Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Blog del Entrenador. Anaïs Veilleux: “Miedo vs Humildad”

Zona 2-3 14 agosto, 2015 Blog del Entrenador, Blogs No hay comentarios
MIEDO.zonadostres.agosto15

Un buen maestro predica con el ejemplo, se suele decir…en el caso de este artículo, desde luego que es así. ¿Cómo debe ser un buen entrenador? Para mi, debe ser un líder humilde y ambicioso, soñador y apasionado, trabajador y entregado, observador y agradecido, exigente y comprensivo, un medio y nunca un fin.

Imaginad esto, porque pasa muy a menudo, y a veces aunque no haya conversación, ocurre… Decirle a uno de mis jugadores durante un entrenamiento: ¿Qué te ocurre hoy que no estás concentrado?, respuesta: tengo miedo al partido del fin de semana, de la presión,…. es un partido importante, tengo miedo de tomar decisiones equivocadas, de no leer bien el juego, el equipo confía en mi para ganar, tengo miedo de fallar, de perder…. Mi respuesta es: a ver, agarra esa pelota, quiero ver el miedo en ese agarre… yo no lo veo, debe ser porque el miedo está en tu cabeza y no en el corazón que es quien agarra esa pelota!

Este año me hablaron de miedo dos jugadores, y también se lo oí decir a un entrenador. En el caso del segundo fue aún peor, me dijo el día antes del partido que era un partido perdido y que el miedo que tenia era de perder de mucho, ¡ya estaba derrotado!

Nuestro trabajo como entrenadores consiste en adquirir un compromiso primero, con los jugadores que confían en nosotros para ayudarles a mejorar y evolucionar, y segundo y no menos importante, con nuestra pasión por este deporte. Claro que absolutamente todo lo que hagamos tanto en los entrenamientos como en los partidos será una toma de decisiones. Unas veces serán acertadas, otras menos, unas veces entraran en conflicto algunos intereses con el sentido común y habrá que resolverlas con más decisiones. Algunas decisiones serán fáciles de tomar, otras serán tan claras que ni será necesario decirlas, otras sin embargo habrá que meditarlas, dormirlas, consultarlas antes de tomarlas. Pero nunca, nunca debe aparecer el miedo, ¿miedo?, ¿qué es el miedo?…

Tener una buena actitud, resultado de una entrega total física, mental y del corazón, nos da el necesario valor para afrontar nuestras metas, retos, y objetivos. Unos lo llaman apostar y arriesgar, yo lo llamo compromiso y actitud. El miedo aparece cuando asociamos el error al castigo, y en realidad sólo debemos asociarlo a consecuencia. Una reacción que sirve para aprender qué vamos a corregir en la siguiente oportunidad.

No confundir miedo con inseguridad. La inseguridad se pierde con trabajo y esfuerzo, en cambio el miedo es una reacción cerebral, aparece cuanto más egoísmo y orgullo existe en uno. Por eso es importante practicar la humildad y la generosidad.

En el deporte no debe existir el miedo, hablo de deportes que su práctica no es peligrosa, y por lo tanto no hay que dudar, si una lectura no fue la correcta seguro que en la siguiente ocasión leeremos mejor. Las oportunidades son tiempos y tenemos dos posibles actitudes ante ellas, una, actuar sin dudarlo con corazón y entrega y dos, dudar, quedarse inmóvil, evitar la acción y por consiguiente primero, nunca saber cual hubiese sido el resultado y segundo, no poder rectificar en caso de error!

En el deporte como en la vida misma, tanto un entrenador como un jugador, ante un partido o una acción o jugada, tienen que tomar decisiones y a veces no tenemos tiempo para analizarlas, pero no pasa nada, está bien, debemos confiar en que siempre las tomaremos a partir de nuestros compromisos con nosotros mismos y con los demás, con generosidad.

Tras grandes logros, deportivos o de éxito en la vida, una de las preguntas más intrigante es: ¿qué fue determinante para tomar una decisión en vez de otra?, la respuesta rara vez es: “valor”, más bien es “no tenía nada que perder” o “es lo que sentía que debía hacer”…

A veces los partidos se ganan o se pierden antes de empezarlos…

MIEDO.zonadostres.agosto15

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response