Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Carla Nascimento: Sus 10 lugares

FOTO 9

La directora de juego portuguesa del C.B. Al-Qázeres nos permite conocerla mejor a través de los viajes que ha realizado y sus rincones preferidos.

Playa de los Pescadores, Albufeira, Algarve, Portugal.

Independientemente de haber nacido en Aveiro, mi familia se fue a vivir al Sur de Portugal cuando yo tenía solamente 3 años. Prácticamente todos los recuerdos que tengo de mi infancia son de Albufeira. Allí hice mis primeras amigas, empecé a jugar baloncesto y, en los veranos, pasaba los días enteros en esta playa. Así que aunque conozca muchas playas bonitas, esta siempre será la que más recuerdos me trae y, por lo tanto, la más especial. Hasta entrar en la Universidad creí que iba a vivir toda mi vida en Albufeira. Las vueltas que da la vida…

FOTO 1

Centro de Alto Rendimiento del Jamor, Lisboa.

Me fui al CAR con 15 años y fue ahí donde empezó mi andadura con la selección nacional de Portugal. Fue una época muy importante en mi vida. Quizás también por la edad, una época llena de cambios, de nuevos aprendizajes, de descubrimientos y de conocer personas que me han marcado para toda la vida. Recuerdo que solía decir que podía vivir así toda la vida: comida hecha, habitación limpia, estudiar para tener todo aprobado y baloncesto las demás horas del día. Luego, con la selección pude viajar prácticamente por todo el mundo y jugar contra grandes jugadoras y grandes selecciones. ¡Sin duda toda una suerte!

FOTO 2

Santa Leocádia, Tabuaço, Portugal.

El pueblo de mis padres y donde ellos residen actualmente. Cuando quiero llenar mi corazón de mimos y el estómago de la rica comidita de mi madre es la dirección que pongo en mi GPS. El pueblo es muy pequeñito, tiene unos 50 habitantes, no tiene supermercados ni nada. Pero para desconectar y recargar baterías es mi sitio ideal.

FOTO 3

Competiciones Europeas, CAB Madeira y AD Vagos (Aveiro), Portugal.

Jugar competiciones europeas fue de las mejores experiencias que pude vivir como jugadora de baloncesto. Tener la oportunidad de jugar con algunos de los mejores equipos de Francia, Italia, Rusia, Serbia, por ejemplo, ha sido increíble. Poder ver pabellones totalmente llenos en una liga de clubes, otros ambientes y sobretodo, poder jugar contra jugadoras reconocidas mundialmente es un recuerdo que guardaré para siempre.

FOTO 4

Zamora (con ADBA).

En Zamora viví mi primera fase de ascenso. Quizás por ser la primera me marcó mucho. No éramos para nada el equipo favorito e ir ganando partido a partido hasta llegar a la final fue muy ilusionante. El equipo era pura química y la verdad que lo pasábamos muy bien juntas en la pista. Hemos sorprendido a todo el mundo porque nadie tenía ninguna expectativa depositada en nosotras. Fue un premio muy especial a una dura temporada de trabajo. Demostramos que el grupo está siempre por encima de las individualidades.

Foto: José Luis Leal

Foto: José Luis Leal

Lanzarote.

Un lugar para volver siempre. Saramago, el escritor portugués que ganó un nobel, decía que Lanzarote tenía una energía especial. Pude comprobar su magnetismo cuando estuve allí. A mí que me encanta bañarme, quería tirarme al agua a todas horas. El hecho de haber sido el primer viaje con mi novio también marca inevitablemente este sitio para siempre.

FOTO 6

Los Pilones, Valle del Jerte, Extremadura.

El Valle del Jerte tiene una infinidad de rutas donde disfrutar al máximo de la naturaleza. Entre mis favoritas está la ruta de Los Pilones. Reúne la belleza de los cerezos en flor y la fuerza de la naturaleza, demostrada a través del agua que, al caer fuertemente contra las rocas, hizo como unos enormes jacuzzis. El agua fría que baja de la montaña es también un tratamiento natural increíble para cualquier tipo de sobrecarga muscular. Es también uno de los sitios favoritos de Samba, mi adorable perrita border collie.

FOTO 7

Logroño (CB Al-Qázeres).

Mi primer ascenso. Cada vez que veo las imágenes, me emociono. La verdad que fue un camino increíble hasta lograr el ascenso y por lo tanto tuvo un significado muy especial para mí, para el equipo, para el club y para toda la ciudad. Personalmente, fue el año en que tuve el placer de trabajar con Raquel Hernández, la preparadora física que me hizo cambiar mi visión de la preparación física, de mi cuerpo, de lo que es ser un deportista y de disfrutar a tope de ello. El ascenso fue un premio a todo un increíble trabajo, tanto por parte de las jugadoras como de todo el cuerpo técnico.

Foto: Díaz Uriel/FEB

Isla de Madeira, Portugal.

He tenido la oportunidad de jugar en Madeira una temporada y poder volver por vacaciones fue maravilloso. Volver a ver los paisajes naturales, las rutas acompañadas de agua por todo el camino, los chapuzones en alta mar rodeada de peces, su gente, la comida típica de allí y la “poncha de maracujá”, una bebida que solo se puede disfrutar verdaderamente en la isla. Es uno de aquellos sitios donde lo más bonito está donde los turistas no llegan.

FOTO 9

Cáceres, Extremadura, España.

Esta es la foto de mi primera carrera oficial de 10 km. A mí que ni me gustaban las carreras. Elijo esta foto para representar la ciudad de Cáceres porque para mí Cáceres es sinónimo de logros, de encontrarme, de encontrar otros caminos, otros planes, de encontrar el amor, una vida en familia, gente que me quiere y me valora, un hogar… Para una persona que lleva toda la vida cambiando de sitio, encontrar una ciudad a la que siento que pertenezco es todo un logro. ¡Soy muy feliz aquí!

FOTO 10

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response