Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Femenina, LF2, FIBA…

Clara Bermejo: «Sabemos que son favoritas, pero se las puede ganar»

Hablamos con la capitana del Rivas Ecópolis, Clara Bermejo (13/02/81, Madrid), sobre la temporada y el estado en el que llega el equipo ripense a la final de Liga Femenina contra el Perfumerías Avenida, equipo en el que ya militó la «capi» del Rivas. Clara es una de las bases del equipo y la jugadora que más partidos ha disputado defendiendo la camiseta del Rivas, además de ser una de las jugadoras más queridas por su afición la «Pasión Roja».

Clara Bermejo - Foto: Lou Mesa

Clara Bermejo – Foto: Lou Mesa

Después de una temporada en la que habéis perdido partidos con equipos a priori asequibles, de haber luchado hasta el final con el USK Praga en los play-offs de la EuroLeague, ¿cómo llegáis a la fase final de la Liga?

Siempre se llega bien, jugar una final es muy buena noticia y yo creo que a pesar de las lesiones, el cansancio, que es el final de temporada y que puede pasar factura… pero con muchas ganas y sobretodo con ganas de ganar la liga.

En tu etapa como jugadora del Perfumerías Avenida estuviste bajo las órdenes de Jose Ignacio Hernández, ¿cómo fue el reencuentro?

Fue bonito porque cuando yo estuve en Salamanca era bastante jovencita, tenia 24 años o algo así. Creo que soy distinta jugadora, distinta persona de entonces y Jose lo mismo, aunque en esencia sea el mismo, el paso por entrenar al Wisla le ha cambiado y ha sido bonito reencontrarnos en dos etapas distintas de nuestras vidas.

Esta temporada ha habido varios cambios en el equipo, se fue Kelly Shumacher, Laura Gil se lesionó lo que hizo que estuvierais unos partidos con una única pívot, Laura Nicholls, hasta la llegada de Jasmine Hassell y de Louice Halvarsson, ¿ha sido difícil el tener que adaptaros a tantos cambios?

Sí, es complicado sobretodo dentro, hay muchas jugadoras nuevas a principio de temporada que todo lleva una fase de acoplamiento y cuando por fin se hace, Kelly no vuelve, Gil se lesiona y hay que volver a meter en una dinámica, que ha habido que reconstruir de cero, a jugadoras nuevas y con poco tiempo, porque Jazz (Jasmine Hassell) llega justo después de vacaciones y Lollo (Louice Halvarsson) llega para la Copa, llegó el día de antes. Ha sido complicado, pero a estas alturas ya están metidas en dinámica, y no voy a decir, ni mucho menos, que no se eche de menos a las que no están, pero ya están metidas en dinámica y ya están siendo las jugadoras que deben ser.

En la Copa de la Reina después de una falta dudosa, salió a recoger en tu lugar el trofeo de subcampeonas tu compañera Vega Gimeno, ¿qué pasó por tu cabeza en ese momento cuando decidiste marcharte?

No me marcho, me vienen a buscar para el doping y me dicen que tengo que entrar, siendo honesta no tenía muchas ganas de recoger el trofeo, pero no es una elección mía. Tengo una escolta que me dice que tengo que entrar a la sala de doping y que tiene que acompañarme en todo momento, que no vamos a salir a coger el trofeo. Me llevan a la sala y yo me quedo allí. No digo ni que bien ni que mal, pero no fue una elección mía.

Acabáis de pasar una semifinal contra Gran Canaria 2014 que os ganó el primer partido a pocos segundos del final por un triple de Patricia Cabrera, el segundo ganasteis en un partido muy igualado y el tercero conseguisteis una gran victoria trabajada desde el primer minuto del encuentro. ¿Os esperabais perder ese primer partido de esa manera?

No, sinceramente no. Desde luego no menospreciábamos al rival nosotras éramos segundas, ellas terceras y jugábamos en casa. No esperábamos que nos pudiesen ganar el partido en casa. La verdad es que hicieron un partidazo, no le perdieron la cara en ningún momento al encuentro, llegaron con opciones al final y encima metieron el último triple que es un triplazo, sí decir que fue un poco sorpresa. Luego sacamos el segundo, que sabíamos que era a vida o muerte. Ir allí a Canarias iba a ser prácticamente o traerla aquí otra vez y tener muchas opciones de ganarlas o perderla en un 0-2 que hubiese sido bastante dramático, lo sacamos allí y luego en casa fue un poquito más tranquilo el tercero.

El año pasado a priori partíais como favoritas en Liga, Campeonas de Copa, primeras en Liga regular y sin embargo no pudo ser. ¿Qué crees que os faltó para que esa Liga hubiera sido vuestra?

Creo que nos faltó haber salido un poquito más… no sé si decir a ganar, pero el primer partido haber salido más a jugar una final, no a esperarlas. A salir nosotras a hacer lo nuestro y ellas que hiciesen lo que quisieran. Fue un partido donde ellas salieron a hacer lo que querían y nosotras fuimos un poquito a verlas venir. Y en el segundo partido ¿qué nos faltó?, llámalo suerte.

