Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Hoy hablamos con: Berna Miranda

Samuel Melián 17 octubre, 2013 Baloncesto Femenino, Entrevistas 1 comentario
Berna Miranda

Berna Miranda nació el 5 de mayo de 1991 en Gran Canaria. Sus primeros pasos en el mundo de la canasta los dio en el Colegio Heidelberg. A los 15 años decidió continuar su carrera fuera de la isla, su primer destino fue Madrid, antes de cruzar el charco para hacerlo en Indiana, y ahora en Miami, donde cumple su tercera temporada. Este año finaliza su periplo universitario en St. Thomas University, donde espera conseguir el título de conferencia y ganar el anillo.

Berna Miranda

¿Cómo empezaste a jugar al baloncesto?

Empecé a jugar en el colegio Heidelberg a los 6 años casi obligada por mi madre. Cuando pasé a primaria me tocaba apuntarme en una actividad extraescolar y me apunté con todas mis amigas a baloncesto. También hacia gimnasia rítmica y deportiva desde los 4 años y al final a los 15 me tocó elegir y me quedé con el basket.

¿Quién fue tu referencia tanto dentro como fuera de la pista en tus inicios?

Siempre fue mi madre. Ella jugó cuando era pequeña y me lo quería meter por los ojos (risas). Me ponía videos de Jordan desde muy pequeña.

¿Qué recuerdas de tus primeros pasos?

Recuerdo que no me daba cuenta de lo importante que ha llegado a ser para mí. Los entrenos eran ese momento en el día para pasármelo super bien con mis amigas. También recuerdo que desde pequeñita no se me daba mal y me subían a entrenar con el equipo de las mayores siendo siempre “la enana”.

¿Qué entrenador te ha marcado más?

Aunque he tenido muy buenos entrenadores de los que he aprendido muchísimas cosas tanto fuera como dentro de la pista, el que más me ha marcado es Mario Cataluña. Gracias a él di el salto de salir de mi casa e irme a jugar a Madrid desde los 15 años, y gracias a él estoy donde estoy ahora mismo.

Llevas muchos años fuera de la isla, ¿te fue difícil la adaptación en un principio?

La verdad es que no. Desde muy pequeña me iba todos los veranos a campus de baloncesto a distintas partes de España y a Estados Unidos y supongo que eso me ayudó bastante. Es difícil no vivir en tu casa con tu familia con 15 años y en cierto modo tener una vida “diferente” al resto de la gente de tu edad, pero siempre he mantenido una relación muy cercana con mi familia aún estando lejos, hablando todos los días y ellos visitándome siempre que podían. Todavía me cuesta el ver como muchas de mis amigas y compañeras de equipo pueden ir a su casa siempre que quieren y yo solo dos veces al año, pero bueno, merece la pena el sacrificio y cada vez que voy lo disfruto al máximo.

¿Cómo surgió irte a jugar fuera de España?

Desde pequeña iba a campus de basket fuera de España y conocí a bastantes entrenadores y me empecé a interesar por el baloncesto universitario americano. A raíz de eso, con ayuda de ellos y mandando videos y emails a varias universidades contactaron conmigo y elegí la opción que me interesó más.

¿Qué es lo que más echas de menos de la isla?

Sin duda la comida y la gente. Antes de venirme a vivir a USA pensaba que me iba a quedar, pero después de 5 años una se cansa. Poco a poco uno va valorando más y más lo suyo y como mi familia, mis amigos, mi casa, y unas papitas arrugadas con mojo y un buen queso no hay nada. La verdad es que no comparto el “estilo de vida” americano, ni la forma de pensar, ni la cultura…

Tu primera experiencia estadounidense la viviste en Indiana, ¿cómo valoras esa etapa?

Aunque me cambié de universidad porque no encajaba mucho conmigo el ambiente, no me arrepiento de haber pasado mis dos primeros años de universitaria jugando y estudiando allí. En cuanto al baloncesto aprendí mucho ya que desde el principio me dieron la oportunidad de jugar, cuando no es normal cuando eres de primer año. Vi un lado completamente distinto de lo que tenía en mente de USA ya que la universidad estaba en un pueblo, en medio de la nada, rodeada de campos de trigo, granjas… pero al estar ahí conocí varios estados de alrededor también que sé que si no hubiera vivido en Indiana no hubiera ido, como Kentucky, Ohio, Missouri…

Cumplirás tu tercer año en St. Thomas, donde fuisteis campeonas de la liga regular de conferencia. ¿Qué balance haces de tu estancia en Miami?

De Indiana a Miami fue un cambio demasiado grande, sobre todo por la gente que te encuentras en cada sitio. El primer año no jugué. Entrené y fui parte del equipo ese año pero no podía jugar porque al cambiarme de universidad de Indiana a Miami perdí algunos créditos y no era elegible (necesitas una cierta cantidad de créditos por año y por semestre para poder jugar, al igual que mantener tu media por encima de 2.0 de 4.0). Lo bueno es que al no jugar ese año no me contó como uno de los 4 años que uno tiene para jugar baloncesto universitario y tenía dos años más para jugar, al igual que dos años más de estudio ya que había perdido créditos y no iba a poder graduarme en sólo 4 años, que es lo normal. Así que este es mi quinto y último año estudiando y mi cuarto y último año jugando baloncesto universitario.

