Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Femenina, LF2, FIBA…

Cristina García: «El baloncesto ha sido mi vida»

Septiembre de hace siete años, uno de los fichajes estrella del por entonces Stadium Casablanca, actual Casademont Zaragoza, anunciaba menos de dos meses después de su contratación por el conjunto maño, su retirada de las pistas; poniendo de este modo el punto y final a más de dos décadas de baloncesto al más alto nivel. A pesar de su retirada, el deporte sigue siendo el hilo conductor en el día a día de nuestra protagonista, pues desde el pasado mes de diciembre es la concejala de deportes del Ayuntamiento de Zaragoza. Hoy se pasa por Zonadostres, la alero de Segle XXI, Cadí La Seu D’ Urgell o Stadium Casablanca, entre otros equipos; hoy en lo que podríamos llamar ¿qué fue de…? Cristina García Torres.

Confinamiento, desescalada, nueva normalidad… son palabras que ahora copan casi cualquier conversación. Más que preguntarte por cómo has vivido toda esta situación me gustaría saber, ¿qué has sacado de ella? ¿crees que es verdad eso de que a partir de ahora seremos mejores?

El Covid nos ha cogido a todos por sorpresa. Jamás hubiese imaginado este escenario. Nos ha hecho reflexionar sobre las cosas importantes y creo que, todos nos hemos dado cuenta, del valor que tiene lo más básico. En estos meses solo pensábamos en volver a abrazar a los nuestros, en lo más sencillo. No sé si seremos mejores, lo que sí que creo es que nos ha hecho cambiar prioridades. A veces destinamos el tiempo a cosas absurdas y nos olvidamos de lo importante.

Hablando de la nueva normalidad, esta ha venido casi con “un pan debajo del brazo” para el baloncesto femenino zaragozano tras el acuerdo de vinculación entre el Basket Zaragoza y el Stadium Casablanca. ¿Cómo explicarías la importancia de este acuerdo? ¿qué trae consigo que Zaragoza mantenga un equipo en la Liga Femenina Endesa?

Aún no somos conscientes de lo que significa este acuerdo para la ciudad. No ha sido fácil, pero me gustaría agradecer a los dos clubs y a la federación el esfuerzo para que esto se haya hecho realidad. Con este acuerdo se consigue abrir el abanico de opciones para las más pequeñas. El salto de junior a Liga Femenina era inviable para la mayoría. Tener al equipo de LF al mismo nivel que el ACB y con una apuesta ambiciosa, es un éxito que me reafirma en que el baloncesto femenino sigue creciendo y ganando peso.

Los aficionados maños podrán seguir disfrutando de un baloncesto femenino del que hace años tú vivías como jugadora. ¿Qué recuerdas de esa etapa? Ahora ya con la calma que da el paso del tiempo, ¿crees que ese era el momento de tu retirada o quizás podías haber competido un tiempo más?

El baloncesto ha sido mi vida. Renuncié a todo por él y fue mi mejor decisión. Me siento una privilegiada por todo lo que he vivido y por la gente que he conocido. He crecido con él, estás en continuo aprendizaje, nunca es suficiente, te hace sacar lo mejor de ti. Lo viví intensamente, disfruté muchísimo y también supe superar momentos duros que me hicieron madurar a pasos agigantados. Separamos nuestros caminos en 2013 a nivel profesional pero no me arrepiento. La vida son etapas y creo que en ese momento ya no podíamos darnos más uno al otro.

El paso de deportista de élite a ciudadano de a pie debe ser complicado, en tu caso, ¿cómo afrontaste este importante cambio? ¿crees que desde las instituciones se puede ayudar de algún modo a darlo de la mejor manera posible?

No es fácil. Pasé de una vida donde el 70% de mi tiempo lo pasaba en un pabellón a no tocar un balón. Es complicado ese paso porque te sientes desubicada, no sabes muy bien hacia donde ir, pero me gustan los retos y tuve la suerte de estar muy bien acompañada y empezar una nueva etapa. Nunca podré agradecerle a esta ciudad (Zaragoza), la acogida que me brindó.

Diplomada en Magisterio por la Universidad de Barcelona, profesora de colegio, coordinadora de escuela de verano para niños, consultora de empresa y en la actualidad concejala de deportes del Ayuntamiento de Zaragoza. Un currículum, en el que, si añadimos tus 13 años como deportista profesional, el deporte es el hilo conductor. ¿Qué destacarías de cada etapa? ¿Cómo fue tu llegada a la política?

Cada etapa tiene lo suyo. Sacarse una carrera a la vez que eres profesional del deporte no suele ser fácil. Requiere de mucha fuerza de voluntad, de sacrificar vida social y familiar para sacar horas de donde sea pero lo conseguí y puedo decir que eso me hizo sentir orgullosa. Nunca he tenido problema para adaptarme a lo que sea. Era polivalente en la pista y también en la vida real. Cada camino que empiezas acaba llevándote a lugares interesantes que marcan el relato de tu vida. La política llegó por sorpresa y de forma inesperada. Reconozco que dudé de si debía coger ese camino, de si sería capaz. Pero a veces los retos más importantes llegan cuando menos te lo esperas y te deparan cosas alucinantes. Soy feliz con mi vida actual, aunque no deja de ser un cargo de enorme responsabilidad y muy expuesto.

Desde el ámbito político, institucional y centrándonos en el deporte femenino ¿cuál es tu valoración de la evolución que ha sufrido en los últimos años? ¿Cómo seguir mejorando?

Ahora veo al deporte femenino desde otra perspectiva. Mi objetivo es visibilizar desde la administración pública la importancia de apoyar estos proyectos. El deporte femenino necesita estar constantemente justificando su importancia. El deporte masculino mueve los recursos por sí solos; nosotras tenemos que demostrar nuestra valía cada día. Que los órganos públicos le den el espacio que merece, es mi principal encomienda.

En cuanto al baloncesto femenino, como alguien que lo ha vivido de primera mano, ¿cómo le explicarías al lector la evolución que ha sufrido? ¿qué anécdota podrías contarnos que refleje ese cambio?

Siempre pienso en la suerte que tienen ahora las jugadoras con el impacto mediático que han generado. Hace unos años era impensable, pero a día de hoy, podemos decir que el baloncesto femenino atrae y se lo ha ganado a pulso. Una de las cosas que lo reafirma, es la apuesta de clubes masculinos por la sección femenina. La igualdad de condiciones está lejos, pero hemos avanzado mucho.

Deportista, profesora y política si tuviera que definir a Cristina García teniendo en cuenta no solo su plano profesional, ¿cómo lo haría? ¿qué objetivos tienes en el horizonte?

Siempre hay retos en el horizonte. Soy madre de dos niños y mi trabajo requiere de muchas horas. Me gustaría tener más tiempo para ellos, pero sé que en un futuro lo compensaremos. Disfruto con mi trabajo, soy una privilegiada porque me da la oportunidad de cambiar las cosas, de hacer la vida más fácil a los demás y eso, personalmente, me llena mucho.

Ser madre conlleva una gran responsabilidad. Creo que es el reto más importante de mi vida. Me gustaría que mis hijos fueran chicos autónomos, capaces de pensar por sí solos, de decidir sus caminos en la vida. Siempre estaré ahí para apoyarlos, para levantarlos cuando caigan, pero jamás para decidir por ellos.

Ahora estoy inmersa en una vorágine que me encanta, pero también, preparada para lo que pueda llegar.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response