Clara ayuda a levantarse a sus compañeras Gil y Quevedo - Foto: Lou Mesa

Clara ayuda a levantarse a sus compañeras Gil y Quevedo – Foto: Lou Mesa

Ahora en la final os volvéis a encontrar con Perfumerías Avenida. ¿Cómo vives estos partidos?

Está claro que son partidos especiales, primero porque son finales y no se juegan todos los días y segundo porque es Salamanca. En los últimos años nos hemos convertido en el primero y el segundo, o ganaban ellas o ganábamos nosotras. Con mucha motivación por ser una final y con muchas ganas porque nos han ganado unas cuantas y sí que hay ganas de devolvérsela.

¿Te influye el hecho de que os ganaran en la Supercopa y en la Copa de la Reina?

No, a nivel moral ojalá hubiésemos ganado pero los perdimos. En los dos partidos tuvimos opciones de ganarlos como de perderlos como ocurrió. En ese aspecto el equipo sabe que son favoritas, que son un gran equipo pero que se las puede ganar, se las pudo ganar en cualquiera de esos dos partidos y se las puede ganar en la final.

Los horarios para los partidos de la final hacen que el desplazamiento de vuestra afición y familiares a Salamanca sea muy complicado o casi imposible, ¿te gustaría que esto fuera de otra manera?

Sí, está claro, vamos a jugar el partido en casa en fin de semana, en sábado de hecho, con lo cual es facilísimo el desplazamiento, y vamos a jugar en lunes y bien tarde por la noche los partidos en Salamanca. Está claro que no sé si alguien podrá ir pero está muy complicado, poca gente hoy en día podrá tener la suerte de pedir un día libre para poder venir a un partido de Liga Femenina porque prácticamente embargas el día siguiente si tienes que ver un partido a las 9:00 de la noche en Salamanca y vives en Madrid. Es una pena, ojalá fuese de forma diferente y se le pudiera dar la oportunidad a la gente que está dispuesta a hacer el esfuerzo de seguir a un equipo y viajar con él, el facilitarle las cosas, pero bueno no es así, será porque no ha podido ser.

Llevas 6 años jugando en el Rivas Ecópolis, si tuvieras que elegir una temporada entre todas ellas, ¿con cuál te quedarías? ¿por qué?

La verdad es que suena a tópico pero casi todas han sido muy especiales. Las primeras fueron muy bonitas. Teníamos un equipo, al margen de bueno o malo, que en la pista me encantaba. Eran equipos que entendíamos el baloncesto igual, todas. Los años de los títulos obviamente son años buenos, si eres deportista y un año con un título no es bueno pues mal vas. Y este año aún no ha acabado la Liga y espero que sí que podamos hablar de algún título al final de la temporada pero la verdad es que ha sido un año muy especial. El grupo ha sido muy especial y el compromiso que tenemos todas dentro y fuera de la pista ojalá se refleje con algún título. Aunque suene a tópico prácticamente todos los años han sido muy buenos.

Tu ex compañera y amiga Anna Cruz va a jugar el Training Camp con las Liberty de Nueva York. ¿Ya has hablado con ella?

Sí, ya me lo había contado. Me alegro un montón, creo que Anna es una jugadora excepcional. Todo lo que ella ha conseguido se ha tenido que ir abriendo camino ella, no la han regalado absolutamente nada, más bien todo lo contrario. Me alegro mucho por ella y estoy segura que le va a ir muy bien, que va a pasar el training camp y que va a acabar enseñando a todas las americanas como jugar al baloncesto.

A tus 33 años y después de tantos años jugando en la élite, ¿te has planteado en algún momento retirarte?

Sí, por desgracia esto tiene fecha de caducidad. Prácticamente desde que empiezas, aunque no lo tienes presente cuando eres joven, todos los jugadores sabemos que es una carrera corta, en el mejor de los casos aunque sea larga sigue siendo corta comparado con dedicarte a otra cosa.

Cuando llegue ese día, ¿a qué te gustaría dedicarte?

Niños y la educación, es lo que me gusta y es lo que espero poder hacer. Más adelante me gustaría entrenar niños, pero de momento me atrae más la parte de educación. Por supuesto si esta ligado y conectado muchísimo mejor. Y en un futuro imagino que será al revés, pero ahora necesito coger aire para poder entrenar en un futuro con más ganas.

Pequeño test

Un vicio: El café.

Una manía: La rutina antes de los partidos.

Un sitio para perderte: New York, entre la multitud y los rascacielos.

Última película que has visto: La herida.

Película favorita: Pulp Fiction.

Último libro que hayas leído: Yo también fui a EGB.

Libro favorito: El 8.

Un sueño por cumplir: Muchos, soy muy joven, muchísimos.

Quinteto de jugadoras españolas con las que hayas compartido vestuario incluyéndote a ti: Silvia Domínguez, Anna Cruz, Laura Nicholls, Laura Gil y yo.

Quinteto de jugadoras extranjeras con las que hayas compartido vestuario incluyéndote a ti: Petra Ujhelyi, Asjha Jones, Cathy Joens, Frida Eldebrink y yo.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response