Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Clara Solé: Sus 10 lugares

image

La barcelonesa de 21 años y jugadora de las Siena Saints (Loudonville, New York) Clara Solé, nos cuenta en su último año de universidad los lugares de los que conserva grandes recuerdos por diferentes motivos que va a compartir con nosotros en “sus 10 lugares”.

image

New York City, NY & Niagara Falls, NY

La ciudad de Nueva York es uno de mis sitios preferidos desde la primera vez que fui, fue en mi freshman year (primero), esa vez era de noche y Times Square fue una pasada de chulo, nada con que poder compararlo. Cada vez que he ido he tenido la oportunidad de descubrir lugares diferentes y súper distintos uno del otro. Central Park, la Statue of Liberty y el Empire State son algunos de los mas emblemáticos, la experiencia de ir de Manhattan a Brooklyn por ejemplo, y claramente poder ver dos clases de gente tan diferente, una enorme ciudad con tanta diversidad y hasta dos estadios de la NBA, el de los Knicks y los Nets. Son muchas memorias que he tenido la suerte de poder crear en estos cuatro años viviendo tan cerca.

Las cataratas están lejos de la ciudad pero he podido ir un par de veces con mi equipo y otra vez, es un sitio que no se puede recrear en ningún otro lugar del mundo y me siento muy afortunada de tener tantas anécdotas que poder recordar.

Mi primera vez en NYC-times square

Mi primera vez en NYC- Times Square

Siena College, Albany, NY

Sin duda un lugar que ha crecido en mí, cuatro años viviendo, estudiando, jugando a baloncesto y desarrollándome como persona donde todo el mundo te conoce y se preocupa por ti, estando a más de 6000 km lejos de casa, puedo decir que Siena ha sido mi segunda familia. Desde mis compañeras de clase, compañeros de clase, jugadores de otros deportes… todas estas personas son las que hacen que mi regreso a Barcelona se haga más duro, aunque sé que este no será un adiós sino un hasta luego porque relaciones como las que he encontrado aquí son para toda la vida. Mucho frío y nieve han estado conmigo por lo menos seis meses al año, cosa que seguro que no voy a echar nada de menos.

Siena

Miami, FL & Sint Marteen, Caribbean

Estos dos son lugares totalmente opuestos al día a día en Albany, sol, calorcito y playa es lo que define a estas dos maravillosas ciudades. Tuve la suerte de visitarlas por semana santa mi junior y senior year, y fueron dos experiencias que no cambiaría por nada. La perfecta manera de tener unos días de relax distintos a la normalidad de clases y entrenos, además de llevarme un poco cerca de casa emocionalmente, son cosas pequeñas pero simplemente unos rayos de sol cada día pueden cambiar tu estado de animo de una manera enorme, además en Miami, la mayoría de gente prefiere hablar en español y eso me dio muchas fuerzas para los últimos meses antes del verano y regresar a casa. Una cosa tan simple como es escuchar la radio, también fue una de las mejores cosas, porque todo era música española y me da un ritmo que ningún otro tipo de música puede darme.

Con Ida, mi teammate y amiga de Dinamarca, en el tennis open de Miami, super americanizada con hot dog y todo

Con Ida, mi teammate y amiga de Dinamarca, en el tennis open de Miami, super americanizada con hot dog y todo

Navahermosa, Sierra de Yeguas, Málaga

Este es un pueblo muy especial para mí, es donde mi abuela creció de pequeña antes de ir a vivir a Barcelona, y me siento muy orgullosa de tener sangre andaluza en mí. Muchos de mis primos viven allí y casi cada verano vamos con mis padres y mi hermano a pasar las vacaciones con ellos. A parte del escenario, la gente es lo mejor de allí, aunque solo los veo una vez al año, es como si estuviera cerca de ellos siempre, y esto es lo que los hace tan especiales. La vida allí es súper distinta a mi día a día aquí en Nueva York , al ser un pueblo todo el mundo se conoce, y como hace tan buen tiempo mucha parte del año la gente está en la calle, y es muy alegre. Tengo muchos recuerdos, desde pequeñita hasta ahora, de bodas, nacimientos de primitos pequeños y días largos con la familia.

Con mi familia en Sierra de Yeguas

Con mi familia en Sierra de Yeguas

Santa Agnés de Malanyanes, Barcelona

Este es mi pueblo desde hace 7 años, es muy pequeño, y es un lugar el cual asocio exclusivamente a mi familia. Eso es lo que lo hace tan especial. Al estar tantísimo tiempo fuera de casa, primero estando en el Siglo XXI, que podía ir a casa muchos fines de semana, y luego estudiando en Estados unidos, que solo puedo ir dos meses al año, sé que mi familia está desde allí apoyándome en todo y más. Muchas de mis memorias son de veranos, ya que no he vivido realmente el día a día en casa, así que todas ellas son muy cálidas, y que mejor que en familia. Una de las cosas que me he dado cuenta estando lejos de casa es lo importante que es la familia, y de lo mucho que nos necesitamos unos a otros.

