Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Femenina, LF2, FIBA…

Iris Mbulito: «Hice la entrada más importante de mi vida»

Iris Junio, ‘MVP’ y campeona con España en el Eurobasket U20F, se acerca a Zona 2-3 para hablarnos sobre el torneo, su pasado y su futuro.

image (1)

Foto: FIBA

El Europeo ha sido una montaña rusa de emociones, dejando muy buenas sensaciones en algunos momentos y sufriendo hasta el final en otro. ¿Cómo lo habéis vivido desde dentro del vestuario?

Sí, ha sido un campeonato bastante duro, desde el principio de la concentración se podría decir y la verdad es que ha sido todo felicidad y bienestar porque estábamos jugando en equipo y disfrutando siempre, ya sea en el campo, en los entrenos, en el vestuario y/o con los padres. Sabíamos que no iba a ser fácil y que teníamos que trabajar mucho, pues teníamos bastante presión por el tema de las generaciones pasadas consiguiendo el oro pero bueno, al final lo supimos llevar y nos llevamos el oro. Creo que no lo olvidaremos nunca porque ha sido increíble.

Un torneo en el que había gente especulando de que este año no se lograría ganar, que el equipo era inferior a otros años, pero ahí estáis nuevamente en la cima de Europa. ¿Qué tiene este equipo que no haya tenido otro en este campeonato para dar esa campanada a algunos aficionados que lo veían tan negro?

Yo creo que la clave ha sido ambición, respeto, compañerismo y el tener ganas. En otras generaciones sí es verdad que siempre ha habido una estrella y la nuestra no la tenía y creo que ha sido la clave, el jugar en equipo se lo puso más difícil al resto de los contrincantes porque no tenían que estar pendiente de una jugadora sino de todas porque cada día había una estrella.

Este año el ‘MVP’ te ha llegado a ti tras una gran final, pero en general todo el equipo ha hecho un gran torneo y no habéis destacado por una jugadora en especial como han hecho otras selecciones, personalmente, ¿qué crees que ha aportado cada compañera y qué has aportado tú al equipo para lograr el oro?

Sinceramente creo que cada compañera ha aportado lo que tenía que aportar. Cada jugadora tenía su rol y el entrenador pedía que cada vez que se saliera al campo hiciéramos lo que teníamos que hacer, siempre nos pedía unos básicos y había que mantener el ritmo. Individualmente creo que he aportado verticalidad o era eso lo que me pedían e intentaba hacerlo. Defensa, rebote y verticalidad. Pero en general todas aportamos y por ello nos llevamos el oro.

Francia os ganó por casi 20 puntos en un preparatorio. ¿Cómo se prepararon esos cuartos de final, qué os dijo el entrenador para cambiar tanto el chip y hacer ese excelente trabajo defensivo?

Sí, perdimos por 17 puntos y fue un partido desastroso pues estábamos todas con miedo y no jugamos como teníamos que hacerlo porque las francesas siempre imponen, ya que es un equipo muy físico. El entrenador siempre nos decía que teníamos que respetar al rival pero sabiendo que somos España. Creo que nos ayudó mucho ver cómo Francia perdía un partido contra Italia porque ahí nos dimos cuenta que se les puede ganar y no son invencibles, eso nos motivó mucho y aparte le hicimos bastante caso al scouting y al final reaccionamos para llevarnos la victoria.

Quedaban 6 segundos, te diriges hacia canasta, penetras entre dos defensoras francesas y anotas a falta de 4 segundos para el final. ¿Qué se te pasa por la cabeza en ese momento?

