Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Femenina, LF2, FIBA…

Astou Ndour: «No se me acaba esa pasión que tuve desde el primer día»

Tiene 25 años, es hispano-senegalesa y su vida cambió en Gran Canaria, donde construyó uno de sus grandes sueños con 14 años: ser jugadora de baloncesto. Pasó una adolescencia siendo una canaria más, creciendo poco a poco hasta jugar en las mejores ligas de España, Turquía, Italia y Rusia e incluso desde hace cinco temporadas cruza el charco para hacerlo en la WNBA y es una de las piezas claves de la Selección Española de baloncesto. Sí, ella es Astou Ndour, una pívot que lucha dentro y fuera de la pista, que se desvive en sus equipos y que siempre vuelve a su país para ayudar y devolver todo el cariño que le ha dado.

Astou Ndour, fue la MVP del pasado Eurobasket | Foto: FEB

VAMOS A CONOCERTE

¿Quién es Astou Ndour?

Una chica normal y corriente que juega al baloncesto, que se esfuerza en pelear por lo que quiere y progresar, y que da gracias a Dios por tener unas buenas condiciones para dedicarse a este deporte. Y que entiende que debe aprovechar esta posición para poder ayudar a los que más lo necesiten.

¿Cómo fue tu infancia en Senegal?

Muy buena. Mis recuerdos de infancia son en general positivos, de ocupar tiempo con la familia y amigos, con algunas carencias materiales, pero en general una etapa de la vida que me ayuda a valorar lo que ahora tengo.

¿Cómo conociste el baloncesto y cómo fueron tus primeros pasos en este deporte?

En mi casa ya se jugaba a baloncesto. Mis padres también practicaban deporte y eso a mí me parecía apasionante. Por eso, en el colegio ya empecé a practicarlo, me encantaba y no se me acaba esa pasión que tuve desde el primer día.

De pequeña, ¿alguna vez intentaron detenerte para que dejaras de soñar con el baloncesto?

No, siempre he tenido un apoyo muy claro por parte de mi familia. Sabían que era mi sueño, yo puse el resto y les demostré que con su apoyo podía llegar donde me propusiera y Dios quisiera. Nunca fue un problema en mi casa, me apoyaron y yo se lo agradezco mucho.

¿Cómo es el baloncesto en África? ¿Y el baloncesto y deporte femenino en general?

El baloncesto es un deporte valorado, y cada vez más. Unos cuantos senegaleses han llegado a la WNBA, otros han tenido carreras exitosas en Europa y eso se basa en la pasión que tienen por este deporte. Me gustaría saber, con una mejor red de instalaciones, cómo de lejos podríamos llegar con el talento y esfuerzo que hay en Senegal. Por otra parte, el deporte femenino creo que está en la misma línea que en el resto del mundo, considerando que aún estamos lejos de los hombres en atención y reconocimiento.

CORONAVIRUS Y CONFINAMIENTO

¿Cómo y dónde has vivido el confinamiento?

Al principio me pilló en Kursk (Rusia), pero a los pocos días pude venir a Senegal y aquí estoy. He intentado marcarme rutinas como si estuviéramos dentro de la normalidad: he entrenado duro, he procurado estar muy activa como si hubiese que jugar mañana. Creo que eso me ayudará en la reanudación. Por otro lado, hacía mucho que no pasaba tanto tiempo en Senegal con la familia y eso me ha ayudado mentalmente a coger mucha fuerza para el futuro.

¿Cómo ha afectado la pandemia mundial en África y en especial en Senegal?

Creo que las previsiones eran mucho peores de lo que ha acabado siendo en África. Sin duda ha tenido una afectación importante y, sobretodo, ha cambiado una serie de rutinas muy marcadas hasta entonces, pero honestamente creo en la gente y en su responsabilidad. Y ese hecho marca diferencias a la hora de afrontar una situación inesperada como esta.

Tras ver cómo el Coronavirus estaba afectando en Senegal decidiste dedicar tu fundación en un banco de alimentos.

Decidimos que era lo más oportuno en ese momento. Vimos que había mucha gente que con el confinamiento no podía realizar su actividad laboral y que se estaban produciendo situaciones en las que ni siquiera podían cumplir lo más básico, como es comer. Nos pusimos manos a la obra, compramos alimentos básicos y los repartimos.

No es la primera vez que ayudas a Senegal. Allí mismo tienes tu fundación llamada Astou Ndour Sports-Études.

Hace un tiempo entendí que mi posición tiene que recompensar todo el cariño que me da la gente. Pero quería hacerlo bien, que no fuese simplemente ayudar por ayudar, que no acabase siendo caridad sino acciones que ayuden a crecer. La presentamos a finales de 2019, pero cuando queríamos seguir evolucionando vino la pandemia. El objetivo no es solo quedarnos en el baloncesto, sino unir la educación al deporte y a partir de esos valores formar a chicos y chicas.

