Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Conociendo a la U18 (I)

Montserrat Millán 28 mayo, 2012 Baloncesto Femenino, FIBA, Selfem No hay comentarios

Aprovechando la concentración de la U18, vamos a ir conociendo un poco más sobre las jugadoras que han estado la pasada semana en Castelldefels.

En esta primera entrega conoceremos un poco mejor a Elena de Afredo, Laura Correa,  Yurena Díaz y a Yaiza Lázaro. Yurena Díaz, a pesar de no pertenecer a esta generación también ha estado como invitada en la concentración de Castelldefels, por eso hemos decidido incluirla y aprovechar para preguntarle cómo se encuentra tras la lesión.

Las protagonistas de la concentración en Castelldefels | Jordi Pérez

Elena De Alfredo (Asefa Estudiantes)

Elena De Alfredo | Foto: Jordi Pérez

Para los que no te hayan visto jugar todavía, cuéntanos cómo te definirías como jugadora.
Me definiría como una jugadora muy competitiva y muy trabajadora. Nunca estoy conforme, siempre quiero aprender más y sobre todo no me gusta ponerme techo alguno. El ámbito que más me gusta, es mi puesto, el de base. Y algo que me gusta más que nada es el tiro, podría pasarme días enteros únicamente tirando a canasta. Y sobre todo me gusta tener que mejorar algo cada día y aprender de los demás y que los demás puedan aprender de mí.

¿Y como persona?
Me defino como muy amiga de mis amigos, también tengo un carácter fuerte. Me gusta ayudar y escuchar a los demás cuando tienen problemas.

¿Cuándo y por qué empezaste a jugar a este deporte?
Cuando tenía tan solo 4-5 añitos ya empecé a jugar, porque mi hermana mayor jugaba e iba a verla y por así decirlo tuve “un flechazo” con el baloncesto, y desde entonces no me he separado de él.

¿Qué es lo que más te gusta del baloncesto?
No puedo destacar algo, porque me gusta todo de él. Lo definiría como una adicción que engancha a todos aquellos que lo probamos.

¿Qué es lo que más ilusión te hace de la posibilidad de estar en el Campeonato de Europa que se disputará en Rumanía?
Únicamente ya el hecho de representar a tantas jugadoras españolas ahí ya es motivo.  Sobre todo el hecho de compartir mucho tiempo con tus compañeras y amigas hacen que al final lo sientas como una familia. Y sobre todo porque es una experiencia única e inolvidable.

¿Con qué te quedarías de los días vividos en la concentración de Castelldefels?
Volver a encontrarme con compañeras y amigas que hacía mucho que no veía y poder jugar con ellas a lo que más nos gusta y por lo que nos reunimos.

De tus compañeras estos días, ¿cuál es la que más te ha impresionado verla jugar?
Todas las que están aquí merecen ser mencionadas por el hecho de haber llegado aquí y por el trabajo y talento que eso conlleva. Pero me gustaría hacer especial mención a Yurena Díaz, la invitada (de la u19) que tuvo una lesión de espalda grave con operación de por medio y me alegra enormemente volver a verla jugar y verla feliz por ello.
Además me gustaría hacer una mención a una veterana de esto, Laura Aliaga, que se le ha echado mucho de menos y espero que se recupere muy pronto de su lesión y vuelva a hacernos disfrutar en la pista.

¿Qué destacarías de vuestro entrenador Miguel Méndez?
Ya me entrenó el año pasado con la u18 y sobre todo destaco que tiene las ideas claras, me gusta mucho su forma de ver el juego y sobre todo que antepone el trabajo diario y el esfuerzo a cualquier cosa. Su palmarés habla por sí solo con las temporadas que lleva.

A lo largo de tu carrera, ¿quién te ha ayudado más a la hora de seguir luchando por intentar llegar lejos en este deporte?
En especial mi familia, que realmente son los que están diariamente aguantándome tanto en mis días buenos y en mis días malos. El apoyo de todos mis amigos y de entrenadores de toda la vida. Pero sobre todo lo que me ayuda día a día es el propio baloncesto, y todo lo que conlleva, y todo lo que me da.

