Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Bélgica manda a España a octavos en el último segundo

María Fonseca 25 septiembre, 2018 Baloncesto Femenino, FIBA, Mundial 2018, Selección No hay comentarios
Bélgica acabó como primera de grupo | Foto: Zonadostres

Bélgica venció a España y acabó como primera de grupo | Foto: Zonadostres

España llegaba al tercer partido de este Mundial 2018 de Tenerife con los deberes hechos y la imposibilidad de quedar eliminadas. En juego, la ansiada primera posición que daba acceso directo a cuartos. En frente, Bélgica, un gran equipo con referentes claros que había disputado grandes encuentros. El Santiago Martín, con las entradas agotadas, aguardaba a su Selección listo para dejarse la voz. Nadie imaginaba lo que da de sí un segundo.

Un buen arranque que no fue suficiente

Primer balón al aire que de nuevo cae en manos españolas, aunque Torrens erraba el tiro en el ataque, en un inicio muy similar al anterior partido. Tras el fallo de la selección belga, el punto inicial vino de la mano de Laura Nicholls en tiro libre. Poco después, Torrens anotaba el primer triple en nuestro casillero y España inauguraba una defensa zonal para sorprender a las belgas.

Con tres minutos jugados, Mestdagh anotaba su primera canasta para poner el 4-4, seguida de una gran acción de Allemand que les daba una ventaja de dos puntos; hasta la canasta de Xargay, para devolver la igualdad en el marcador. Un nuevo triple de Torrens anunciaba lo que era un hecho: el partidazo que íbamos a vivir. En el inicio del cuarto, cada triple y cada canasta era respondida en el siguiente ataque por el equipo contrario, dejando el marcador en tablas y regalando calidad y emoción a la grada. Pero a falta de 2 minutos y medio para el final, España acusaba un pequeño bajón: no eran capaces de anotar y la defensa empezaba a flaquear. No así las belgas, que aprovechando la situación aumentaban hasta 5 puntos la diferencia en el electrónico para ponerse 18-13. A falta de 36 segundos, Xargay anotaba posteando sobre Carpreaux y acercando a 3 a la Selección. Tras dos tiros libres de Linskens en una polémica falta, España encaraba los últimos 15 segundos del cuarto 19-15, que finalizarían con un tiro muy forzado de Silvia sobre la bocina.

image

España inició bien en el partido pero no fue suficiente. Foto: FIBA

Fallos en el rebote y mal porcentaje en tiros de 2 puntos

El segundo cuarto se abría con triple de Anna tras robo de Gil, pero 4 puntos seguidos de Carpreaux y 2 de Meeseman obligaban a Lucas Mondelo a pedir tiempo muerto tras verse 5 abajo, la máxima diferencia hasta el momento. Con Laia de nuevo en pista, Gil anotaba una trabajada canasta en la zona, seguida de otros dos puntos de Xargay para acercar a España a 1 a falta de 5:30.

Tras canasta belga, un triple de Marta devolvía las tablas y levantaba al pabellón. Y aunque se notaba la mejoría española, las belgas seguían realizando un brillante encuentro, cogiendo rebotes de ataque que les brindaban segundas oportunidades para anotar. Con menos de 3 minutos por delante y tras varios despistes de la Selección, el combinado belga sumaba otros dos puntos para ponerse +7. Una técnica a Vanloo por tirarse al suelo ante el contacto con Gil regalaba tiro libre y posesión a España, que Cristina Ouviña aprovechó para anotar una gran canasta. Un 2+1 convertido con éxito por Meeseman ponía a la Selección 8 abajo y hacía saltar las alarmas por primera vez.  Entonces fue Ouviña quien acudió de nuevo al rescate con un triple, pero otra vez Meeseman respondía rápidamente bajo aro español. A falta de 6 segundos para el descanso, Bélgica pedía tiempo muerto para preparar su último ataque. España salía del banquillo con defensa zonal, quizás sorpresiva para las belgas, que erraron su último lanzamiento. Con dos segundos, Ouviña lanzaba sin acierto desde el centro del campo para cerrar la primera mitad 39-32.

Cargay, una de las mejores de España. Foto: FIBA

Xargay, una de las mejores de España. Foto: FIBA

Más sombras que luces

El tapón a Anna Cruz a la vuelta del descanso y la tercera falta personal de Ndour no auguraban nada bueno. Allemand lo confirmó anotando un triple para ponerse 43-32 y Delaere lo reafirmaba con una canasta de dos que las colocaba +13 con sólo 2 minutos disputados. Ndour rompía el parcial tras conseguir una canasta bajo el aro con pase mágico de Torrens por la espalda. Otros dos puntos de Ndour en la siguiente acción reducían la diferencia a 9, pero la cuarta falta cometida por la jugadora española en la siguiente acción la obligaba a acudir al banquillo.

Un desajuste en la defensa española propiciaba el triple de Vanloo, que hacía sombra a la gran canasta conseguida por Alba en la anterior acción. Con 5:38 por jugar, Lucas Mondelo pedía tiempo muerto. A la salida del banquillo Xargay anotaba para reducir de nuevo la diferencia a 9, pero Mestdagh respondía rápidamente para devolverla a 11. A falta de 4 minutos, una técnica a precisamente a Mestdagh (de nuevo por fingir una caída), brindó a España la posibilidad de acercarse, aunque no la supo aprovechar. Y las belgas seguían anotando para poner el +14 y hacer aún más visible que algo en España no estaba funcionando.

