Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Femenina, LF2, FIBA…

Ricardo González: «Dirigir es un arte y me encanta poder hacerlo»

La isla de Tenerife se ha convertido este año en el lugar donde la Selección Nacional Absoluta de Chile ha iniciado su gira de preparación, con vistas al Torneo Preolímpico en Edmonton. El equipo disputó ayer su primer encuentro amistoso ante la Selección de Tenerife, en el Pabellón Santiago Martín. Allí hemos podido entrevistar al técnico Ricardo González, que lleva toda una vida dedicada al baloncesto, para repasar su trayectoria y experiencias con la selección que dirige.

IMG_1764

Ricardo González se encuentra inmerso ejercitando a la Selección de Chile | Foto: Loida Cabeza

¿Qué razones le impulsaron a dedicarse a ser entrenador?

Pues la verdad es que empecé en el mundo del baloncesto muy pronto -a la edad de 18 años en Madrid- y siempre fue algo que me gustó. También ha sido un tema casi de vocación, en ese sentido me picó muy fuerte el gusanillo y fue una de las razones por las que dejé de jugar tan pronto. Siempre me encantó entrenar y enseñar, me gusta dirigir. Una vez que empiezas cada vez te vas implicando más y más, hasta el punto de que ahora es mi vida.

¿Cómo recuerda su primera experiencia siendo técnico?

Lo cierto es que muy bien. Empecé en el Colegio Agustiniano de Madrid, donde había un muy buen nivel de baloncesto, niños muy pequeños, etc. y prácticamente quedamos Campeones en Madrid en el equipo Benjamín de 1983. Me acuerdo perfectamente que tuve a jugadores como Rafael Velázquez y Juan Gil, que luego los tuve en selecciones cadetes de Madrid y quedamos Campeones de España. Creo que fue una generación que tiene muchos años y la verdad es que guardo muy buenos recuerdos de todos. Luego sigues y sigues, y la verdad es que he tenido la suerte de entrenar muy buenos equipos, grandes jugadores y quizás lo que más me ha llenado.

Desde su punto de vista, ¿qué es lo mejor de ejercer su cargo de entrenador?

A mí lo que más me gusta es que los jugadores mejoren, aprendan, enseñen y que compitan al máximo. Sobre todo me parece que dirigir es un arte y me encanta poder hacerlo en los partidos. Bueno, opino que los que hemos sido jugadores y nos apasiona el baloncesto desde diferentes ámbitos sabemos que entrenar es una forma de vida y, en este sentido, me encanta ser entrenador.

¿Y lo más complicado?

Las derrotas duelen mucho. Ni siquiera las victorias son más grandes en los sueños que luego incluso cuando las consigues… He tenido la suerte de ganar grandes Campeonatos de España, ascensos, medallas a nivel internacional, etc. y la verdad es que las alegrías son muy grandes, pero tal vez los sueños cuando sueñas en conseguirlos son todavía más grandes que a la hora de alcanzarlos en la realidad. Yo creo que las derrotas al final, en los partidos importantes, cuestan más olvidarlas que unas victorias -que se quedan ahí-.

¿Cuál es su filosofía a la hora de desempeñar su trabajo?

Competir al máximo e intentar que los jugadores mejoren y, que a través de esto, también pueda hacerlo el equipo. Intentar que un conjunto mejore sin que los jugadores lo hagan es imposible. Por eso me gusta mucho trabajar la técnica individual, para que puedan progresar, compitan al máximo y sean valientes. Quiero que tengan una mentalidad ganadora y competitiva extraordinaria. Pero principalmente lo más relevante es que el equipo mejore su defensa agresiva, su capacidad de rebote y jugar más rápido. Nosotros jugamos a posesiones muy cortas y siempre digo que es algo en lo que debemos mejorar.

IMG_1727

El técnico dando instrucciones | Foto: Loida Cabeza

En innegable que en la sociedad sigue existiendo  desigualdad entre el baloncesto femenino y el masculino. ¿Cómo afronta este reto en su rutina de trabajo?