¿Tienes algún sueño en especial?
Mi sueño es cumplir todos los que tengo, poder dominar todos los ámbitos del juego, y poder llegar a ser referencia en grandes equipos y en la selección absoluta. Y sobre todo nunca perder la ilusión por esto, eso creo que es lo más importante

Jugadoras nacionales a las que admiras.
Hay tantas, sobre todo Silvia Domínguez siempre me ha gustado y otra jugadora con la que convivido y he sido compañera, Sandra Ygueravide. Y también Marta Zurro, otra compañera de equipo y gran ejemplo como jugadora y persona.

Jugadoras extranjeras a las que admiras.
Becky Hammon y Maya Moore.

Laura Correa (Segle XXI)

Laura Correa | Foto: Jordi Pérez

Para los que no te hayan visto jugar todavía, cuéntanos cómo te definirías como jugadora.
Pívot con ambición de rebote, dura defensivamente y comprometida con el equipo.

¿Y como persona?
Decidida y con mucho carácter.

¿Cuándo y por qué empezaste a jugar a este deporte?
Empecé con 9 años porque en mi casa siempre se ha vivido el baloncesto.

¿Qué es lo que más te gusta del baloncesto?
Lo que más me gusta es el alma de equipo que lleva este deporte.

¿Qué es lo que más ilusión te hace de la posibilidad de estar en el Campeonato de Europa que se disputará en Rumanía?
El hecho de poder competir a nivel europeo y representando a tu país es una experiencia increíble.

¿Con qué te quedarías de los días vividos en la concentración de Castelldefels?
Ha sido la primera toma de contacto con el seleccionador y convivencia con nuevas compañeras. Ha sido muy positivo.

De tus compañeras estos días, ¿cuál es la que más te ha impresionado verla jugar?
Me ha impresionado bastante Marina Lizarazu, a pesar de tener un año menos ha sabido integrarse perfectamente.

¿Qué destacarías de vuestro entrenador Miguel Méndez?
Ha sido la primera toma de contacto con él, y aunque breve ha sido una experiencia muy positiva y transmite buenas vibraciones.

A lo largo de tu carrera, ¿quién te ha ayudado más a la hora de seguir luchando por intentar llegar lejos en este deporte?
Mi familia sobretodo, siempre me apoya y está ahí.

¿Tienes algún sueño en especial?
Llegar lo más lejos posible, disfrutando y aprendiendo cada vez más de este impresionante deporte.

Jugadoras nacionales a las que admiras.
Marta Zurro y Cindy Lima.

Jugadoras extranjeras a las que admiras.
María Stepanova y Lauren Jackson.

Yaiza Lázaro (Segle XXI)

Yaiza Lázaro | Foto: Jordi Pérez

Para los que no te hayan visto jugar todavía, cuéntanos cómo te definirías como jugadora.
Me considero una pívot fuerte y con habilidad de pies a la hora de jugar de espaldas bajo aro.

¿Y como persona?
Soy una chica muy sociable y cuando cojo confianza habladora, me gusta pasar tiempo con mis amigas y divertirme.

¿Cuándo y por qué empezaste a jugar a este deporte?
Empecé a jugar a baloncesto en tercero de primaria en el equipo del colegio para hacer deporte y pasar más tiempo con mis compañeras y amigas del cole a pesar de todo porque ya era alta para la edad que tenía.

¿Qué es lo que más ilusión te hace de la posibilidad de estar en el Campeonato de Europa que se disputará en Rumanía?
Me hace mucha ilusión poder tener esta oportunidad porque a parte de poder estar jugando a lo que más me gusta, puedo compartirlo con grandes personas y amigas que les encanta el baloncesto y sienten una gran pasión por este deporte.

¿Con qué te quedarías de los días vividos en la concentración de Castelldefels?
Me quedo con las experiencias compartidas con mis compañeras a nivel deportivo y personal y el trato de todo el cuerpo técnico.

De tus compañeras estos días, ¿cuál es la que más te ha impresionado verla jugar?
No podría especificar cual de todas es la que más me ha impresionado ya que comparto equipo con cuatro de ellas y a casi todo el resto de compañeras ya las había visto jugar y ya sé cómo se mueven en pista, creo que es una gran selección de jugadoras.

¿Qué destacarías de vuestro entrenador Miguel Méndez?
Que es muy buen entrenador y se fija hasta en el mínimo detalle para poder crear un gran equipo de la selección española y ayudarnos a crecer como jugadoras, centrándose en el juego interior y a partir de este punto lograr que nos compenetremos jugando como cada una de nosotras sabemos.

