Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

España roza la victoria pero cae ante una Australia liderada por Cambage

María Fonseca 29 septiembre, 2018 Baloncesto Femenino, FIBA, Mundial 2018, Selección No hay comentarios
Australia
Australia

Australia consigue el pase a la final. Zona Dos Tres

La Selección española volvía a enfrentarse a las semifinales de un Mundial. Enfrente, la gran Australia, un equipo sostenido por la MVP Liz Cambage, capaz de anotar bajo cualquier circunstancia. Parar a esta jugadora era una de las tareas claves que España había trabajado, ya que sin ella, Australia era un equipo mucho más accesible. El Santiago Martín, consciente de la importancia del partido, se vistió de gala para arengar a las jugadoras en la lucha por un ansiado puesto en la final ante Estados Unidos. Y lo cierto es que España lo intentó con todas sus fuerzas y casi rozó la victoria Pero el inmenso trabajo defensivo desgastó en exceso a las jugadoras y penalizó en los últimos instantes.

Los primeros cuartos no son para España

El partido comenzaba con balón para España, que Alba no pudo transformar en canasta en su primera acción. En la posterior defensa, una gran Laura Nicholls, con una preparación de libro, sacaba falta en ataque a Cambage. Pero en la siguiente, la número 8 australiana conseguía anotar el primer tiro del encuentro por encima de Laura (no se debe olvidar que Cambage mide 2,03 y Nicholls “tan sólo” 1,90). Ebzery daba dos puntos más a Australia tras un mal ataque español. En la siguiente acción, Alba conseguía anotar en puerta atrás, pero Cambage respondía sin problemas. Dos puntos trabajados de Nicholls se veían deslucidos ante un nuevo fallo en la defensa española que permitían a George anotar sin oposición. Poco después, Ndour ponía el primer tapón de la noche y conseguía dos tiros libres cuando España sacó el contraataque. Sólo pudo convertir uno, dejando el marcador 5-8 con menos de 4 minutos disputados. Hasta el triple de Allen, que sumado a la pérdida en el siguiente ataque posicional, forzaba a Lucas Mondelo al tiempo muerto.

Pero la defensa española no era capaz de frenar a Cambage en estos primeros instantes, que conseguía un 2+1 ante Nicholls. Una falta forzada por Cruz sumaba un tiro libre para España, pero Cambage respondía bajo tableros, dueña y señora del partido. España acusaba problemas en anotación en este inicio de cuarto, fallando canastas relativamente fáciles y con un regular acierto desde la línea del 4,60. Y Australia no perdonaba los fallos defensivos, y de la mano de Withcomb anotaban desde el perímetro. El primer contraataque lo firmaba Queralt, recién salida al campo, y responsable también del siguiente robo español que Ndour finalizaba de la mejor manera, con un triple. De nuevo Ndour, tras (por fin) una buena defensa de la Selección, anotaba bajo el aro para acercar a España 13-21 a falta de 1:41 por jugar.

Con Cambage en el banquillo España se sentía más fuerte, recuperando también la defensa individual. Y el público rugía con cada defensa. Xargay anotaba  de dos para acercar a 8 puntos a la Selección y, tras el fallo de Australia y de España en sus respectivos ataques, llegábamos al final del primer cuarto 15-23.

Liz Cambage anotó 33 puntos para derrotar a España. Foto: Zona Dos Tres

Liz Cambage anotó 33 puntos para derrotar a España. Foto: Zona Dos Tres

España da la vuelta al partido

El partido se reanudaba con canasta de Cambage, de nuevo en pista, pero Xargay respondía presta en el ataque de España con una buena penetración. Y Queralt anotaba de 3 para dejar sólo 5 abajo a la Selección. Pero de nuevo Cambage sacaba dos tiros libres a la vez que incendiaba a la grada con un gesto bastante feo simulando un “¿qué? Perdona pero no os oigo” cuando el público silbaba sus acciones.

