Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Femenina, LF2, FIBA…

Cecilia Liñeira: «Nosotras vamos a ir a competir y hacerlo lo mejor posible»

En el 2010 nació Araski, para dar respuesta a la necesidad de crear una estructura piramidal, estable y sostenible para el baloncesto femenino de Álava. En el 2012 ascendió a Liga Femenina 2, jugando 3 años en dicha categoría, hasta que en la temporada 15/16 consiguió su ascenso a la máxima categoría en España. Siendo su primer año en la élite, han conseguido clasificarse para la Copa de la Reina que se disputa en Girona donde su rival será Star Center-Uni Ferrol.

Tuvimos la oportunidad de charlar con una de sus jugadoras, es su segundo año en el club vitoriano, nacida en Buenos Aires, Argentina, fue 6 veces internacional con la albiceleste, Cecilia Liñeira llegó a España en el 2006 desembarcando en el club C.B. Pío XII donde jugó 2 años, en la temporada 08/09 fichó por Union Navarra Basket, allí jugó 3 años y consiguió su primer ascenso con un club, en 11/12 estuvo un año en C.D. Irlandesas, donde luego fichó por el club Basket Ibaizabal, tres años jugó con el club vasco y donde volvió a conseguir otro ascenso. Actualmente milita a las órdenes de Madelén Urieta, en su primer año en el joven equipo alavés, Liñeira promedió 10’3 puntos, 7’2 rebotes y 3 asistencias para una media de 14’2 de valoración. Fue importante para el equipo, que logró su primer ascenso a Primera. Con este ascenso,  la argentina de 33 años logró su tercer ascenso de su carrera con tres clubs diferentes, por ellos, algunos la llaman “Miss Ascenso”.

Foto: Zonadostres

Cecilia Liñeira, fundamental en Lacturale Araski | Foto: Zonadostres

¿Cómo comenzó tu carrera?

Empecé a jugar en el colegio. Fue curioso porque vi una publicidad de Michael Jordan y le pedí a mi papá que me comprara una pelota. Yo nunca había jugado al baloncesto y teníamos unos aros en el cole y comencé a jugar ahí. Después me apunté a un club de barrio, 10 años tenía.

Cuando viste que te podías dedicar al básquet, ¿quisiste cruzar el charco?

Eso fue mucho más adelante. Yo lo tenía claro, me quería ir, vivir del baloncesto. Eso ya lo ves cuando empiezas a jugar en selecciones y ves que tenes posibilidades de ser profesional. Ya con 17 años me planteé la posibilidad de irme. En mi cabeza ya pensaba en ir a jugar a Europa. Empecé a hacer los trámites para el pasaporte y cuando terminé la carrera, justo se dio con un Mundial que jugamos y me pude venir para España. Cuando tuve la posibilidad no me lo pensé dos veces.

Desde el 2006 que estás jugando en España. ¿Te interesaría jugar en alguna otra liga?

Antes sí, la liga italiana me llamaba la atención, el país también. La liga española siempre me gustó, siempre fue competitiva. Estoy muy cómoda en España, pero tuve ofertas acá y me quedé.

Miss Ascenso te dicen, por los tres que conseguiste con tres equipos diferentes. ¿Qué siente uno cuando asciende a tres equipos a Primera?

(Risas) Muy loco todo. Las fases son un desafío, yo jugué seis y me encanta ese tipo de competiciones.

En tu primer año con Araski promediaste buenos números (10’3 puntos, 7’2 rebotes y 3 asistencias para una media de 14’2 de valoración) y consiguieron el ascenso histórico a la máxima categoría. ¿Fue una de tus mejores temporadas?

Tuve buenos años cuando empecé mi etapa profesional. Lo hicimos bien como equipo. Perdimos 2 o 3 partidos y luego empezamos a ganar. El grupo estaba muy unido. Llegamos a conocer las virtudes y los defectos de cada una. Sabíamos donde darnos el balón y así era todo más fácil. El año pasado se disfrutó mucho.

Están haciendo una gran temporada, tan buena que lograron clasificarse para la Copa de la Reina. ¿Era uno de sus objetivos ese torneo al principio de temporada?

¡Para nada! Fue una sorpresa. El año pasado tampoco estaba en nuestros planes ascender y hemos ascendido. Este año empezamos a ganar y solo querés ganar, ganar y ganar. Y te llevas partidos que a priori no deberías llevarte. A veces pierdes partidos que no tenías que perder, pero son dinámicas.

Es la primera para el Club, ¿cómo se preparan de cara a ese fin de semana de pura adrenalina?

Sobre todo con ilusión. Es el primer año que el equipo está en Liga Femenina y que haya llegado a una Copa de la Reina es un regalo. Nosotras vamos a ir a competir y hacerlo lo mejor posible. Vamos partido a partido. Somos todas novatas menos Gisela Vega que ya la jugó (risas).

¿Están cumpliendo los objetivos esta temporada?

Sí, la permanencia. Todavía matemáticamente no estamos salvadas. Ganando un par de partidos más estaremos en una mejor posición. En la primera vuelta tuvimos muchos partidos de local y ahora tenemos equipos muy fuertes. Rascar una victoria de visitantes también va a ser muy difícil porque todos los equipos se juegan algo. Está muy igualada la Liga. Esta segunda mitad va a ser bonita de jugar, muy competitiva.

Vitoria es una ciudad especial para un argentino. Por Baskonia pasaron y siguen pasando muchos, ¿la gente te dice algo al respecto?

Los periodistas sobre todo (risas), me recuerdan que estuvo Scola, Prigioni, Chapu, Nicola…

Y continuando hablando de Argentina, con la Selección jugaste varios campeonatos. ¿Alguno que guardes con más cariño?

Un Sudamericano que le pudimos ganar a Brasil, en cadetes. Es mi única medalla de oro. Siempre fue un sueño desde que era pequeña la Selección.

Después del básquet, ¿vas a seguir vinculada al básquet o tenés pensado hacer otra cosa?

Me gusta mucho enseñar. Sería muy brava como entrenadora (risas). También estoy estudiando psicología, me gusta la psicología en el deporte, me gustaría quizás vincularme a algún equipo pero más como psicóloga. Ayudar desde otro aspecto.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response