Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Arturo Álvarez: “Palmeiras, cuando el sentimiento deportivo se hace religión”

Zona 2-3 13 diciembre, 2012 Blog del Entrenador, Blogs No hay comentarios
Palmeiras

Hace más de un mes que llegué a Sao Paulo, más de treinta días en el universo “Palmeiras”, un club que es algo más que una de las entidades deportivas de Brasil y de América y en donde a diario te lo demuestran y te lo hacen sentir parándote por la calle para darte la bienvenida y muchos ánimos en un castellano al gusto del Luis de Camoes (el “portugnol”, que dicen aquí). Días intensos y un tiempo más que suficiente para darme cuenta de lo mucho que pesa la historia de este Club al que tengo la gran suerte de pertenecer: su lema, PALMEIRAS, CAMPEÓN DEL SIGLO XXI, lo dice todo.

Plantilla del Palmeiras | palmeiras.com.br

A un español es fácil explicarle que significa como club el Palmeiras. Madrid y Barça son los grandes clubes de futbol por antonomasia, pero también de basket. El Palmeiras es un club básicamente futbolero, uno de los grandes del mundo, pero que en la actualidad ha sufrido un “palo” duro, como le pasó al River Plate en Argentina, o al Atlético de Madrid en España, al descender a la segunda división brasileña. El shock ha sido tremendo, porque el descenso tras ganar la Copa de Brasil 2012, que da derecho a jugar la próxima Copa Libertadores 2013. Sí amigos, algo difícil de comprender, que un club que desciende de categoría juegue la Champions la temporada siguiente, pero así es el formato de competición aquí. Con lo que el sentimiento “Palmeiras” está ahora más a flor de piel que nunca. Porque ser del Palmeiras es un sentimiento. Yo viví en persona como la gente lloraba por la calle vistiendo la elástica verde del equipo, gente que gritaba y animaba a pesar de lo ocurrido. Esto me hace pensar que en pocos meses “nuestro equipo” volverá a lo más alto del fútbol mundial.

En nuestro caso, la sección de basket, comenzamos con muy buen pie, derrotando al Suzano, un rival directo para un recién ascendido a la emergente y muy entretenida Liga NBB como nosotros. Más tarde caímos ante el líder invicto el Paulistano, en una apretada prórroga ante nuestra “torcida” como dicen aquí. Gracias a ellos casi logramos la proeza de un triunfo que estuvo cerca. Esta semana viajamos al Espíritu Santo donde no pudimos vencer al Vila Velha, uno de los buenos equipos de la liga. Y tras esta partido, luchamos ante otro gallito, el Minas Gerais (es imposible escuchar la palabra Minas y no acordarme de mi casa y de las Cuencas asturianas), cayendo en el último periodo por 12 puntos de diferencia en su casa.

Comprometidos con ilusionar a nuestros aficionados, aún en shock por el descenso en fútbol

Pese a estas derrotas, el equipo está creciendo y lo siento. Les explico a mis jugadores que ahora más que nunca, con la decepción del descenso cosechado en fútbol, es más que necesario animar e ilusionar a la afición del Palmeiras. Se merecen buenas noticias y espero que desde nuestro equipo podamos hacerlo. Muchos, los más veteranos, todavía tienen en la memoria los tiempos de Oscar Smith Becerra. Por delante tenemos una recta final hasta Navidad apasionante y difícil: recibimos en casa al potente Sao José del español Alvaro Calvo, y visitamos el conjunto que dirige mi amigo Paco García, el Mogi. Más tarde salimos hacia Uberlandia, para acabar en Franca el día 22, todo un final trepidante.

Nosotros, todavía sin poder contar aún con los dos americanos Wiggins y Curnell, dos pilares fundamentales para un equipo novato, por culpa a problemas burocráticos, creemos que vamos a convertirnos a medio plazo en un equipo difícil de ganar. Personalmente, tengo la incertidumbre de aún no saber si podré sentarme en el banquillo ante la lentitud para verificar mi “contrastada” homologación FIBA para dirigir en este gran campeonato (pero de eso ya hablaremos otro día, por que tiene su miga…).

En fin, ya soy un “verdao” más, corazón verde palmeirense, que siento propia, pues verde es el color de Asturias, la tierra que me vio nacer y en la que viven buena parte de los amigos que me enseñaron a amar el basket.

A todos y a todas, un saludo desde el verano brasileño.

Arturo Álvarez

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response