Bfff mmm no lo sé, en esos momentos creo que la clave es no agobiarse mucho o al menos intentarlo y jugar con cabeza, íbamos perdiendo de uno y había tiempo suficiente, teníamos que meter una canasta «fácil». Me llegó el balón y no lo dudé, hice la entrada mas importante de mi vida (risas) y con éxito. No tuve mucho tiempo para celebrarla pues todavía quedaba tiempo en el marcador y había que defender que yo creo (hablo en nombre de todas) que fue la defensa más importante del campeonato. Una vez termina el partido la felicidad es tal que nos echamos a llorar y gritar y abrazarnos, fue un momento espectacular, de hecho lo recuerdo y se me ponen los pelos de punta. El momento se definiría como felicidad plena pues para nosotras ese partido era la final.

Tras una etapa de lesiones que te han dejado fuera de convocatorias con España, vuelves y ganas el U20 y además el ‘MVP’ en el Quinteto Ideal. ¿Alguna vez pensaste en dejar el baloncesto? ¿Cómo te has preparado para volver todavía más fuerte?

Quién lo diría. Han sido unos años bastante duros porque las lesiones fueron graves y claro, yo era una niña y no sabía realmente la gravedad de la lesión, la primera de ellas la llevé con bastante alegría al final porque veía la luz al final del túnel, contaba cada día que pasaba para volver a jugar pero no me duró mucho porque a los pocos meses estaba pasando por quirófano y en ese momento se me cayó el mundo encima y no paraba de preguntarme «¿por qué a mi?» Quise dejar el baloncesto y de hecho me tomé un par de meses sin tocar un balón ni ver nada de baloncesto. Cuando ya estaba recuperada de la rodilla en un entrenamiento tengo la mala suerte de volver a lesionarme y esa vez fue una luxación de hombro, a día de hoy cuando me pregunto qué me ha dolido más, sigo sin saber qué decir porque las dos lesiones fueron horribles. No me esperaba para nada llevarme el MVP ni estar en el mejor quinteto la verdad, principalmente porque no estaba en mis objetivos pero ahora mismo estoy muy contenta por lo conseguido.

Respecto a volver más fuerte sí que he cambiado bastante, mi alimentación sobre todo, mi forma de jugar ahora es menos agresiva que antes y me tomo el gimnasio mucho más en serio, no por las lesiones que he tenido sino para prevenirlas. He trabajado muy duro para volver a estar a un nivel óptimo de competición y ahora tengo que seguir trabajando para recuperar el hombro al 100%.

Ahora de vuelta a Estados Unidos a la NCAA con el Arizona State. El año que viene volverás a ser elegible para la U20. ¿Tienes en mente ese segundo oro consecutivo?

Espero que mi generación consiga el oro el año siguiente, y quiero ayudar en todo lo posible. Tenemos una buena generación de mucho talento y les podemos plantar cara a todos los equipos, tenemos cosas que mejorar dentro y fuera de la pista como jugadoras y compañeras y claro está que se va a trabajar muy duro para volver a ganar el oro.

¿Qué esperas en tu llegada a Estados Unidos para la nueva temporada y tu primera en NCAA?

Estoy muy nerviosa pero a la vez tengo muchas ganas de trabajar con mi nuevo equipo. Necesitaba cambiar de aires pues llevaba toda mi vida (mis 19 años de vida) jugando en el mismo equipo y haciendo prácticamente lo mismo todos los días. Me he decidido a dar el salto y jugar en la NCAA. Espero mejorar mucho en todas mis facetas del juego y llegar a ser una jugadora importante en el equipo.

El baloncesto americano universitario es muy diferente al europeo, pero además nos ha dado a algunas de las mejores jugadoras. ¿Qué crees que es lo mejor y lo peor del baloncesto estadounidense?

La verdad es que no lo sé porque hasta hace nada no tenía en mente irme a USA, diría que como todo pues tendrá su lado positivo y negativo. Desde mi punto de vista diré que lo positivo es el poder estudiar y jugar a la vez, es decir, compaginar estudios y baloncesto, aprender inglés, nuevas culturas, nuevas amistades, una nueva vida. Respecto a lo negativo diría el estar lejos de tu familia, la diferencia horaria, la comida a lo mejor el exceso de entrenos, pero yo creo que todo es acostumbrarse.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response