Con mi madre en nuestro pueblo el verano pasado

Con mi madre en nuestro pueblo el verano pasado

Siena, Toscana, Italia

El verano antes de entrar en mi segundo año en Siena College, mi equipo tuvimos un viaje por Europa, tuvimos partidos en Italia, y como no, aparte de visitar ciudades importantes como Roma, Florencia también fuimos a Siena, ya que nuestra universidad lleva el nombre de la ciudad y la historia de la fundación de la universidad se basa en ella, siendo una universidad franciscana.

Es una ciudad muy bonita y especial, muy peatonal, y muy bien conservada. Es un lugar especial porque tener a todas mis compañeras Americanas en Europa y jugar partidos además de visitar una parte tan importante para la historia de nuestra universidad fue muy bonito y todos los recuerdos que me lleve son fantásticos.

Estambul, Turquía

Ésta ciudad es importante para mí porque es donde fuimos World Champions con el Siglo XXI mi penúltimo año de estar allí. Fue el primer e único sitio fuera de España que fui con ese equipo y sin duda es una de las mejores experiencias que he tenido. Fue un viaje diferente, ya que la cultura es tan diferente a la nuestra, me acuerdo que hicimos como un concurso de bailes y cosas de nuestro país el primer día y al haber tantos equipos de distintos sitios en un mismo sitio fue muy chulo. Poder llegar a la final y ganarla, jugando contra el equipo de Turquía fue genial, creo que fue el primer partido que jugué en un pabellón tan grande y me acuerdo de estar alucinando y encantadísima de poder estar allí en ese momento. Tantos años después, aún hay canciones que me llevan a exactos momentos que viví en ese campeonato, es una forma de siempre poder recordar momentos inolvidables que traen una sonrisa en momentos inesperados.

Copenhague, Dinamarca

En el viaje Europeo que hicimos con el equipo de Siena, no solamente fue por Italia, también fuimos a Dinamarca. Allí es de donde dos de mis compañeras son, una de ellas era senior en ese momento y esa fue una de las razones por la cual fuimos allí en especial. Tener la oportunidad de poder visitar el país de una de mis capitanas y el de una de mis mejores amigas aquí en Estados Unidos fue suficiente para marcarme, además de poder estar con mi equipo fuera de E.U., y poder compartir la cultura Europea, aunque no fuera en España fue una experiencia única. Los días que estuvimos allí no fueron muy calurosos, hacía frio para ser Agosto, y viniendo de España donde en Agosto todos sabemos el calor que hace, aún hoy tengo bromas con mi compañera de allí sobre el tema.

Con mi equipo de Siena College en una torre muy conocida de Copenhague

Con mi equipo de Siena College en una torre muy conocida de Copenhague

Mataró, Esplugues de Llobregat, Barcelona

Aquí es donde he vivido la mayor parte de mi vida, y donde empecé a jugar al baloncesto. Nací en Mataró y viví allí hasta que tenía 15 años, la mayoría de mis amigos aún viven allí así que cuando vuelvo siempre paso mucho tiempo allí. Es donde primero jugué al baloncesto, con 11 años decidí probarlo, y hasta ahora, esa decisión de una niña pequeña me ha traído tantísimos momentos que no cambiaría por nada en el mundo. Esplugues es donde La Blume está, y esos fueron tres años donde tanto baloncesto como estudios me trajeron muchísimas personas nuevas a mi vida que me alegro mucho de haber podido conocer. Barcelona siempre ha sido una ciudad que me ha encantado, desde pequeñita, aunque sea para pasear, o hacer cualquier cosa, hay tantísimos lugares que poder ir y tanta gente diferente a otras ciudades más pequeñas de alrededor. A los 14 años jugué en el U.B. Barça y fue una temporada que me acordaré siempre, aparte de representar un club del que todo el mundo está pendiente, las experiencias y amistades que compartí ese año hacen difícil creer que fue solamente por una temporada.

Con Silvia Marcelo y Julia Marti, dos grandes personas que tuve el placer de conocer en la Blume)

Con Silvia Marceló y Julia Martí, (dos grandes personas que tuve el placer de conocer en la Blume)

Cadaqués, Girona

Uno de los pueblos que me recuerda a escapadas con mis padres y mi hermano, solamente para disfrutar unos de otros. Unas vistas maravillosas, y un pueblo con un encanto único. Como he dicho anteriormente, estar tan lejos de ellos me ha hecho valorar lo mucho que estos momentos valen, y es mucho.

Hay un dicho que dice que nunca se sabe el valor de un momento hasta que pasa a ser una memoria, y es muy cierto. Las cosas más pequeñas son las que más me sacan una sonrisa al recordarlas en momentos duros tan lejos de mi familia.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response