Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Copa de la Reina 2013 (I): Removiendo conciencias

Jorge Acero 12 marzo, 2013 Baloncesto Femenino No hay comentarios
Anna Caula durante la rueda de prensa | Jorge Acero

Aunando esfuerzos. La particular realidad de nuestro baloncesto femenino se ha dado cita durante este último fin de semana en Zamora para, Copa de la Reina mediante, ofrecer un espectáculo vibrante, emocionante, vehemente. Atropelladas crónicas al márgen, Zona Dos Tres ofrecerá durante toda la semana algunos de los entresijos, una mirada diferente, de una Copa de la Reina que, aunque dominada por sus favoritos, no ha dejado a nadie indiferente. En este primer capítulo, las jugosas ruedas de prensa que los cuatro entrenadores participantes ofrecieron al término de sus respectivos partidos. No tienen desperdicio.

Anna Caula, visiblemente molesta tras caer ante Rivas Ecópolis | Jorge Acero

El primero en comparecer ante los medios de comunicación fue Miguel Martínez Méndez, entrenador de Rivas Ecópolis. En una primera valoración del partido en que su equipo se deshizo de Spar Uni Girona en la primera semifinal de la Copa de la Reina, destacó el nivel defensivo que alcanzó su equipo, subrayando la “solidez defensiva a partir de la cual pudimos acercarnos a nuestro nivel”, por la que “sus principales jugadoras, Noemí Jordana, Allison Feaster y Jacinta Monroe no tuvieron ni el sitio ni los tiros que suelen tener”.  Preguntado por Laura Nicholls, recientemente (re)incoporada a la disciplina del equipo, el preparador gallego confesó que “no está a su nivel, sobretodo ofensivamente; es una chica con un instinto defensivo tremendo y ahí nos está ayudando mucho”. No obstante, destaca para con Laura Nicholls que “lo importante es que vaya entrando poco a poco en este mes y medio que queda de competición”. Horas antes de conocer que Perfumerías Avenida sería el segundo finalista de la Copa de la Reina, Miguel Méndez reconocía, entre risas, preferir encontrarse en la final “al equipo que peor juegue de los dos, pero como el que peor juegue de los dos se irá a casa…”. Bromas al margen, auguró que la segunda semifinal sería “un partido igualado, seguro competido”, en el que Tintos de Toro Caja Rural tendría “que estar al nivel defesivo que exige el partido para poder competir” contra un Perfumerías Avenida al que consideraba “claro favorito”; sus “mejores jugadoras, mucho más expertas en este tipo de partidos”, marcarían la diferencia ante el anfitrión.

Inmediatamente después Anna Caula irrumpía en sala de prensa decidida a romper con el discurso políticamente correcto del entrenador de Rivas Ecópolis. “El equipo ha respondido de una manera excelente hasta el descanso”, declaraba la entrenadora de Spar Uni Girona. “En ese momento Rivas Ecópolis ha endurecido muchísimo el partido, se lo han permitido y, si a equipos de esta magnitud física les permites según qué nivel de contacto, ofensivamente te resientes”, manifestaba, molesta con el criterio de los árbitros. A pesar de todo, la actual seleccionadora U20 no pudo evitar rendirse a la superioridad de su rival. “Tras el descanso se ha notado la diferencia de plantillas”, reconocía. “Nosotras tenemos las piezas muy justas y dependemos de un excelente rendimiento de todas ellas. Rivas Ecópolis tiene dos jugadoras prácticamente por rotación”, de manera que “si llevamos a Rivas Ecópolis a 60 puntos es que defensivamente estamos haciendo los deberes para poder ganarles, pero ese trabajo tiene que ir acompañado por eficacia en ataque, y eso no lo hemos tenido hoy”. Sea como fuere, no perdió en ningún momento la sonrisa. “Aunque sabes que tienes el 95% de las opciones de perder, siempre sueñas con que sea ese día; por ello, aunque no tocara ganar, siempre sabe mal perder”, reconocía desencantada pero al mismo tiempo realista, sensata, satisfecha. “Como club tenemos que saber disfrutar de lo que nos está ocurriendo”, declaraba en clara alusión al hito que supone la segunda participación consecutiva de Spar Uni Girona en la Copa de la Reina, y su fantástico rendimiento en Liga Femenina, donde a falta de tres jornadas ya han certificado la tercera posición. Ávidos de un titular aún más jugoso, los distintos medios de comunicación allí presentes insistieron en conocer a fondo las sensaciones de una Anna Caula, por momentos resignada. “Creo que han permitido distinto en los dos aros; si a un equipo tan duro físicamente como Rivas Ecópolis se le permite un extra, no puedes pelear”. Ardientes (aunque no airadas) declaraciones, que desembocaron inevitablemente en una inquietante reflexión que pretendía remover conciencias. “Creo que esto es un espectáculo, hay que buscar que estos partidos seduzcan a la gente, por lo tanto no puedes permitir que todo valga sobre la cancha, porque luego el baloncesto femenino no es bonito”, afirmaba. “Hasta que todos los estamentos no entendamos esto, nos seguirá faltando ese poquito para que el baloncesto femenino, que ya de por sí es un deporte complicado, seduzca un poco más todavía”. Entonces se hizo el silencio. La pícara sonrisa de Anna Caula había (im)puesto un pronunciado y muy elegante punto y aparte. Punto porque así concluyó su comparecencia ante los medios. Aparte porque sus desclaraciones, buscarán encontrar cobijo en las privilegiadas mentes que corresponda.

