Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

De Becky a Coach Hammon

Zona 2-3 1 octubre, 2015 Baloncesto Femenino, WNBA No hay comentarios
Becky Hammon en rueda de prensa | Foto: WNBA

En el verano de 2014, Becky Hammon abrió una puerta que hasta entonces había permanecido cerrada. Por primera vez en la historia, una mujer era contratada como entrenadora ayudante a tiempo completo en la NBA. Los actuales campeones, San Antonio Spurs, decidieron que la ex jugadora encajaría a la perfección en su cuerpo técnico. De este modo, Becky comenzaba su andadura en los banquillos con una oportunidad única. Un verano más tarde, como primera entrenadora, Hammon guiaría a San Antonio al título de la Liga de Verano de Las Vegas. Sin embargo, su trayectoria profesional, que repasamos aquí, no ha sido precisamente un camino de rosas.

Becky Hammon en rueda de prensa | Foto: WNBA

Becky Hammon en rueda de prensa | Foto: WNBA

Estrella en Colorado State

Rebecca Lynn Hammon (11/3/1977) empezó jugando al baloncesto en su Rapid City (Dakota del Sur) natal. En su último año en el Stevens High School fue elegida jugadora del año en Dakota del Sur gracias a unos números de 26 puntos, 4 rebotes y 5 asistencias por partido.

Tras una exitosa carrera preuniversitaria, Becky se uniría a la Universidad de Colorado State, donde no pasó desapercibida. En la temporada 98-99 Hammon guió a su equipo al Sweet Sixteen de la NCAA, con un balance de 33 victorias y solo 3 derrotas. En su época universitaria batió varios récords, convirtiéndose en All-American y también fue nombrada deportista femenina del año en Colorado. Actualmente, Becky sigue siendo la jugadora de esta universidad que más puntos ha anotado (2.740), que más asistencias ha repartido (538) y que más balones ha robado (315).

El 12 de noviembre de 2004, ingresó en el Salón de la Fama de la Universidad de Colorado State y unos meses después, el 22 de enero de 2005, su camiseta con el número 25 a la espalda fue retirada en el Moby Arena. En 2015 entró a formar parte del Salón de la Fama de Colorado.

Ignorada en sus inicios profesionales

En 1997 había comenzado una nueva liga de baloncesto femenino en los Estados Unidos, la WNBA. Hammon tenía la ilusión de poder formar parte de uno de los equipos, pero ninguno la seleccionó en el Draft de 1999. Sin embargo, New York Liberty creyó que la pequeña base merecía una oportunidad y la fichó como agente libre. Con trabajo duro, Becky demostró que podía tener un hueco en la liga. Esa temporada su equipo alcanzó las finales de la WNBA que, pese a perder frente a Houston Comets, serán recordadas por la famosa canasta desde el medio campo de Teresa Weatherspoon para forzar el tercer partido. Becky anotó 10 puntos en ese memorable segundo encuentro.

Al año siguiente volverían a alcanzar las finales de la WNBA, sucumbiendo de nuevo ante las imbatibles Houston Comets (2-0). Becky acabaría su segunda temporada con 11 puntos, 2 rebotes y 1,8 asistencias por partido. En 2002 llegarían a las finales por tercera vez en cuatro años, pero el título no viajaría tampoco hacia New York. Esta vez el equipo de Los Angeles Sparks fue su verdugo (2-0). Después del 2003, año en el que Hammon sufrió una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, Teresa Weatherspoon dejó de formar parte de las Liberty, por lo que Becky pasaba a ser la base titular del equipo. Además, se convirtió en co-capitana junto con Vickie Johnson y Crystal Robinson.

En unos pocos años Becky Hammon había pasado de no ser elegida por ninguna franquicia a ser una de las preferidas por los aficionados de las Liberty. En 2005 fue elegida por segunda vez para disputar el All-Star, la primera como titular. Además, ese año anotó su punto número 2.000 en la WNBA y fue incluida en el segundo mejor equipo de la temporada. Hammon se consolidaba como una de las mejores bases de la competición, pero su tiempo en New York estaba llegando a su fin…

Baloncesto al otro lado del charco

Dado que la WNBA solo se disputaba durante los meses de verano, muchas jugadoras decidían fichar por otros equipos fuera de Estados Unidos durante el resto del año. Becky Hammon no fue una excepción y en la temporada 2001-2002 jugó en el club italiano Trentino Rovereto Basket.

En los siguientes años, una vez terminados sus compromisos profesionales con las New York Liberty, Becky decidió quedarse en su país para disputar la desaparecida NWBL. En la temporada 2002-2003 formó parte de las Tennesse Fury y en las siguientes militó en las filas del equipo Colorado Chill, ganando el campeonato en dos ocasiones.

En la temporada 2006-2007 recaló en el conjunto español Rivas Futura y las siguientes dos temporadas jugó para el club ruso CSKA Moscow, llegando a obtener la nacionalidad rusa que, como veremos más adelante, provocó un gran revuelo en su país natal.

Tras terminar su contrato en Rusia, volvería a España para unirse al Ciudad Ros Casares Valencia, donde alzaría la Copa de la Reina. En la temporada 2010-2011 jugaría de nuevo en un equipo ruso, Nadezhda Orenburg. Finalmente, terminaría su carrera como jugadora en Europa en el club ruso Sparta&k Moscow Region Vidnoje.

Bienvenida a San Antonio

Becky Hammon | Foto: WNBA

Becky Hammon | Foto: WNBA

En el año 2007 New York Liberty había traspasado a Becky Hammon a San Antonio Silver Stars. La jugadora, que se enteró de la noticia cuando se encontraba jugando para el club español Rivas Futura, dejaba atrás ocho temporadas en New York y se preparaba para una nueva aventura en San Antonio.

