Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

La importancia de la práctica deportiva para los niños

Loida Cabeza 22 agosto, 2015 Baloncesto Femenino No hay comentarios
foto_0457

En cualquier sitio podemos apreciar cómo se llenan las instalaciones deportivas de jóvenes de todas las edades que van a practicar su deporte favorito. Sin embargo, a veces se produce el error de que los niños inician las actividades en los centros educativos con programas dirigidos a adultos. Por eso es gran relevancia desarrollar programas específicos adaptados a los jóvenes según sus etapas de crecimiento.

Paola Ferrari se ha convertido con el paso de los años en la jugadora de baloncesto más prestigiosa de Paraguay. Su enorme esfuerzo y sacrificio por hacerse un hueco en el mundo del deporte se han visto recompensados en forma de victorias, reconocimientos y premios. La alero acumula una amplia trayectoria, habiendo militado equipos como el Sol de América, Perfumerías Avenida, Sóller Joventut Marian y USP-CEU MMT Estudiantes. Existen aspectos en común de su paso por todos los conjuntos: siempre ha reflejado en las canchas su profesionalidad, compromiso, calidad y personalidad. Pero para poder llegar a alcanzar el elevado nivel de juego que le caracteriza, “Shark” se ha ejercitado con disciplina y afán a diario.

“Todo se resume en una sentencia sencilla: existen buenas y malas maneras de hacer las cosas. Usted puede practicar el tiro 8 horas diarias, pero si la técnica es errónea sólo se convertirá en un individuo que es bueno para tirar mal. Siempre he creído que si trabajas, los resultados vendrán solos. No hago las cosas a medias porque sé que si lo hago entonces solo puedo esperar tener resultados a medias”, afirmó en una ocasión Michael Jordan.

La paraguaya parece haber seguir a rajatabla la cita del prestigioso exjugador: toma muy en serio sus sesiones de entrenamiento y se esmera por superarse a sí misma para ser mejor el día siguiente. Es indiscutible que Pao Ferrari cuenta con una experiencia profesional que resulta enriquecedora para aquellas personas que quieran adentrarse en el baloncesto y perfeccionar su técnica. Consciente de que puede ayudar en esta labor, la jugadora decidió realizar durante este mes la segunda edición de su Campus PF5. Las jornadas han estado dirigidas a los más pequeños y han tenido una gran acogida.

foto_0457

Los participantes del evento y el cuerpo técnico | Foto: Campus PF5

En cualquier sitio podemos apreciar cómo se llenan las instalaciones deportivas de jóvenes de todas las edades que van a practicar su deporte favorito. Sin embargo, a veces se produce el error de que los niños inician las actividades en los centros educativos con programas dirigidos a adultos. Por eso es gran relevancia desarrollar programas específicos adaptados a los jóvenes según sus etapas de crecimiento.

El Campus PF5 ha estado dirigido a niños de 8 a 12 y niñas de 13 a 18 años de edad, teniendo un programa de actividades particular para los participantes. La directora y entrenadora de dicho campus, Paola Ferrari, ha declarado a Zona 2-3 los aspectos que ha querido transmitir a los jóvenes a nivel formativo: “El campus iba dirigido a mejorar la técnica básica individual en los más pequeños y en los más grandes el perfeccionamiento a todos los niveles, pero ante todo intentando inculcar la disciplina, el respeto a los compañeros y el trabajo en equipo”. Además ha considerado que el deporte sirve para proporcionar “muchos valores a una persona” y que el hecho de practicarlo desde pequeño “te guía de una manera muy positiva”. A nivel personal, la internacional paraguaya ha declarado que en su caso practicar ejercicios en su adolescencia le aportó valores tan importantes como “la competitividad, las ganas de superarse y ser mejor cada día”, entre otros que al final se reflejan en su vida cotidiana.

11844122_993770693995843_1464299808_n

Las participantes divirtiéndose al mismo tiempo que trabajan | Foto: Campus PF5

“Shark” espera haberle transmitido a los participantes de su campus las “ganas de seguir trabajando, de ser mejores y que los sueños desde un país tan pequeñito como Paraguay los puedes lograr si trabajas y eres constante”. En lo que respecta a las jornadas, el primer día estuvo enfocada a la técnica y táctica individual, además de la parte física; mientras que el segundo día se centró más en el trabajo en equipo, donde la baloncestista ha admitido que los pequeños se “entregaron al máximo”. En el ámbito deportivo la presión es un factor que siempre está presente. Al respecto, estima que lo principal cuando son niños es que primero se diviertan, dado que a esa edad lo que deben hacer es disfrutar. “Lógicamente da gusto ganar siempre, pero si no te diviertes no das lo mejor de ti”, señala. Y esa precisamente es la filosofía que ha existido en las actividades que se realizaron en el campus: mezclar la diversión al mismo tiempo que se han ampliado los conocimientos baloncestísticos. Para Paola lo más gratificante del evento ha sido ver cómo los partícipes han disfrutado tanto del deporte que a ella tanto le apasiona, contemplar que tienen “ganas de trabajar y superarse” le llena de satisfacción.

En cada año la jugadora trata que el campus se supere en todos los aspectos: “Es algo nuevo en mi país y creo que motiva mucho. Personalmente estoy muy contenta que vengan muchos niños a ser parte de este campus, es un sueño que siempre quise realizar y poco a poco vamos creciendo”. Ante el éxito y la demanda que ha tenido, Paola Ferrari ha admitido que ya están realizándose los preparativos para poder poner en marcha el III Campus PF5 2016. En el tiempo que todavía falta para que se inicie, la recomendación que le hace a los niños que quieran dedicarse profesionalmente a algún deporte es contundente: “Si tienen una pasión por algún deporte trabajen para conseguir sus sueños. ¡Qué todo se puede y todo llega!”.