Tras la segunda semifinal, Juan de Mena, entrenador del Tintos de Toro Caja Rural, realizó una “valoración muy sencilla: Perfumerías Avenida fue superior durante todo el partido”. Durante la primera parte, Tintos de Toro Caja Rural estaba cuajando un partido, en palabras de su entrenador, “dentro de lo que nosotras nos podíamos permitir”, pero “sobretodo en el tercer cuarto la superioridad ha sido manifiesta, el parcial ha sido definitivo; han ganado un partido muy cómodo para ellas”. Tampoco fue el mejor día de alguna de sus jugadoras. Mariona Ortiz, Amy Denson y Taru Tuukkanen, tres de sus mejores jugadoras, tan sólo sumaron entre las tres 12 puntos, con un escalofriante 6/26 en tiros de dos, pero su entrenador estaba tranquilo. “Estaban jugando una semifinal de la Copa de la Reina, creo que nadie nos puede reprochar actitud”, las defendía. “Hemos tenido falta de acierto, un montón de canastas sencillas, de tiros cómodos que no hemos anotado.. eso es lo que marca la calidad de unos equipos y otros”. Cree ciegamente en sus jugadoras más jóvenes, pero relaciona inevitablemente su desarrollo al crecimiento del equipo a corto plazo. “Creo que muchas jugadoras mías tienen mucho futuro, y van a llegar bastante más arriba si nosotros somos capaces de crecer”, aseguraba. “Nos quedan dos partidos de Liga Femenina, si los ganamos estaremos en PlayOffs, pero eso será a partir de mañana, ahora mismo hay que digerir esta derrota; hemos entregado la victoria demasiado fácil”. Cuando se le preguntó por su favorito para hacerse con la LI Copa de la Reina, Juan de Mena confesó, aunque lo hizo sin decantarse hacia ninguno de los dos contendientes. “Se ha demostrado en las dos semifinales que son dos equipos superiores al resto. Los demás le ponemos muchas ganas, le ponemos ilusión, pero tenemos que hacerlo todo perfecto para poder siquiera competir”, aseguraba ligeramente resignado. “En cuanto bajas el nivel, los demás no tenemos muchas opciones, pero Perfumerías Avenida y Rivas Ecópolis están muy igualados”. Cree que pudieron hacer más, pero asegura que con algo más de perspectiva, en ese preciso momento en que la derrota haya sido digerida, intentarán luchar por repetir la experiencia compitiendo con más garantías si cabe.

