Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Femenina, LF2, FIBA…

Conociendo a… Vicky Llorente

Nació en Lanús (Buenos Aires), se define como una persona humilde y trabajadora, dentro de la cancha una jugadora con carácter y siempre con ganas de seguir mejorando. Con un gran futuro por delante, la jugadora del Gernika Kesb y de la Selección Argentina, Vicky Llorente de tan solo 19 años nos cuenta sus comienzos en el básquet, cómo se adaptó a su nueva vida en España, el bronce con la Selección en Canadá 2015 y el sueño de Rio 2016.

Rocío y Vicky en un momento de la entrevista | Foto: Samu M. García

Rocío y Vicky en un momento de la entrevista | Foto: Samu M. García

¿Cómo fueron tus comienzos? ¿Quién te introdujo en este deporte?

Empecé a los 5 años, mi hermana mayor (4 años más grande) me animó, ella comenzó a jugar en el Club Lanús y detrás de ella fui yo. Al principio era tan chiquita que no podía jugar partidos, solo entrenaba. Yo tengo un carácter muy fuerte, dejé de jugar ese año, después vino la entrenadora a hablar conmigo y me convenció para que volviera a jugar… volví a empezar y la verdad que a partir de ahí me empezó a gustar cada vez más. Quise probar, al mismo tiempo hacía natación. Jugaba por hobby y a medida que iba pasando el tiempo me empezó a gustar, veía que tenía habilidad para el básquet.

¿Algún jugador al que admires?

Manu Ginobili y Luis Scola son dos pilares que tengo. Más Scola, porque Manu tiene un talento terrible, que yo creo que no tengo (risas). Por ahí en un futuro sí, pero por ahora no, entonces me identifico más con Luis, también por la posición en la que jugamos.

¿Qué objetivos te gustaría alcanzar?

Mi sueño era jugar en el extranjero profesionalmente, se me pudo cumplir y estoy muy contenta de que se haya hecho realidad. Otra meta que está muy cerca es poder clasificar a unas Olimpiadas con la Selección Nacional, es algo único que no se logró nunca y que creo que con el equipo como está hoy en día tenemos muchas chances de lograrlo.

¿Qué es lo que te gustaría mejorar?

En Argentina jugaba de 4 y de 5. Cuando llegué acá me recomendaron que lo mejor para mí, sería jugar de 2 o de 3. Con el entrenador trabajamos duro todas las semanas para poder pasarme a la posición de ‘3’ que la verdad es un cambio muy difícil y brusco, porque todo cambia, en Argentina siempre jugaba de ‘5’. Acá soy una de las más bajas y necesito pasar al ‘3’ para poder seguir jugando y tengo muchas ganas de hacer ese cambio. Mario López me dijo que tenga paciencia, es un cambio que lleva tiempo, no me tengo que agobiar y con el trabajo del día a día me voy a ir adaptando.

¿Cómo te definís dentro y fuera de la cancha?

Tengo mucho carácter, cuando entro a la cancha y juego se va la Vicky buena (risas). Soy una jugadora muy agresiva, que va siempre al frente, quizás no tengo mucho talento, pero me gusta trabajar día a día para seguir mejorando, si tenemos un partido malo, yo tengo la mentalidad de seguir entrenando para poder ser mejor y corregir esos errores que hizo que salgan las cosas mal. Fuera de la cancha soy amigable, buena persona, me considero una persona humilde, me gusta formar lindos grupos más allá de lo basquetbolístico dentro de la cancha, fuera de ella me parece que también es muy importante para el juego.

¿Te costó mucho tomar la decisión de venir a jugar a Europa? ¿Tenías en mente venir?

La verdad que sí, yo estaba acostumbrada a viajar con la Selección, hacía muchos viajes pero sabía que en algún momento iba a volver y sabía que mi familia iba a estar ahí. Esto es distinto, era irse y estar varios meses fuera de casa, nunca me había ido, pero tenía a toda mi familia apoyándome, mis amigos, toda la gente de allá me animó, no perdía nada intentándolo. Era algo que siempre quise, entonces dije que no podía perder esta oportunidad. Por ahora me está yendo muy bien, no tanto en lo basquetbolístico, sino con la gente, me ayudaron a acomodarme, a que me sienta tranquila. Era mi primera experiencia en el exterior.

Lo que me ayudó muchísimo fue que estuviera Gisela Vega, aparte de la gente de acá, tener una argentina es algo importante, ella es una de las jugadoras que más experiencia tiene. Me ayuda en todo lo que puede.

¿Entonces Gisela Vega te animó a venir?

Me animó mucho. El saber que ella estaba, me ayudó a tomar la decisión.

¿Qué te dijeron tus padres, amigos, familia… cuando les dijiste que te ibas a jugar a España?

