Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Anna Cruz se despide de la afición ripense

Anna Cruz, se despide de Rivas como máxima anotadora de la historia del club | P.Romero / FEB

La escolta catalana Anna Cruz ha expresado a través de un comunicado del club madrileño su despedida de la que ha sido su casa durante cuatro años. En el comunicado deja claro su intención de volver al club más adelante.

Anna Cruz, se despide de Rivas como máxima anotadora de la historia del club | P.Romero / FEB

Anna Cruz deja Rivas Ecópolis después de cuatro temporadas. La jugadora recibió una oferta irrechazable de un club extranjero y el club le dio facilidades para que la aceptase. Atrás quedan cuatro temporadas en las que se ha convertido en la jugadora con más puntos anotados en la historia del club y la segunda con más partidos jugados. Anna Cruz ha querido, expresamente, despedirse de la afición de Rivas Ecópolis y del equipo a través de unas declaraciones de primera mano en la web del club.

“En primer lugar, para la afición de Rivas sólo tengo palabras de agradecimiento. Me he sentido muy querida y muy apoyada durante estos cuatro años. Han sido, simplemente, geniales. Los aficionados han estado siempre con nosotras, tanto en lo bueno como en lo malo, y para mí, la de Rivas es la mejor afición del baloncesto femenino. Se hacen imprescindibles para el club y para las jugadoras. Tengo claro que, vaya donde vaya, siempre los tendré muy presentes. Me han hecho sentir muy especial. Para mí se hace muy difícil ‘dejar’ este club porque sentimentalmente estoy muy unida a él. He crecido mucho como jugadora en este club, pero sobre todo, lo he hecho como persona. Sólo puedo dar las gracias”.

Durante estos cuatro años, Anna Cruz ha ganado dos Copas de la Reina (2011 y 2013), ha jugado una final de la Euroliga (2012) y otra final de Liga Femenina (2013). Este es el balance deportivo que hace de su paso por Rivas:

“El balance es muy positivo, hemos ido creciendo de la mano, yo como jugadora y Rivas como club. Hemos ido subiendo cada año nuestros objetivos y marcándonos retos. Vine a Rivas para dar un paso más, para probarme en un club más grande, y además, me he encontrado con una gran familia. Rivas fue el primer equipo de los punteros que se interesó realmente por mí, y gracias a este club soy lo que soy. Además de lo deportivo, valoro también lo personal, ha sido una relación fructífera para ambos. En ambos aspectos ha sido una relación de ‘diez’”.

Quizá, un punto que duela especialmente, y más en el corazón que en el tobillo, fue la lesión sufrida en su último encuentro, y que le impidió jugar en la segunda parte del último partido de la final de Liga Femenina.

“Después de todo lo que ha pasado, el sentimiento que tengo es de tristeza. Esos 20 minutos son el peor momento de mi carrera deportiva. Es muy duro estar trabajando durante todo el año para ese momento y al final no poder ayudar. Quise mantener la calma, pero por dentro me estaba muriendo de rabia. Intenté calentar después del golpe, pero no podía hacer fuerza en la pierna derecha, no podía impulsarme ni correr. Si salía a la pista no iba a sumar, iba a restar, aunque en ese momento no lo viera así porque las ganas de jugar me podían. Tenía planeado un final feliz para esta historia, pero al final salió todo al revés. Me duele mucho irme con esta sensación de impotencia… Pero estoy segura de que el destino nos volverá a unir y juntos podremos resarcirnos de estas heridas que tardarán en cerrarse”.

Anna Cruz destaca esta última temporada como la más positiva en una gran trayectoria

“Para mí todos los años han sido buenos. En todos he aprendido, pero si tuviera que destacar alguno por encima de todos sería este último. Pese al agrio final, todos somos conscientes de que la temporada que hemos hecho ha sido muy buena. Hemos sabido luchar, sufrir y también disfrutar. El deporte es así, a veces justo y a veces injusto. Pero, aunque no nos hemos llevado la guinda, en nuestro interior sabemos que nos la merecíamos. El grupo humano ha sido muy bueno, y de nuevo, sólo puedo dar las gracias, aunque me repita”.

Anna Cruz deja claro que Rivas siempre será su casa y deja la puerta abierta para el futuro.

“Mis puertas y mi corazón siempre estarán abiertas para este club. Los que me conocen saben que normalmente soy de pocas palabras cuando se trata de responder a los medios, no suelo enrollarme. Esta es, de largo, la entrevista más fácil que me han hecho en la vida, porque simplemente he hablado con el corazón, con la piel de gallina y con una lágrima recorriéndome la mejilla. Esto no es un adiós, es un hasta luego”

Fuente: basketrivasecopolis.com / Rafa Gallego

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response