El último turno de la jornada del sábado fue para Víctor Lapeña. Radiante, aunque tranquilo, no dejó escapar la oportunidad de “felicitar a la ciudad de Zamora por volcarse con el baloncesto femenino, y a la FEB por hacer lo propio con la realización de esta Copa de la Reina”. Asímismo, quiso “darle la enhorabuena a Tintos de Toro Caja Rural que ha querido estar siempre en el partido”. Una circunstancia que, implicado en su primera valoración del partido, valora positivamente dada la ingente generación de “dudas en el balance, en el rebote, e incluso a la hora de anotar”. Precisamente por ello, del segundo cuarto destacó el “control muy importante de nuestro momento malo: ser capaces de reconocerlo, y a partir del descanso haber sabido aprovechar el momento bueno para jugar con más fluidez, desgastar un poquito a Zamora y sacar una renta adecuada”. Con la mente puesta en la final ante Rivas Ecópolis, Víctor Lapeña se mostraba contento porque “el equipo ha querido ser competitivo constantemente, y para mí eso es lo más importante de cara a tener la mente preparada para mañana”. Y es que para el entrenador de Perfumerías Avenida, lo más importante de cara a un partido como el del domingo “es la mente. Si la mente del jugador está descansada y sabe lo que quiere, tendremos un partido muy competitivo”. De Rivas Ecópolis “me preocupa todo, empezando por el banquillo: un excelente entrenador, con mucha experiencia, un entrenador ayudante espectacular y un cuerpo técnico muy completo”. Consciente de que “la final es de las jugadoras”, afirmaba que “lo que vamos a intentar es ser muy serios, valientes, y tener total seguridad en el planteamiento que hagamos”. Para el entrenador aragonés, la temporada 2012/2013 está reuniendo sensaciones muy dispares aunque impresionantes todas ellas. Primero fue UNB Obenasa, un ambicioso proyecto cargado de ilusión en el que precisamente él era el buque insignia. Y en cuestión de meses, Perfumerías Avenida: Liga Femenina, Euroleague, Copa de la Reina. “Lo que hago es intentar usar la normalidad en todo”. Se nota. Y lo transmite. “A las jugadoras les diego que disfruten. A nadie le gusta perder, pero.. vamos a pasárnoslo bien todos. ¡Vosotros también!”, acuciaba a los periodistas allí apostados. “¿Habéis visto cómo estaba el pabellón? ¿Habéis visto cómo está Zamora? ¿Voy a sufrir? Nada. Mañana que gane el mejor”, añadía. “Si pierdo estaré tranquilo, nada me influirá, seguiré trabajando porque queda un final de Liga Femenina apasionante. Si gano estaré super contento, pero claro.. el martes juego en Pamplona”. La normalidad terminó por mezclarse con la admiración, el respeto, la confianza. Las palabras de Víctor Lapeña, a tan sólo unas horas de disputar una final, transmitían una serenidad apabullante. Tanto es así que pase lo que pase, declaraba, “seguiré disfrutando porque hago baloncesto. En este momento me dedico a esto, y esto es lo más grande que hay en el mundo para mí”. Ganar o no ganar, he ahí la cuestión. Disfrutar. Y es que el baloncesto femenino es, por suerte o por desgracia para quienes lo disfrutamos desde dentro, lo más importante de las cosas que no son importantes. Larga vida a Víctor Lapeña. Más aún al baloncesto femenino.

Así concluyó la jornada del sábado en Zamora. De la del domingo, más mediática si cabe, se han hecho eco innumerables medios de comunicación, especializados o no. Despertamos de esta forma, escapando de la inmediatez actualizada al instante por nuestra compañera Raquel Pascual, una serie de capítulos en los que Zona Dos Tres intentará trasladar al lector sus sensaciones en la ineludible cita del baloncesto femenino con el espectáculo de la Copa de la Reina. El primero de ellos, lo “escriben” los cuatro entrenadores participantes, cuyas jugosas declaraciones no sólo no dejaron a nadie indiferent, sino que procuraron remover las conciencias de quienes corresponda. La normalidad, por bandera. La realidad, sin tapujos. Todo poder, incluido el que proporciona el banquillo, lleva implícita una gran responsabilidad, y Miguel Martínez Méndez, Anna Caula, Juan de Mena y Víctor Lapeña, entre otros muchos, lo saben.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response