando con la misma garra de siempre una temporada más en Rusia, en el Nadezhda Orenburg donde disputa su tercera temporada consecutiva a las órdenes del entrenador español Roberto Íñiguez.

Anna Cruz | Foto: Getty Images

Anna Cruz | Foto: Getty Images

Después de toda la repercusión mediática que tuviste tras conseguir la WNBA, ¿cómo llevaste el comienzo de la temporada Europea y la vuelta a la rutina con Nadezhda?

La vuelta a Rusia fue dura pese a que este es mi tercer año en Orenburg, pero como todo en esta vida, necesitas unos días de aclimatación para hacerte a la idea y seguir adelante.

Este es tu tercer año en Rusia, con la novedad de que en la actual temporada está al mando del equipo Roberto Íñiguez. ¿Qué tal es tener tan lejos de casa un entrenador español en tu equipo?

Que Roberto sea mi entrenador aquí es un gran apoyo. Todo son ventajas. Poder hablar el mismo idioma hace mucho, tanto fuera como dentro de la pista. Al final son muchas horas de viaje y es bueno tener a alguien que te comprenda cuando estás rodeado de tanto ruso.

¿Cuál crees que es el objetivo principal de Nadehzda Orenburg para esta temporada?

Los objetivos que se marca el club creo que son bastante parecidos a los de años anteriores. En Liga Rusa sabemos que Eka está un pasito por encima, pero eso no quita que podamos dar alguna sorpresa si las cosas salen bien. Y en Euroliga vamos sin presión y hasta donde lleguemos. Personalmente creo que podríamos colarnos en la Final Four si las cosas salen bien y las lesiones nos respetan, pero tenemos que seguir como hasta ahora y no relajarnos.

Hablemos un poco ahora de la WNBA, tu primera temporada allí fue con New York Liberty para después jugar con Minnesota Lynx, ¿qué diferencias destacarías entre ambas franquicias?

En cuanto a la estructura y la forma de trabajar es más o menos lo mismo. Supongo que también tiene algo que ver que Bill Lambeer (entrenador de las NY Liberty) y Cheryl Reeve (entrenadora de las Minnesota Lynx) han trabajado juntos anteriormente en otros equipos. En ambos equipos me he encontrado cómoda tanto dentro como fuera de la pista.

Ha dado la casualidad de que en ambos equipos has jugado con dos de las pívots que todos sitúan como las mejores en su posición, Tina Charles y Sylvia Fowles. Si tuvieras que elegir, ¿cuál dirías que es mejor como compañera de equipo y por qué?

No puedo elegir a una. Las dos me ayudaron en su momento a sentirme una más del equipo.

En Minnesota contabas con uno de los entrenadores de más carácter de la WNBA. ¿Cómo ha sido estar a las órdenes de Cheryl Reeve? ¿Has aprendido algo nuevo con ella o a estas alturas de tu carrera es difícil que eso pase?

Después de pasar por Minnesota puedo decir que Cheryl Reeve es la mejor entrenadora que he tenido a lo largo de mi carrera deportiva. Ha sido duro estar a sus órdenes. Ha sido una relación de amor-odio. Es muy exigente, tiene mucho carácter, va muy al detalle y con ella como entrenadora es imposible relajarse ni un minuto. Pero al final estos entrenadores son los que te marcan, porque sacan lo mejor de ti. Sabe motivarte, sabe reaccionar rápidamente frente a cualquier contratiempo que surja en el partido. Si tú tienes claro tu rol en el equipo y lo que ella quiere de ti, te exprime al máximo, lo cual le beneficia a ella y al mismo tiempo te beneficia a ti. Así que sí, he aprendido y mucho.

Anna Cruz | Foto: Getty Images

Anna Cruz | Foto: Getty Images

En la franquicia has tenido una auténtica constelación de estrellas como compañeras. ¿Cómo ha sido convivir en el día a día con un equipo así? ¿Quién dirías que fue tu mayor apoyo dentro del vestuario?

El inicio fue duro, pero más que nada porque yo soy tímida, y hasta que no me solté un poco pasaron unas semanas. Una vez roto el hielo me sentí muy cómoda. La verdad es que ellas no se consideran estrellas, son gente muy normal y no se lo tienen nada creído. Todas me ayudaron mucho, sobretodo Whalen, Augustus, Liston, Jones, Maya… Si tuviera que elegir a una sería Lindsay Whalen. Al compartir posición me ha ayudado mucho dentro de pista y para mí es todo un ejemplo a seguir.