La temporada 2007 resultó ser la mejor de su carrera hasta el momento, promediando 18,8 puntos y 5 asistencias por partido. Becky volvió a ser seleccionada para disputar el All-Star como titular y fue incluida en el mejor equipo de la WNBA del año. Además, acabó segunda en la votación para el MVP de la temporada, galardón que terminaría llevándose la australiana Lauren Jackson.

En el 2008 condujo a San Antonio a su primer título de campeón de la Conferencia Oeste, pero en las finales de la WNBA fueron derrotadas por las Detroit Shock (3-0). Esa temporada fue elegida en el segundo mejor quinteto de la temporada.

Al año siguiente completó una de sus mejores temporadas en el plano individual, finalizando con 19,5 puntos, 5 asistencias y 3,3 rebotes por partido. Sin embargo, su equipo perdería en las semifinales de la Conferencia Oeste ante Phoenix Mercury, que terminaría proclamándose campeón de la WNBA. Becky volvió a ser incluida en el mejor quinteto de la temporada por segunda vez en su carrera.

En el 2011 sería nombrada una de las 15 mejores jugadoras de la WNBA de todos los tiempos y ese mismo año anotaría el punto número 5000 de su carrera. Además, fue elegida como All-Star por sexta vez.

En el 2013, con 36 años, Hammon sufriría la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda. ¿Sería el fin de su carrera en la WNBA?

Los Juegos Olímpicos de la polémica

Desde que era una niña, Becky Hammon había soñado con representar a su país en unos Juegos Olímpicos. La estadounidense creía que merecía la oportunidad de luchar por un puesto en el equipo olímpico, pero las puertas de la selección parecían cerradas para ella. Becky estaba abatida, pero la firma de un lucrativo contrato con el CSKA Moscow en 2007 iba a permitirle cumplir su sueño olímpico. En el año 2008 obtenía la nacionalidad rusa. Por fin disputaría unos Juegos Olímpicos, aunque fuese bajo la bandera rusa.

Anne Donovan, la seleccionadora estadounidense, criticó duramente esta decisión. “Si juegas y vives en este país, has crecido en el corazón de esta nación y te enfundas el uniforme ruso, no eres una persona patriótica”, dijo Donovan en 2008. “No me conoces. No sabes lo que la bandera significa para mí. No sabes cómo crecí. El verdadero patriotismo sería dar a cada persona una oportunidad justa”, respondió Hammon. Para la base “esto es solo baloncesto. No estamos en guerra con Rusia. La Guerra Fría terminó”.

Rusia y Estados Unidos se enfrentaron en las semifinales de los Juegos Olímpicos de 2008, con victoria para las americanas. Hammon y la selección rusa se colgarían al cuello la medalla de bronce, mientras que Estados Unidos acabaría en lo más alto del podio.

Al año siguiente Hammon conquistaría la medalla de plata en el EuroBasket de Letonia y en el 2012 volvería a enfundarse la elástica rusa en unos Juegos Olímpicos. En Londres, el combinado ruso tuvo que conformarse con un amargo cuarto puesto.

Becky Hammon con la selección | Foto: FIBA

Becky Hammon con la selección | Foto: FIBA

Después de una brillante trayectoria como jugadora, Becky no podía acabar su carrera en la WNBA de esa manera. A pesar de contar con 36 años, Hammon tenía la intención de recuperarse y disputar una última temporada en San Antonio. Sin saberlo, la lesión iba a ser clave en su futuro tras la retirada.

Becky decidió quedarse en San Antonio durante la larga rehabilitación y preguntó a Dan Hughes, su entrenador en la WNBA, si los Spurs le permitirían pasarse por algún entrenamiento. Poco después, Hammon estaba acudiendo a las reuniones del cuerpo técnico y a las sesiones de vídeo.

El entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, había coincidido con Becky Hammon un año antes en el avión que les llevaba a casa desde los Juegos Olímpicos de Londres y entre los dos se estaba empezando a fraguar una buena relación.

En cuanto los playoffs de la NBA comenzaron Hammon dejó los Spurs, que acabarían ganando el anillo, pero le dijo a Popovich que estarían en contacto. Becky afrontaba su última temporada como jugadora, como ella misma anunció el 23 de julio de 2014. La de Dakota del Sur terminaría su carrera en la WNBA con 16 temporadas a sus espaldas y con unos promedios de 13 puntos, 2,5 rebotes y 3,8 asistencias por partido.

El 5 de agosto de ese mismo año su nombre sonó con fuerza en toda la NBA. San Antonio Spurs contrataba a Becky Hammon como entrenadora ayudante a tiempo completo, la primera vez en la historia que una mujer ocupaba ese cargo.

Lisa Boyer ya había realizado funciones de asistente con los Cleveland Cavaliers en la temporada 2001-2002, pero no viajaba a los partidos fuera de casa y era pagada por los Cleveland Rockers de la WNBA.

Los reconocimientos se sucedían y el 22 de agosto de 2014 Becky recibía el premio Kim Perrot al espíritu deportivo. Meses después era nombrada Mujer del Año por la ESPN y en agosto de 2015 ingresaba en el Ring of Honor de New York Liberty.

En el verano de 2015 Becky volvía a ser pionera y conquistaba el título de la Liga de Verano de Las Vegas como entrenadora de los San Antonio Spurs.

Esto es solo el comienzo de su andadura en los banquillos. ¿Veremos a Becky Hammon como primera entrenadora en la NBA? Solo es cuestión de tiempo.

Becky Hammon dando instrucciones | Foto: Chicago Tribune

Becky Hammon dando instrucciones | Foto: Chicago Tribune

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response