A lo largo de tu carrera, ¿quién te ha ayudado más a la hora de seguir luchando por intentar llegar lejos en este deporte?
Mi mayor punto de apoyo ha sido la familia, que siempre han estado ahí cuando se les ha necesitado pero no se les puede quitar méritos a todos los entrenadores que he tenido ya que ellos me han enseñado a jugar y llegar a ser como soy.

¿Tienes algún sueño en especial?
Sí, me gustaría llegar a jugar en Liga 1 y en un futuro poder llegar a representar a España a nivel absoluto.

Jugadoras nacionales a las que admiras.
Cindy Lima y Luci Pascua.

Jugadoras extranjeras a las que admiras.
Erika de Souza.

Yurena Díaz (Gran Canaria 2014 La Caja de Canarias)

Yurena Díaz | Foto: Jordi Pérez

Para los que no te hayan visto jugar todavía, cuéntanos cómo te definirías como jugadora.
Soy una base bastante alta, puedo tirar de 3 y penetrar tanto para buscar finalizaciones como para abrir espacios a mis compañeras. No soy una jugadora que destaque por su fuerza, pero si por la habilidad con el balón y por saber organizar dentro de la pista.

¿Y como persona?
Intento ser positiva ante situaciones adversas, y prefiero aparentar que todo va bien aunque por dentro sienta todo lo contrario, para transmitir seguridad. No me gusta hacer las cosas en el último minuto y mis amigos saben que si me necesitan pueden contar conmigo aunque sólo sea para escucharlos.

¿Cuándo y por qué empezaste a jugar a este deporte?
Comencé a entrenar con 4 años, en ese momento mi hermana mayor aún jugaba y yo quería ser igual a ella en todo. También influyó mucho que mi padre fuera jugador durante muchos años.

¿Qué es lo que más te gusta del baloncesto?
Observar que mejoro con cada sesión de entrenamiento, aunque tenga que hacer cosas en ellas que muchas veces no me apetece hacer, porque cuando llega la recompensa sientes que ha merecido la pena y eres capaz de entrar en un pabellón lleno de personas con la seguridad de que has trabajado mucho y que vas a dar lo mejor de ti en el campo.

Después de la lesión que te ha tenido en el dique seco, ¿cómo ves las posibilidades de estar compitiendo este verano con la selección?
Me veo con bastantes posibilidades ya que he hecho la recuperación poco a poco y mi cuerpo está respondiendo bien. Aún me queda algo de tiempo para poder ponerme en forma, y recuperar la coordinación que me falta antes de que llegue el momento de demostrar que estoy completamente recuperada, y así poder jugar una competición de ese nivel.

El año pasado con la U18 estuviste a las órdenes de Miguel Méndez, ¿qué destacarías de él?
Las ganas que tiene de trabajar, las que también nos transmitió, y la humildad con las que nos hizo jugar cada uno de los partidos.

¿Con qué te quedarías de los días vividos en la concentración de Castelldefells?
Con la sensación de verme entrenar por fin (aunque esto se traduzca en agujetas), y muy contenta de haber conocido a las chicas de esta generación ya que el primer día casi todas eran caras nuevas para mí.

De tus compañeras estos días, ¿cuál es la que más te ha impresionado verla jugar?
Me han impresionado todas. Es una generación muy alta y que trabaja muy bien y pienso que si siguen así harán un buen verano junto con Elena de Alfredo y con las chicas que no han podido venir a esta concentración.

A lo largo de tu carrera, ¿quién te ha ayudado más a la hora de seguir luchando por intentar llegar lejos en este deporte?
El no haberme rendido nunca y el que no me hayan dejado hacerlo. También el apoyo de mis padres y mis amigos que aunque muchos no viven en la isla se sienten cerca cuando necesitas cualquier cosa.

¿Tienes algún sueño en especial?
Más que sueño yo lo llamaría metas a largo plazo, y las que me he marcado es terminar la carrera sin dejar de jugar y poder llegar a participar en una liga de mayor nivel, todo esto sin perder de vista las metas a corto plazo, que en este momento la mía es terminar de recuperarme.

Jugadoras nacionales a las que admiras.
Silvia Domínguez y Marta Fernández.

Jugadoras extranjeras a las que admiras.
Maya Moore y D’andra Moss.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response