Me apoyaron muchísimo, eso me facilitó a tomar la decisión, mis amigas se pusieron tristes, mi familia también por un lado, pero sabían que era lo mejor para mí y para mi futuro. Son poquitos meses, nosotras empezamos en agosto y para las fiestas de navidad podemos volver unos días, después retomamos hasta final de temporada que termina en marzo. Al final no es tanto, es un poco difícil pero es llevadero. Me comunico todos los días con ellos.

¿Qué extrañas de Argentina? ¿Te costó adaptarte a Gernika?

Extraño todo, las costumbres, el habla, el mate no porque me lo traje… pero la comida, igual acá comen muy bien (risas). Los primeros días sí, no entendía nada, me quería volver corriendo a mi casa pero a medida que fue pasando el tiempo, la gente de acá es muy buena, me hicieron sentir como en casa, el equipo, el entrenador, cuerpo técnico, los dirigentes… fue pasando el tiempo y me fui acomodando. Hoy en día estoy jugando como en Lanús, estoy muy cómoda. En el equipo hay varias extranjeras y sabes que están en tu misma situación, cuando alguna extraña, todas tratamos de aconsejarnos y animarnos entre nosotras.

Sos la más joven de la Selección, ¿cómo te recibieron las compañeras?

Ya había jugado los ODESUR, pero no estaban todas las jugadoras de la Selección mayor, el año pasado fue mi debut con todo el equipo completo. La verdad que me recibieron muy bien, siempre hablaba con ellas y me contaban que cuando eran más chicas y tenían que jugar en el equipo de las mayores, las hacían pagar mucho el “derecho de piso” como llevar el agua, al ser la más joven, tienes que hacer tal cosa para ganarte todo lo que tuvimos que hacer para poder llegar acá. Cuando fui me trataron como una más del equipo, me hicieron sentir muy cómoda.

Argentina hizo un gran torneo en el FIBA América, en la primera fase ganaron sus 4 partidos del grupo, a pesar de la derrota contra Cuba en semifinal, lucharon contra Brasil el tercer y cuarto puesto, y con un gran partido se colgaron el bronce. ¿Cómo viviste vos y el grupo ese momento?

Fue algo único, hacía más de 40 años que la Selección mayor no le ganaba a Brasil. No lo podíamos creer ni nosotras. Cuando le ganamos el primer partido queríamos ir por más, tuvimos el desliz contra Cuba pero el perder contra ellas nos hizo más fuertes. Sabíamos que volvíamos a enfrentarnos con Brasil y queríamos volver a ganarles, sabíamos que podíamos.

Además de la medalla, ¿cuál fue tu mejor recuerdo de ese campeonato?

El equipo, compartir ese torneo con las personas que lo compartimos fue algo muy lindo, se formó un lindo grupo. No tenía muchos minutos en la cancha por ser la más chica o por decisión del entrenador, pero lo disfruté mucho, era un clima muy positivo en donde todas empujamos para el mismo lado y por el mismo objetivo. Disfruté y aprendí con jugadoras que tienen mucha experiencia.

¿Quién es la más divertida de la Selección?

Gisela Vega (risas), está loca, es muy divertida. Era todo el tiempo reírnos, cantar… Disfrutábamos al máximo todos los momentos, las comidas, el antes y después de los partidos… Es muy lindo ir a un torneo con la Selección. Representar a tu país es algo increíble y más después de venir acá, me doy cuenta que el básquet es profesional, porque en Argentina jugaba en el club con mis amigas, que también era muy lindo, pero llegar acá y jugar profesionalmente donde llegas, no conoces a nadie después vas a la Selección y las conoces a todas, son de tu mismo país, tienen las mismas costumbres, la misma sangre, es algo muy lindo y muy diferente a esto y lo disfruto muchísimo más.

Argentina quiere seguir haciendo historia, ahora va a luchar por su primera participación en unos JJOO, y quiere lograr una de las 5 plazas que hay. ¿Cómo ves a la Selección de cara al Repechaje?

Va a ser muy complicado, pero tenemos muchas ganas de cumplir ese sueño, tenemos un gran equipo para cumplirlo, estamos trabajando y vamos a seguir trabajando para poder lograrlo. Sabemos quiénes son nuestros rivales, nosotras

siempre vamos a ir a por todo. Ahora cuando nos volvamos a juntar, vamos a esforzarnos al máximo para tratar de formar bien el equipo para entendernos entre nosotras, no guardarnos nada, estar seguras de que trabajamos lo necesario para poder lograr este gran sueño.

¿Hiciste alguna promesa si clasifican a Rio?

Bueno, la verdad es que promesas no hice, pero muchas del equipo sí hicieron y prometieron tatuarse la sigla de las Olimpíadas, así que si me apuran un poco me lo hago yo también, sería algo muy lindo. Un buen recuerdo de algo increíble.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response