EL GRAN SALTO A PROFESIONAL

En 2009, con 14 años, llegaste a Gran Canaria para jugar a baloncesto.

Llegué con muchas ganas y al principio fue duro porque eran muchos cambios a la vez. Sin embargo, fueron pasando los meses y me di cuenta, y me hicieron darme cuenta que podía tener una buena carrera. Trabajé duro, creyeron en mí y afortunadamente todo salió bien.

Cuando llegaste a España el técnico y exseleccionador Domingo Díaz y su mujer y también entrenadora, Begoña Santana, te acogieron en su casa y te ayudaron en todo lo posible. ¿Qué significó para ti?

Yo siempre digo que son mis padres blancos. Y no es una relación que finalizara cuando me marché. Sigo hablando con ellos, sigo yendo a Gran Canaria con toda la frecuencia que puedo, y sigo teniéndoles el mismo agradecimiento o más que cuando llegué. Al principio hicieron de padres porque creo que cuando eres adolescente necesitas cariño, pero también límites y ese rol lo ejercieron muy bien, y hoy se lo agradezco.

Astou junto a Begoña y Domingo en su etapa en San Antonio.

Has jugado en diferentes ligas como España, Turquía, Italia y Rusia. ¿Cómo ha sido tu experiencia?

Primero, que todas son ligas punteras y prueba de ello es la clase de jugadoras que tienen sus equipos. A partir de aquí, yo me he encontrado muy a gusto en Turquía y la próxima temporada jugaré en mi tercer equipo allí. En Rusia, la lesión y el Coronavirus me condicionó un poquito mi visión sobre la competición, pero no dudaremos ahora de que tiene equipos que podrían ser selecciones mundiales. Italia y España son ligas latinas, el público cuenta mucho y los aficionados son muy pasionales y eso me encanta. Así que en general creo que todas tiene sus particularidades, cosas a mejorar, y cosas muy buenas que comparten.

CRUZAR EL CHARCO: WNBA

Aunque tampoco olvidemos que también estás en la WNBA y que sumarás tu quinta temporada allí. ¿Cómo fue el paso a la liga americana?

Una posibilidad que siempre quise y se cumplió. Entré en el Draft 2014 después de una temporada inolvidable en Gran Canaria y ni me planteé no ir a vivir la experiencia. Me encantó estar en San Antonio, competir con las mejores, un nivel de seguimiento espectacular, instalaciones de primer nivel… En fin, genial. Con los años he ido adquiriendo más experiencia y he podido disfrutar mucho de la liga, y en Chicago viví muy buenos momentos.

Esta próxima temporada jugarás en Dallas Wings.

Estoy muy ilusionada. Me encanta jugar en la WNBA y es algo que muy pocas jugadoras consiguen en el mundo. Haste el momento, he estado en buenas franquicias, jugando playoff, en grandes ciudades y en pabellones históricos y ahora tener la oportunidad de jugar en Dallas es algo que me parece muy ilusionante. Es una franquicia con gente joven muy prometedora, con un muy buen entrenador y que ha apostado por mí con mucha confianza.

¿Cómo crees que se va a desarrollar la temporada 2020 tras los efectos de la pandemia y el formato propuesto de una sede única (Florida), con 22 partidos y sin público?

Es algo que no sabemos muy bien. Habrá que ver el estado físico, las normas, y sobretodo que es una situación que no hemos vivido nunca. Creo que tenemos que ir con mucha tranquilidad, asumiendo que somos pioneros y pioneras en una situación de este tipo y aprender. Sabemos que el público siempre es importante. Yo noto mucho cuando están ahí, cuando empujan, te dan unos centímetros extra en el salto…pero ahora esta es la solución. Pero desde la TV que sigan empujando, y que sigan creyendo, porque les sentimos y notamos que están ahí.

No vamos a dejar de lado la Selección Española de baloncesto. Fuiste la MVP del último Eurobasket y el próximo verano, en 2021, se celebrará la Fase Final en España (Valencia) siendo una de las organizadoras y sede. ¿Cómo esperas que se desarrolle el Eurobasket?

Pues paso a paso. Primero tengo la WNBA, luego venir a Europa y veremos cómo se organiza el verano que viene con WNBA, Eurobasket y Juegos Olímpicos. Son tres torneos muy exigentes, los mejores del planeta y creo que requiere una planificación y preparación inédita.

Y ya para acabar, ¿qué les dirías a las niñas de África que tienen tu mismo sueño?

Que influyen muchas cosas. Hay veces que estar en el sitio en el momento es lo que te abre la puerta, pero en ese momento tienes que estar preparada, ilusionada y creer en lo que te hace especial. Si lo logras tienes mucho camino avanzado y estarás más cerca de lo que sueñas. Yo lo estoy logrando, estoy convencida que muchas niñas también lo pueden lograr.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response