Mi primer año en Miami me encantó porque en cierto modo me recordó más a casa; las playas, la gente, el clima… En cuanto al baloncesto es totalmente distinto al baloncesto de Indiana. Aquí el 80% de los partidos lo basan en la defensa. Tres cuartos de nuestros entrenamientos se basan en practicar defensa y acondicionamiento. Es mucho más físico y en mi opinión, por lo que he visto en estos años, se ve menos técnica y talento que en jugadoras de universidades del norte. Me costó bastante adaptarme porque no mi estilo de jugar siempre ha sido diferente a esto pero poco a poco me he ido adaptando y aprendido a sacarle partido a la técnica y el talento que carece más por aquí.

A nivel individual, 13,5 puntos, 3,1 rebotes y 2,9 asistencias por partido, ¿satisfecha con tu rendimiento?

La verdad es que no, porque sé que lo podría haber hecho muchísimo mejor. Después de un año solo entrenando y con 5 titulares del año anterior jugando su último año, me costó un poco ganarme el puesto fijo en la cancha. Desde ahí lo hice bastante bien, pero si es verdad que podría haberlo hecho mejor en muchas ocasiones y seguramente hubiéramos ganado la conferencia; y no me refiero solo a jugando sino la actitud cuando a mí o a otras nos faltaba la suerte o la concentración. Afortunadamente me queda este año para arreglarlo y tengo muchísimas ganas de empezar a tope desde el principio y quedarme satisfecha.

¿Cómo es el día a día de Berna Miranda?

Últimamente el día empieza a las 5:15 de la mañana, entreno de 5:45 a 7:40 (porque tengo clase a las 8:00 pero las demás siguen entrenando hasta las 8:30), ducha y desayuno en la cafetería rápido, clases de 8:00 a 12:00, almuerzo en la cafetería, entreno de 13:00 a 14:45, y estudio común de 15:30 a 18:00. Otros días no entrenamos por la mañana pero el entreno es de 14:30 a 16:30 seguido de una hora de pesas y dos horas y media de estudio común. Después de todo eso lo único que hago es comer y dormir, el cuerpo no da para nada más (risas).

¿Qué esperas tanto a nivel individual como colectivo esta temporada?

Ya que es mi último año espero ganar la conferencia y llevarme un anillo de esta experiencia. La verdad es que tenemos bastante buen equipo este año y una entrenadora nueva con muchas ganas y motivación a la vez que conocimientos de basket; me decepcionaría mucho si no lo consiguiéramos. En cuanto a lo individual me gustaría quedar en el primer equipo de la conferencia ya que el año pasado quedé en el segundo por poca diferencia en estadísticas, y jugar lo mejor posible para cerrar esta etapa satisfecha, contenta, orgullosa y abrirme las puertas para seguir jugando en donde vaya después de graduarme.

Finalizas ciclo universitario en USA esta temporada, ¿cuáles son tus planes de futuro?

Mi plan es volver a Europa, (no sé a donde todavía), y seguir jugando y organizar todo para transferir mis créditos y poder seguir estudiando dos años más y sacarme fisioterapia, ya que aquí me estoy graduando de biología y química. Si puedo hacer todo de una vez desde el primer año perfecto, si no poco a poco, conociendo sitios y aprendiendo el idioma que me toque aprender.

Muchas jugadoras (Leticia Romero, Ari Pujol, Yaiza Rodríguez…) seguirán su carrera en USA, ¿qué les aconsejarías?

Que lo disfruten al máximo porque es una experiencia ÚNICA y la oportunidad para compaginar los estudios con el baloncesto a un altísimo nivel. Que saquen todo lo que puedan de esto y como se diría aqui: “enjoy the ride!”

¿Cuáles han sido los 3 mejores momentos de tu carrera?

Ganar el campeonato de Canarias Minibasket con el Colegio Heidelberg con una canasta mía en los últimos segundos, ganar el campeonato de las Islas en Sicilia con la selección de Canarias y cuando me llegó la carta de que había sido aceptada en mi primera universidad en USA con una beca, (aunque ya lo sabía porque lo había hablado todo ya), pero el hecho de abrir la carta y leerlo fue muy emocionante.

Berna

TEST PERSONAL:

Comida favorita: Papas arrugadas con mojo.

Un libro: Serendipity.

Un lugar para vivir: Italia.

Una canción: Something about us – Daft punk.

Una manía: No salir de una cancha de basket sin meter la última canasta.

Una película: Love & basketball.

Una fecha: 12 se septiembre (el cumple de mi abuela).

La familia es para ti… TODO, la base de todo, mi día a día, mi confianza, mi apoyo, mis mejores amigos.

Un sueño por cumplir: Jugar unas Olimpiadas.

Like this Article? Share it!

About The Author

1 Comment

  1. TISUCA 17 octubre, 2013 at 22:27

    desde pequeñita apuntaste maneras! es tu camino :) vas a llegar muy lejos y nosotros te vamos a apoyar siempre en todo!

Leave A Response