Poco después era nuevamente Queralt quien conseguía forzar la segunda personal en ataque de Cambage, que fue sustituida por su entrenadora para preservarla. Alba Torrens, de nuevo en pista, conseguía una canasta de dos para España. Sin su referente ofensivo, Australia sufría de una pequeña sequía, pero España,  a su vez, no era capaz de anotar con facilidad y el marcador seguía congelado en 22-27 a falta de 4:37 por disputar. Un nuevo tapón de Ndour levantaba otra vez a la grada, y es que España estaba realizando un gran trabajo defensivo, que no se veía reflejado en el ataque. Una canasta precisamente de Ndour, respondido por Whitcomb, era anulada por los cinco puntos consecutivos de Alba, que conseguía empatar el partido a 30 por primera vez. Australia solicitaba tiempo muerto y el público se crecía con España.

Tras el minuto, España seguía defendiendo con uñas y dientes, pero los temores se confirmaban: Cambage, abucheada por el pabellón, volvía a la pista. Pero la selección creía en ella misma y pese a las dudas en ataque, estaba consiguiendo secar a Australia. A falta de un minuto, pedía tiempo muerto para preparar estos últimos momentos del cuarto. Alba falló el triple español y en la siguiente defensa, una falta de Sánchez regalaba 2 tiros libres a Cambage, que sumaba ya 15 en su casillero particular. Pero entonces, un nuevo triple de Ndour ponía a España por delante por primera vez. Instantes después, Australia anotaba pero Cruz respondía para dejar el marcador en 35-34 al final del cuarto. España, poco a poco, había conseguido recuperar el  control del partido y aupadas por los 10 puntos de Alba Xargay y los 11 de Ndour, sumados al increíble trabajo defensivo de Queralt, Nicholls y compañía, llegaban al descanso con buenas sensaciones.

La defensa de Nicholls sobre Cambage fue clave para frenar por momentos a Australia. Foto: Zona Dos Tres

La defensa de Nicholls sobre Cambage fue clave para frenar por momentos a Australia. Foto: Zona Dos Tres

Los mejores momentos de España llegaron en el tercer cuarto

El primer ataque español finalizaba con fallo tras el descanso, no así el australiano, que conseguía anotar de la mano de Ebzery. Tras un mal ataque, Ndour colocaba un nuevo tapón que volvía a despertar a la grada y Nicholls anotaba 2 puntos desde el tiro libre. De nuevo Ebzery, muy acertada en esta segunda parte, devolvía la ventaja en el marcador para Australia. Y Cambage la aumentaba desde la línea del 4,60, a la vez que Allen hacía sufrir a España con un triple que situaba 5 arriba a las australianas. Ndour reducía la diferencia con una canasta de dos y un tiro libre anotado en la siguiente acción. Un tiro libre de las australianas era contrarrestado por la canasta de Alba que, seguida de otra de Bea Sánchez, situaban a España de nuevo 1 arriba.

Pero en defensa, Ndour era sancionada con la cuarta falta personal cometida sobre Cambage, que le llevó al banquillo. Y en el siguiente ataque español llegaban malas noticias. Laura Nicholls cometía también su cuarta falta personal, dejando en una situación realmente crítica al combinado español, con todas las postes cargadas de faltas, y brindando dos tiros tiros libres a Cambage, quien convirtió ambos.

En la siguiente acción, Marta Xargay conseguía falta cuando tiraba desde el perímetro, dando 3 puntos más a España para situarla un punto arriba a falta de tres minutos. Dos tiros libres de Bea Sánchez, con minutos este partido debido a las faltas de las interiores, daban una ventaja de +3 a España. En la posterior defensa, de nuevo una gran Sánchez forzaba la 3ª falta de Cambage, mandándola directa al banquillo. Y España, que había olido sangre, aumentaba a +5 la diferencia de la mano de Palau, levantando a la grada al grito de “sí se puede”. El último minuto y medio estuvo plagado de varios errores, pero un robo de Xargay finalizado con éxito situaban a España siete puntos arriba. Australia solicitaba tiempo muerto con 34 segundo restantes. España sorprendía a la salida con presión a toda pista, pero George terminaría anotando. Un triple de Laia cerraba el tercer cuarto 58-50 y hacía soñar a España con un puesto en la final.

