Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Débora González: “No pudo volver a verme jugar, pero me acompaña cada vez que toco la naranja”

Débora González en el pasado Americup de Buenos Aires | Foto: FIBA

Nacida en Lomas de Zamora (Buenos Aires) un 10 de Enero de 1990, se desempeña en Dike Napoli de la Liga A1 Italiana y en Vélez en la Liga Argentina. Hablamos de la base de las Gigantes, Débora Sabrina González. Después de una lesión que la dejó fuera 6 meses, volvió “Pepo”. “Por algo suceden las cosas”, dice al respecto. González sufrió una lesión en la rodilla en los últimos minutos de la final contra Canadá del Americup 2017 disputado en Buenos Aires. Pero ya está de vuelta. Dejó de lado ese momento que la dejó medio año fuera de las canchas, donde a pesar de la lesión sacó cosas positivas, el trabajo del equipo y la vuelta de Las Gigantes a un Mundial. Charlamos un ratito con ella para que nos cuente cómo comenzó en el mundo de la naranja, cómo ve la La Liga Argentina, la Selección y más.

Débora González en el pasado Americup de Buenos Aires | Foto: FIBA

Débora González en el pasado Americup de Buenos Aires | Foto: FIBA

Por algún familiar, por algo que viste, porque te gustó, por algún jugador… Todas por alguna razón empezamos en el básquet, ¿quién o qué te incitó en este mundo? 

Mi abuelo fue jugador de básquet y luego mi madre a quien le gustaba mucho, fue a la edad de 17 años a preguntar en un club para poder jugar y le dijeron que era muy grande para poder practicar este deporte. Sin embargo unos cuantos años después cuando mi hermana mayor no paraba de moverse, mi madre la llevó al médico y le recomendó que la niña haga una actividad física, mi madre sin dudarlo ha elegido básquet. Y luego empezamos a practicarlo las hermanas… el resto es historia (risas).

¿Dónde fueron tus primeros pasos?

Mis primeros pasos fueron en un club de barrio, La Luz Barceló Central de donde tengo muy lindos recuerdos de mi niñez, porque fue muy divertida.

Italia, ¿cómo se te dio dar el salto a Europa? ¿Alguna vez habías soñado con cruzar el charco?

Todo empezó cuando tenía 15 años y estaba teniendo mis primeros pasos por el Seleccionado Nacional, fue ahí cuando me contacta una persona y me cuenta este proyecto de ir a conocer Italia, yo dije que sí en su momento porque no entendía mucho, y dos años después me vuelven a contactar para comunicarme que podía ir a conocer las instalaciones de un club, cómo eran los entrenamientos, la vida de una jugadora viviendo del básquet.

Antes de que sigamos con las Gigantes, me gusta pedirles la opinión de cómo ven la progresión que va teniendo el básquet femenino en Argentina. A nivel Liga, Selección…

Gracias a la Gestión de Federico Susbielles (presidente de CABB) quien está en todo momento con categorías formativas y mayores, apoyando y apostando a proyectos nuevos. Trabajando duro hace años los entrenadores de menores, hemos visto con el tiempo su crecimiento. A nivel selección estamos creciendo, es un proceso que lleva su tiempo, pero somos conscientes de lo que damos día a día. Con respecto a la liga, también hemos crecido, han llegado jugadoras de muchos países para aumentar el nivel de competencia, ojalá podamos seguir mejorando liga a liga, este es otro trabajo de hormiga, pero se está haciendo muy bien!

Retrocedemos al año pasado, el FIBA Women’s Americup Argentina 2017, hicieron un excelente torneo, se escapó la final contra Canadá, hubiera sido la frutilla del postre, pero cumplieron con un gran objetivo, disputar el Mundial de España de este año. Demostraron partido a partido todo lo que fueron trabajando. Argentina fue pagando muy caro ese torneo, las lesiones previas de Vicky Llorente y Diana Cabrera, durante el campeonato perdieron a Sofía Aispurúa, y justo en los últimos 2 minutos de la final, caíste vos.

Haberle ganado a Canadá hubiera sido el premio a tanto esfuerzo, y no hablo del físico o del mental, sino hablo del sentimental! Fueron muchos golpes a nuestro corazón que nos hicieron caer. Me siento culpable obviamente porque cuando caigo yo, el equipo estaba teniendo el mejor momento de partido. Pero por algo suceden las cosas. Nos quedamos con un sabor amargo por haber perdido la final, pero felices de ser mundialistas otra vez! El equipo dio todo de sí en cada partido, marcando la impronta argentina, en cada juego. Jugar con el corazón en la mano.

¿Cómo fueron afrontando las lesiones? ¿Qué se te pasó por la cabeza cuando te pasó a vos?

Las lesiones… fue primero la de Vicky que no lo podíamos entender, porque fue a través de un pase que recibe y ella quiere agarrarlo y cae! Luego Diana fue en su club, una compañera pisa su pie y traba la trayectoria de su rodilla. Durante el torneo llegó la de Sofi, que nos dejó muy triste, porque fue en un lindo partido que estaba teniendo ella y el equipo. Nos dejó súper mal! Y al final de todo llega la mía! Increíble porque fue en mi movimiento preferido. Donde jamás pensé que iban a fallarme las piernas.

¿Qué se me pasó por la cabeza? Mil cosas obviamente, pero todo sucede por algo. Y ese algo fue mi abuelo, pude disfrutar sus últimos meses de vida. No pudo volver a verme jugar, pero me acompaña cada vez que toco la naranja.

En lo personal y positivo, la rompiste en el clásico contra Brasil. Después de ese partido, ¿con qué sensaciones terminaste? 

Obviamente que es muy lindo ganar contra Brasil, se sabe mundialmente que es nuestro clásico, y poder jugar bien delante de mi público, de mi marido, de mi familia fue increíble! No tengo palabras.

Llegando a lo más actual de los torneos. En China no se pudo rascar alguna victoria. Plantearon diferentes manera de jugar y fueron mejorando con cada partido. ¿Qué sacas de positivo en de la gira asiática?

Luego de la Americup, esto fue nuestros primeros entrenamientos juntas y partidos, casi un año después. Obviamente teniendo algunos problemas por desgaste de liga, viaje, cambio de clima, cambio horario hicieron que todo sume a no estar en nuestro 100% A lo largo de esos 6 partidos, fuimos mejorando mucho, y es por eso que nos vinimos muy tranquilas, porque el equipo está bien sea dentro y fuera de la cancha. Hay que trabajar mucho y tenemos tiempo para hacerlo.

El plato fuerte es el Mundial de Tenerife. Argentina tiene una gran oportunidad para dar un golpe sobre la mesa y demostrar todo lo que vinieron trabajando. ¿Cómo te preparas para este evento?

Tuve la suerte de poder estar presente en el Mundial de República Checa de 2010 y hoy 8 años después me preparo a sabiendas de lo que se viene, un gran nivel de Basket. Prepararme mentalmente y físicamente para dejar lo mejor de mí en cada partido y poder ayudar al equipo a cumplir los objetivos!

Última, ¿un sueño por cumplir?

Jugar un Juego Olímpico.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response