Muchas veces te hemos oído comentar que para ti Maya Moore es la mejor jugadora del mundo, ¿qué tal ha sido tenerla de tu lado en vez de tener que verla en contra?

Mucho mejor tenerla de tu bando que en contra. Es un diez, tanto como jugadora como persona. Es muy constante, obediente y trabajadora. Pienso que es la mejor jugadora del mundo porque aparte de ser buenísima, nunca la he visto en pista un mal gesto, una palabra fuera de tono a los árbitros… En definitiva, creo que una jugadora diez tiene que dar ejemplo, y ella lo da no sólo en los partidos, sino en cada entrenamiento.

Recordemos un poco la serie final ante Indiana donde tuvisteis que ir hasta el quinto partido para proclamaros campeonas de la WNBA. ¿Con qué momento de esos 5 partidos te quedarías?

Son muchos los momentos inolvidables, pero si tuviera que elegir uno, Me quedaría con el pitido final del quinto partido. El salir a la pista a celebrarlo delante de 20.000 personas.

La final fue un partido relativamente tranquilo con el resultado de 69-52. Recuerdas algún momento en especial en el que pensaste “Esto no se nos escapa” ¿o hasta que no oíste el pitido final estuviste en tensión?

El quinto partido fue el más “fácil” de todos y a la vez el más difícil. Difícil porque controlar los nervios, las ganas, y la ansiedad en esos momentos fue muy complicado. Creo que todas salimos con la mentalidad de que no se nos podía escapar una oportunidad así: ganar el anillo en el quinto partido y delante de tus fans. Se sufre mucho hasta llegar a ese partido final en el que te lo juegas todo a cara o cruz, y por eso es difícil controlar las emociones. La verdad es que pese a que nos fuimos de bastante, (si algo he aprendido en la WNBA es que 20 puntos de diferencia no son nada y que siempre se puede remontar) el hecho de pensar que en cualquier momento le podían dar la vuelta a la tortilla nos hacía estar aún más metidas en el partido. Solo me relajé cuando vi que ellas lo daban por perdido, a falta de dos minutos para que se acabara el partido.

El Target Center esa noche estaba realmente volcado. ¿Cómo se lleva jugar ante casi 20.000 personas?

Fue impresionante. Sólo con recordarlo se me ponen los pelos de punta. Sentir el apoyo de tanta gente nos dio un empujón de energía. Antes del partido pensé en lo traumático que podía ser perder el quinto partido, delante de tus fans, después de todo el esfuerzo que habíamos puesto, y me dije a mí misma que por encima de mi cadáver. Aunque luego las cosas salen bien o mal… pero lo importante es darlo absolutamente todo para que salga bien.

¿Has tenido la sensación de que te ha llegado antes el reconocimiento tanto deportivo como mediático antes en Estados Unidos que en España?

No me lo he planteado. No suelo pensar en esas cosas. En España he tenido más repercusión al ir consiguiendo cosas que pocas jugadoras han logrado, lógicamente. En Estados Unidos también he tenido mediáticamente más protagonismo por ser extranjera y jugar minutos importantes, que al final no deja de ser algo inusual en la WNBA. Pero como ya te digo, no me lo planteo.

Cuando miras atrás y ves que UB Barça, Burgos, Olesa, equipos en los que desarrollaste tu carrera deportiva en España han desaparecido, y Rivas el club con el que ganaste dos Copas de la Reina en 2011 y 2013 está ahora en LF2 por motivos económicos, ¿qué sientes?

Madre mía, visto así la gente se lo va a pensar dos veces antes de ficharme! La verdad es que me da pena que equipos a los que les tengo mucho cariño, como Burgos y Rivas, hayan desaparecido o estén en LF2. Siempre dije que me gustaría retirarme en algún equipo que haya significado mucho para mí. Así que espero que esta situación remonte, no sólo por mí, sino por el bien del baloncesto femenino.

¿Qué piensas que debería cambiar para que esto dejara de pasar?

Si hubiera una solución fácil supongo que ya se le habría puesto remedio a esta situación. Influye y mucho el estado general del país, supongo que hasta que la situación económica del país no mejore, tampoco lo hará la situación del baloncesto femenino.