IMG_7893

Ferrari junto a algunos participantes | Foto: Campus PF5

Pero para que un campus tenga éxito es necesario contar con un cuerpo técnico profesional. Gracias a él, los niños se dan cuenta del valor y de las recompensas que tienen tanto el entrenamiento como el esfuerzo continuo; al mismo tiempo que contribuye al correcto aprendizaje, fomenta la socialización, enseñan cómo tolerar el sabor dulce de los triunfos y el amargo de las derrotas y señala que es el trabajo en equipo el que conduce a lograr un objetivo en común.

PF5 ha tenido 15 personas con calidad en su staff de entrenadores: Paola Ferrari, Gaby Ocete, Claudia Aponte, Tamara Insfrán, Jazmín Mercado, Jorge Elorduy, Manuel Aponte,Paco Yugovich, Viviana Aponte, Andrea Gómez, Fernando Dose, Sebastián Ciciolli, Marcos Mereles, Edgar Torres y Carolina Sosky. Sin nombrar a todas las demás personas que han colaborado en otros aspectos para el buen funcionamiento del evento.

La jugadora del Mann Filter Casablanca, Gaby Ocete, destaca que ejercer de técnica ha sido una “experiencia nueva” que le ha permitido “ver el baloncesto desde la otra posición”, algo que considera también “complicado”. La mallorquina considera que para poder realizar esta labor son necesarias cualidades como la “paciencia“, “psicología para tratar a los niños” y tener “ganas de enseñarles todo lo que sabes“. A partir de su propia experiencia como profesional, ha intentando transmitir a los participantes que “con trabajo y esfuerzo se pueden conseguir las cosas”.

campus

Ocete trabaja los pasos de salida directos | Foto: Campus PF5

Para Ocete las jornadas fueron “muy intensas” y en ellas intentaron “aprovechar el tiempo al máximo” con el fin de que los pequeños pudieran “ver y captar la mayor cantidad de fundamentos”. A nivel personal, lo que más destacaría del Campus es que fue “muy completo” y se compaginaron las partes de trabajo con las de diversión. “Me quedo con la cara de todos los niños al acabar, lo felices que se iban y lo mucho que te lo agradecían”. Para finalizar, Gaby Ocete destacó la figura de Paola Ferrari al ser una “grandísima jugadora“. Además afirma que al ser la “referente” del país les aporta beneficios a los niños que están empezando. Mediante el evento les trasladó su “profesionalidad, las ganas de trabajar, su constancia, todo su baloncesto” y su “pasión” por este deporte.

La jugadora Claudia Aponte, que también ha ejercido de técnica, considera que las principales aptitudes de un entrenador son “ser pacientes a la hora de enseñar, estar preparado para repetir a los niños las cosas “una y otra vez para que ellos lo interioricen y aprendan”, además de tener “mucha energía“. Basándose en su propia experiencia como jugadora profesional, ha intentado transmitirle a los pequeños el “esfuerzo que tienen que poner para ser mejores, el entreno duro, y para eso intenté transmitirles muchísima energía para que se sientan motivados por hacer las cosas bien”. El resultado de las jornadas han sido “satisfactorias“.

Claudia Aponte enseña ejercicios de pase | Foto: Campus PF5

“Me siento feliz de haber podido participar por segunda vez en el Campus, también estuve en la primera edición. Es una experiencia única para las chicas de nuestro país, además este año también vinieron niños. Fueron dos días muy intensos y bonitos“, declara. “Es algo único en Paraguay. Nunca antes se había hecho algo así, sin duda es un experiencia increíble para los participantes que tienen la oportunidad de trabajar con las mejores jugadoras y entrenadores del país, y conocer las experiencias de cada uno”. Lo que más destacaría del evento es el ambiente que predominó en el mismo, ya que el baloncesto “da la posibilidad de hacer amigos, de compartir y disfrutar con ellos te enseña grandes valores como el trabajo en equipo, la superación personal o el esfuerzo. Todo eso es lo que intentamos reflejar en estos dos días”.

Respecto a la protagonista del Campus, Paola Ferrari, Aponte ha enfatizado que posee una “enorme actitud ganadora que contagia a todo su entorno, eso hace que siempre aspire a lo más alto“. Además, señala que sólo hay que ver todos los éxitos que ha tenido en su carrera en los últimos años, “algo histórico” para Paraguay. “Las participantes tuvieron la posibilidad de conocer la historia de Pao, su carrera y su vida profesional que se basa en el esfuerzo, el trabajo, la ambición y la constancia“, finaliza.

Los campus son ocasiones idóneas para que los niños pasen las vacaciones realizando actividades que les sirvan para aprender, divertirse y se lleven todo lo adquirido a su vida cotidiana -como socializarse, aportar confianza, mejorar la comunicación, trabajar en grupo y mejorar la comunicación-. Asimismo, los participantes tienen la oportunidad de conocer a sus referentes, personas a las que miran como si fueran su espejo. De ahí la responsabilidad de los deportistas de ser un buen ejemplo a imitar y poner en práctica una fuente de valores presentes -humildad, perseverancia, entrega, etc-. Al fin y al cabo, el objetivo no es tener campeones a cualquier precio, sino educar a los demás para que puedan asumir sus responsabilidades.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response