Ndour, con 17 puntos, fue la mejor por parte de España. Foto: Zona Dos Tres

Ndour, con 17 puntos, fue la mejor por parte de España. Foto: Zona Dos Tres

España rozó la victoria

Cambage fue la encargada de inaugurar el marcador en este último cuarto y Ebzery reducía un poco más la distancia tras anotar desde el triple. España, con fallos en ataque en este inicio, era castigada nuevamente por Cambage para reducir la diferencia a sólo un punto. Y de nuevo la 8 australiana ampliaba el parcial a +9. Ndour rompía la sequía española con otro triple pero en la siguiente defensa cometía su quinta falta personal, obligándola a abandonar el encuentro. Dos tiros libre de Australia devolvían la igualdad al marcador.

A falta de 4:50 los árbitros señalaron una merecida técnica a Cambage y Alba convertía el tiro libre posterior. De nuevo Alba, tras un magistral robo, conseguía anotar una bandeja para ponerse +3 a falta de cuatro minutos. Pero Cambage, en la siguiente acción, conseguía un 2+1 y lo más importante, la quinta falta personal de Nicholls, que también tuvo que retirarse de la cancha. Quedaban algo más de 3 minutos, el marcador reflejaba empate a 64 y España no contaba con ningún poste, a excepción de Laura Gil.

Tras una falta en el rebote cometida por Sánchez, George anotaba dos puntos para colocarse +2.  Y poco después, la misma jugadora, aumentaba la diferencia con triple liberado desde la esquina que hacía mucho daño a España, hiriéndola de muerte. Pese a ello, Laia anotaba para reducir a tres puntos la diferencia y arengaba a sus compañeras a subir líneas en defensa. Pero a falta de treinta y dos segundos, Cambage anotaba de nuevo para prácticamente sentenciar el partido. Lucas Mondelo solicitaba tiempo muerto entonces para preparar una jugada y forzar un imposible, que no pudo ser.

Australia defendió bien y los dos triples que Alba intentó, muy forzados y con una defensora encima, no llegaron a entrar. El partido estaba perdido. Australia aún tuvo tiempo de convertir un último tiro libre que cerraba el marcador 66-72 y les brindaba un merecido pase a la final contra Estados Unidos. España había realizado un gran encuentro, con un gran desgaste defensivo por parte de todas las jugadoras, pero el cansancio y la falta de referentes interiores le impidió poner la guinda un partido que se les escapó de los dedos cuando pensaban que ya lo tenían. Ahora, tal y como señalaba Mondelo sólo “podemos lamentarnos hasta la cena” ya que mañana deberán luchar por una más que digna medalla de bronce ante Bélgica, un rival que seguro no pondrá las cosas fáciles.

España luchará por la medalla de bronce mañana ante Bélgica. Foto: Zona Dos Tres

España luchará por la medalla de bronce mañana ante Bélgica. Foto: Zona Dos Tres

ESPAÑA (66): Laura Nicholls (6), Astou Ndour (17), Laia Palau (7), Alba Torrens (15) y Anna Cruz (3) –quinteto inicial- Cristina Ouviña (0), Queralt Casas (5), Marta Xargay (9), Laura Gil (0), Beatriz Sánchez (4), Belén Arrojo (-) y Silvia Domínguez (-).

AUSTRALIA (72): Bec Allen (8), Steph Talbot (2), Liz Cambage (33), Cayla George (9), Katie Ezbery (10) –quinteto inicial- Jenna O’Hea (4), Tess Madgen (0), Alanna Smith (0), Alex Bunton (1), Ezi Magbegor (-),Tess Lavey (-),Samantha y Allison Whitcomb (5).

Galería de fotos (Samu M. García)

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response