La gran mayoría de las jugadoras de la Selección jugáis fuera de España. ¿Crees que esto es algo que con el tiempo puede cambiar o que cada vez será más habitual ver jugadoras españolas jugando fuera de LF?

Tampoco se puede generalizar. Cada una hace tiene diferentes prioridades y diferentes maneras de enfocar su vida deportiva. Irse a jugar fuera es una opción que siempre está ahí independientemente de cómo esté la situación en España. Yo personalmente me alegro de haberme atrevido a dar un paso más en mi carrera deportiva y jugar en el extranjero, aunque no es un camino de rosas es una experiencia enriquecedora.

Sabemos que uno de tus retos por cumplir es disputar unos Juegos Olímpicos y precisamente fue tu 2+1 ante Montenegro hizo que España asegurara el Pre Olímpico. ¿Qué pensaste cuando recibiste ese balón? ¿Cuántas veces has vuelto a ver esa acción?

Sinceramente cuando tenía el balón en las manos no pensé en nada. Cuando Lucas estaba diseñando la jugada vi que la primera opción era jugar un bloqueo directo y que yo tendría el balón. En el banquillo pensé en que si podía y veía una oportunidad me iba a ir para dentro… Y cuando tuve el balón en las manos vi un poco de hueco y ni lo pensé.

La vi después del partido para ver las reacciones de mis compañeras y la mía propia, porque siempre es gracioso ver a la gente cómo salta y cómo celebra las canastas, pero la verdad es que ya no la he vuelto a ver más.

Anna Cruz, felicitada por Alba Torrens y Silvia Domínguez tras anotar la canasta | Foto: FEB

Anna Cruz, felicitada por Alba Torrens y Silvia Domínguez tras anotar la canasta | Foto: FEB

El año 2015 para ti ha sido realmente espectacular. ¿Crees que ha sido tu mejor temporada a nivel deportivo?

La verdad es que no me puedo quejar, y encima es mi número! Puede ser que este haya sido mi mejor año a nivel de éxitos deportivos, ojalá haya muchos más parecidos!

Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro se acercan, aún con España teniendo que disputar el Pre Olímpico la Selección Española aparece como una de las favoritas para luchar por las medallas. ¿Desde dentro sentís esa presión o lo veis como un halago?

Personalmente no he pensado todavía en los Juegos Olímpicos. Me encantaría poder jugarlos porque nunca los he vivido, pero aún no me planteo un objetivo, de momento estamos centradas en clasificarnos para el Europeo del 2017, y como bien dices también tenemos que jugar el Pre-Olímpico, así que mejor no adelantar acontecimientos.

España ha empezado con muy bien pie la clasificación para el próximo Europeo, con victorias ante Suecia y Finlandia. En esa mini concentración también pudimos ver a jóvenes como Nogaye Lo, Belén Arrojo y Laura Quevedo, ¿qué destacarías de cada una de ellas?

Las tres le ponen muchas ganas y vienen pisando fuerte. La verdad es que estas mini concentraciones les sirven para irse soltando poco a poco y que se vayan los nervios. También nos recuerdan a las demás lo mayores que nos estamos haciendo. Nogaye (Lola para los amigos) puede ser el futuro de nuestro juego interior. Belén y Laura son muy versátiles, pueden jugar al 3 y al 4. Las tres son tan jóvenes que pese a que ya son buenas, el margen de mejora es enorme.

Cada vez es más habitual que las jóvenes jugadoras te tengan cómo referencia y te mencionen como uno de sus ídolos. ¿Cómo te hace sentir esto?

Nunca pensé que yo podría ser el ídolo de alguien. El otro día antes de montarme en el coche para ir al aeropuerto vino una niña corriendo y me preguntó si me podía dar un abrazo. Tras dármelo se fue dando brincos hacia su madre. Me hizo gracia pensar que esa niña era yo hace bastante tiempo y que quién me iba a decir a mí cuando era una enana que ahora iba a ser yo la causa de que se ilusionaran los más pequeños de la casa.

Por último y para finalizar cuéntanos que le pides a este año 2016 que está a punto de comenzar.

En particular, salud para toda mi familia. En lo deportivo, que me respeten las lesiones y los éxitos que me merezca.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response