Fue entonces cuando la rabia de Nicholls y las demás jugadoras españolas pidiendo” más, más” a la grada levantaron a un pabellón algo dormido y, ejerciendo de sexto hombre, ayudaron a España a recuperar el balón. Pero todo fue un espejismo, ya que las cosas se complicarían más de lo esperado. España falló y Bélgica consiguió tres tiros libres tras la falta y la técnica señalada a Laia Palau. Tras anotar 2 de los tres tiros, Bélgica falló el ataque posicional y España hizo lo propio en el siguiente.

A partir de aquí, el final del tercer cuarto se tornó difícil, árido y los árbitros quisieron ser protagonistas de un encuentro que no les necesitaba. El colegiado señaló técnica a Anna Cruz, muy protestada por la grada y el banquillo español. Bélgica anotó el tiro libre pero erró en posicional y España recuperó el balón. Cristina Ouviña se precipitó en un tiro muy forzado que fue taponado por las belgas, ayudándolas a recuperar el balón y sacar falta personal que Meeseman convirtió en dos tiros libres anotados. Con 61-44 en el marcador, Cruz anotaba la última canasta del cuarto para reducir a 61-46 y dar algo de ánimo a España de cara al cuarto final.

El Santiago Martín, lleno. Foto: FIBA

El Santiago Martín, lleno. Foto: FIBA

La importancia de un segundo

España salía con Ndour, ausente durante muchos minutos debido a las faltas cometidas. En su primera acción, anotaba sólo el primer tiro libre de la falta recibida pero en la siguiente defensa, Meeseman conseguía sacarle un 2+1 que le llevó al banco expulsada por 5 faltas personales. Y sólo habían transcurrido 40 segundos.

Poco después Alba anotaba para poner el 63-49 en el electrónico, pero de nuevo, los árbitros fueron protagonistas levantando al público de Tenerife al grito de “fuera, fuera”  ante la sangría de faltas señaladas al combinado español. Situación llevada al extremo con la personal en ataque señalada a Xargay justo cuando ésta había conseguido anotar y todo parecía indicar que se trataba de un 2+1.

En la siguiente acción Anna Cruz recibía falta pero sólo anotó uno de los dos tiros libres, poniendo de manifiesto los problemas de España desde la línea del 4,60 durante el partido de hoy, con un 50% de acierto hasta el momento. Una canasta de Laia situaba a España 11 abajo de nuevo y forzaba el tiempo muerto de Bélgica. La grada seguía apretando, motivada por las jugadoras españolas y las decisiones arbitrales.

Tras el tiempo muerto, Laia recuperaba el balón pero la Selección no era capaz de anotar. Transcurridos unos segundos sin movimiento en el marcador, Mestdagh anotaba una delicatesen para seguir ampliando diferencias, pero un triple de Alba volvía a situarlo en 11 abajo. Una serie de fallos por parte de ambos equipos mantuvieron el electrónico en 65-54 hasta un contraataque muy fácil de Allemand que obligaba a Mondelo a solicitar tiempo muerto. Quedaban 3:31 y España perdía de 13.

A la salida, Nicholls anotaba para desahogar unos instantes a España, hasta que otro despiste defensivo permitió a Meeseman sumar 2 tantos. Cuatro puntos seguidos de Nicholls y dos de Cruz, ponían sólo 8 abajo a España a falta de 1 minuto por jugar. El 69-61 le valía a España para quedar primeras de grupo. Laia defendió magistralmente a Allemand en la siguiente acción pero no fue capaz de anotar el triple que se atrevió a lanzar. A falta de 24 segundos,  Anna cometía falta personal y regalaba 2 tiros libres a Mestdagh, que anotó sólo el primero. Con 19 segundos por delante, España atacaba con la necesidad de conseguir un punto. Laura Nicholls decidió jugársela en el triple y falló, pero Bélgica perdió el balón al pisar fuera en el rebote, regalando a España el que parecía el último ataque.  Lucas Mondelo pedía tiempo muerto a falta de 8 segundos.

En la reanudación, Xargay sacó falta y anotó los dos tiros libres, dejando el marcador 70-63 a falta de 1 segundo y a España sintiéndose ganadora. Bélgica solicitó tiempo para jugarse todas sus cartas en lo que parecía un tiro a la desesperada. Nada más lejos de la realidad. Jugada de pizarra, despiste español y bandeja sola de Meeseman, que ganaba así el partido y el pase a cuartos para su equipo.

Las claves: Defensa muy floja de España, debe recuperarse para enfrentar la dureza de Senegal. Gran partido de Bélgica con una espléndida Meeseman y una muy acertada Mestdagh.

A mejorar: Defensa.

BÉLGICA (72): Kim Mestdagh (21), Antonia Delaere (7), Emma Meeseman (19), Kyara Linskens (5), Julie Allemand (5) –quinteto inicial- Harriet Bende (-), Marjorie Carpreaux (4), Ann Wauters (2), Hanne Mestdagh (1), Heleen Nauwelaers (-), Julie Vanloo (6) y Jana Raman (2).

ESPAÑA (63): Marta Xargay (13), Laia Palau (2), Alba Torrens (16), Laura Nicholls (12), Astou Ndour (5) –quinteto inicial- Cristina Ouviña (5), Silvia Domínguez (0), Anna Cruz (8), Queralt Casas (0), Beatriz Arrojo (0), Laura Gil (2) y Beatriz Sánchez (0).

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response