Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Femenina, LF2, FIBA…

Con el número 10… Leticia Romero

Lo peor para una jugadora es no poder estar en la pista con sus compañeras en los partidos por estar lesionada o, como en este motivo, por ser Redshirt. Lo peor para un aficionado al baloncesto femenino es que una jugadora no juegue, llegándose a convertir en pesadilla cuando esa jugadora es Leticia Romero y tanto talento se queda en el banquillo.

Leticia Romero - Foto: Florida State Athletics

Leticia Romero – Foto: Florida State Athletics

Cuando terminó su etapa junior, aunque su gran calidad la permitía jugar sin problemas en LF, Leticia se fue a la aventura americana. Entre todas las universidades que estaban interesados en tener a Romero entre sus filas se encontraban Florida State University y Kansas State, la elegida fueron las Wildcats de K-State.

Su primera temporada como Freshman fue para enmarcar, fue la única jugadora hasta el momento de K-State en llevarse 4 veces el premio “Freshman of the week” de la Conference Big 12, formó parte del “Second Team All-Big 12” y por unanimidad fue miembro del “Big 12 All Freshman”. Además de estos galardones, Leticia fue la única novata de la Div I que consiguió entrar en las categorías de 400 puntos o más, 100 rebotes o más, 100 asistencias o más y 50 robos en una temporada.

Todo parecía perfecto, Leticia estaba demostrando en la NCAA la gran calidad y talento que posee pero debido a los malos resultados, la universidad decidió echar a la Coach Deb Patterson. Momento que la jugadora canaria aprovechó para pedir la “carta de libertad” tal y como hizo otra compañera, y tal y como hacen muchas jugadoras en la NCAA cuando su entrenador es despedido, pero a su compañera se la dieron y a Leticia se la negaron una y otra vez hasta que su abogado consiguió que la dejaran cambiarse de universidad.

Otra vez volvían las visitas a los diferentes campus y esta vez fue una vieja conocida la elegida, Florida State University Seminoles, equipo al que visitó el año anterior, en el que jugó Leonor Rodríguez y en el que Brooke Wyckoff, ex jugadora de diferentes equipos de LF, es la Assitant Coach.

FSU Seminoles WBB - Foto: Florida State Athletics

FSU Seminoles WBB – Foto: Florida State Athletics

Una vez que estaba todo resuelto en EE.UU Leticia regresó a España para unirse a las filas de la U20 bajo las órdenes de Anna Caula para jugar el Europeo de Udine (Italia) en el que ganaron la Medalla de Plata y fue miembro del Quinteto Ideal del Europeo. Una vez finalizado el Europeo fue llamada por el seleccionador nacional, Lucas Mondelo, para unirse a un fin de semana de entrenamientos que se iban a realizar en Pozuelo de Alarcón (Madrid) con la selección española absoluta donde Leticia en unas declaraciones para este medio nos dijo “para mi es una oportunidad tremenda, me siento muy afortunada e intento aprender todo lo que puedo” en aquel momento no se podía imaginar lo que terminó pasando, fue convocada con la Selección Española para ir al Mundial de Turquía donde se proclamaron Subcampeonas del Mundo en una gran final contra la todopoderosa U.S.A.

Al día siguiente de aterrizar en Madrid con el resto de la selección absoluta tuvo que irse a Tallahassee (Florida) donde ya la estaban esperando las Seminoles, a buen seguro ese viaje se le hizo más corto viendo su Medalla de Plata intentando hacerse a la idea de que había vuelto a poner su nombre en otro trocito de la historia del baloncesto español con tan solo 19 años.

Una vez que llegó Romero a los Estados Unidos le tocó asumir su papel de Redshirt, tendría que estar un año entrenando pero sin jugar por haberse cambiado de universidad en la misma División.

Leticia Romero - Foto: Florida State Athletics

Leticia Romero – Foto: Florida State Athletics

Cualquier otra jugadora se habría hundido pero en declaraciones a su universidad podemos ver que para Leticia, además de estar preparada para ayudar a sus compañeras en todo lo que fuera posible, era una oportunidad para seguir creciendo “quiero seguir aprendiendo y mejorar mi mano izquierda, es algo que tengo que mejorar”.

Llegó el día 9 de noviembre y FSU se enfrentó en su partido de exhibición, que daba el pistoletazo de salida a la temporada, contra Faulkner que se saldó con victoria de las Seminoles por 89-27 y continúan en la senda de la victoria, excepto por un tropezón, que las deja con un parcial de 12-1. El próximo día 29 se enfrentarán a Jacksonville en lo que será su último partido antes de dar comienzo a la Liga de la Conferencia ACC donde se enfrentarán a equipos que están en el Top 25 AP como Notre Dame (4), Louisville (7), North Carolina (9), Duke (10) o Syracuse (22) y también a Miami Hurricanes donde juega Laura Quevedo. Será en ese partido, el día 29, antes de que termine el año, el partido en el que podrá debutar Leticia con las Seminoles puesto que se le ha otorgado la elegibilidad inmediata de la NCAA y dejará de ser una Redshirt para pasar a ser una jugadora más del equipo sin ningún tipo de “castigo”.

Atrás quedó su pesadilla para conseguir la “carta de libertad” de K-State, atrás quedan los días de entrenamientos sin poder jugar con FSU, atrás quedan los malos momentos. El día 29 de diciembre, probablemente, veremos a Leticia Romero vestida de corto y lista para salir a la cancha del Donald Tucker Center, delante de su público, donde volverá a hacer la ronda de calentamiento que tantas veces antes ha hecho. Volverá a sentir el rugido de la gente desde la pista con el balón en sus manos, podrá volver a hacer lo que más le gusta: jugar al baloncesto. Y el público volveremos a disfrutar con jugadas como las realizadas en el Mundial U19 cuando tan solo tenía 18 años.

Se nos acabó a los aficionados nuestra pesadilla, no ver a Leticia Romero jugar.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response