La verdad es que entrené siempre a masculinos y empecé a entrenar femenino en las selecciones de Madrid. Quería entrenar más y, en ese momento, me autorizó la Federación Nacional de equipos femeninos y comencé en ello. El resultado fue que empezamos a ganar continuamente y ahí hemos seguido. Realmente siendo entrenador no hay diferencias, en baloncesto masculino y femenino existe el mismo nivel de exigencia, las jugadoras tienen buenas capacidades y aunque ninguna es capaz de machacar pueden hacer cualquier otra cosa: formas de defender, presentar el mismo nivel de agresividad que los jugadores masculinos, etc. Para mí es grato entrenar a equipos femeninos, entiendo que los retos son iguales de bonitos.

En el caso nuestro, en Chile el baloncesto femenino está muy por encima del baloncesto masculino, incluso a nivel internacional como con los resultados, pero bueno está claro que a nivel mediático pues todavía no está a la altura. Pero los éxitos del baloncesto femenino en España también ayudan mucho a que cada vez haya más afición, mayor reconocimiento y se reconozca que el deporte femenino tiene un nivel extraordinario.

En su plantilla cuenta con jugadoras muy talentosas. ¿Qué destacaría de ellas?

Nosotras somos una selección muy joven, hemos venido a la gira con nueve jugadoras menores de 19 años  y que ha estado en Europa. Es un equipo que ha competido a un muy buen nivel internacional y hemos ganado cuatro medallas, somos terceros en Sudamérica en adulto y en otras categorías como Sub17 y Sub18. Se trata de un conjunto con una proyección magnífica. Hemos tenido cuatro jugadoras titulares en la Selección Adulta de 17 años, hemos acabado subcampeonas en los Juegos Sudamericanos y puesto a Argentina en el argue. Es una generación que si le sumas a jugadoras como  Ziomara Morrison -que es para mí es la mejor jugadora de América- ganará campeonato tras campeonato cuando el equipo tenga una mayor madurez y mayor edad. Podrá ganar a cualquiera y considero que es un conjunto genial.

Todavía es pronto para preguntarlo, teniendo en cuenta que están en la fase de preparación. Sin embargo, ¿cómo ve ahora mismo a sus jugadoras de cara al Torneo Preolímpico?

Hemos tenido un sorteo bastante difícil. Es curioso que nos toquen tres de los cuatro mejores equipos de América el año pasado como Cuba, Canadá y Puerto Rico. Equipos que nunca juegan la competición intercontinental. Son unos equipos muy duros y tenemos que pelear por alcanzar nuestro puesto en las semifinales, viendo que Canadá va a estar por encima de todos los demás. Pero si llegamos al máximo nivel y, realmente, el Comité Olímpico nos ha facilitado el poder llegar con una preparación mejor que nunca considero que podemos competir con Cuba, Puerto Rico, tenemos que ganar a República Dominicana y hacernos con las semifinales. Y si no, intentar al menos ser quintos. Sé que es un equipo muy duro, con mucho más nivel que otros. Menos Brasil  en Sudamérica creo que hemos ganado a todos y ojalá sigamos teniendo fortuna.

Han jugado recientemente contra la Selección de Tenerife, en un partido en el que han dominado todos los momentos. Sin embargo, ¿en qué deben trabajar para rendir todavía más en la competición?

Nos queda por mejorar muchísimo, porque además tenemos un equipo con la media de edad de 19 años. Entonces, evidentemente, a esa edad la regularidad todavía no la consigue. Hemos compaginado muy buenos aciertos siempre con errores absurdos, pero también es muchas veces por la edad. En realidad la gran diferencia del partido es que nosotras llevamos entrenando desde el 1 de febrero seis horas diarias y, a nivel de ritmo competitivo, está  muy por encima de, por ejemplo, cualquier equipo que entrene tres veces o días a la semana. Pero son partidos que nos vienen muy bien.

¿Qué espera de la selección chilena este año?

Que las jugadoras vuelvan a coger ritmo, a competir y que cojan otra vez una buena dinámica en la competición. Me gustaría que diesen siempre el máximo.

IMG_1748

El técnico observa el juego de su conjunto | Foto: Loida Cabeza

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response