Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Julia Melina: “Afronto esta oportunidad con la mayor de las ilusiones”

Julia Melina en el acto de su presentación | Foto: Nissan CB Al-Qázeres

La jugadora ibicenca, tras varias temporadas jugando en LF2, se despidió hace unos meses de la que ha sido su casa estos últimos años, Murcia, y vuelve a la máxima categoría del baloncesto nacional de la mano del conjunto cacereño CB Nissan Al-Qázeres. Hablamos con Julia sobre su carrera baloncestística y mucho más.

Julia Melina en el acto de su presentación | Foto: Nissan CB Al-Qázeres

Julia Melina en su presentación | Foto: Nissan CB Al-Qázeres

¿Cuál es el primer recuerdo que se te viene a la mente relacionado con el baloncesto?

Tengo que decir que el primer recuerdo que tengo era que no me gustaba nada competir. Me encantaba ir a entrenar, ya que pasaba tiempo con mis amigos y encima disfrutaba, pero jugar partidos no iba conmigo. Llegué a mentir al entrenador con tal de no ir a jugar hasta que un día mi entrenador llamó a mi casa para decirle a mi madre que si no eran 8 que no se podía jugar. Así que mi madre, me obligó a vestirme y desde aquel entonces ya han pasado 21 años y sigo compitiendo.

¿A qué edad empezaste a jugar?

Empecé a jugar a los 7 años. Nos repartieron un folleto en clase con todas las actividades extraescolares gratuitas que había y que podía compaginar (¡tenis, atletismo, voley… me apunté incluso a cerámica. ¡Pero fútbol no, que soy bastante negada!). A medida que pasaban los años, éstas se iban encareciendo hasta que mi madre me dijo que había que ir eligiendo y finalmente me quedé con atletismo y baloncesto. La elección, os la podéis imaginar.

¿Qué hizo que te decantaras por el baloncesto en lugar del atletismo?

El atletismo me gustaba muchísimo. Yo era de velocidad, pero al final es un deporte muy solitario. Si ganas está genial porque todo el esfuerzo se ve recompensado, pero si pierdes, todo el esfuerzo se va al garete y a veces por unas milésimas de segundo.

En cambio, el baloncesto es muy diferente. Al final el que sea un deporte de equipo hace mucho. Estamos todas a una en las buenas y en las malas. Leí una vez una frase que decía: “Lo mejor de jugar en equipo es el equipo” y es totalmente cierto. No hay un solo segundo de mi vida que me haya arrepentido de haber escogido este maravilloso deporte y ya no solo por el juego si no por todas las grandes amistades que me llevo.

¿Quién era tu ídolo?

Llámame rara, pero nunca tuve ni he tenido ningún ídolo deportivamente hablando. No era demasiado aficionada a ver deporte, más bien me aburría como una ostra. Eso sí, me ponían un balón en las manos y podía pasarme horas y horas jugando.

En 2005, siendo aún cadete, te convertiste en la jugadora más joven en debutar en la máxima categoría, ¿qué recuerdas de ese día?

Fue contra el Yaya María Porta XI (actual Ensino). Para mí fue como un partido de pretemporada, donde el técnico Jordi Fernández me dio bastantes minutos. No fui consciente de mi debut hasta que, en la comida, varias compañeras me dijeron: “¡Julia, que has debutado!”. Cada partido que pude disputar en Liga Femenina fue un regalo. Cada vez que el entrenador me decía que saliera a pista se me hacía un nudo el estómago pero que se deshacía en el momento que empezaba a jugar.
Pero quizá lo que me llevo de esas temporadas son personas. Me ayudaron tanto dentro como fuera de la pista como Ester Farré, Jenni Benningfield o Fatou Dieng entre otras.

¿Cuál es el entrenador que te ha marcado más?

¡¡¡¿¿Tiene que ser uno?!!! Todos los entrenadores que he tenido durante mi trayectoria me han enseñado cosas y he aprendido mucho de ellos. En mis inicios me marcaron mucho, Javier Quiñonero de mi querido club C.R.I.C Ses Salines y Eli Carbó quienes siempre que podían me subían de categoría y me enseñaron a ser fuerte de cabeza y a no ser conformista: si un partido había cogido 15 rebotes al siguiente había que coger 16. Y en el PDV (Puig D’en Valls) Víctor Torres (entrenador en el junior) y Jordi Fernández quiénes me dieron la oportunidad de debutar en LF1. Supongo que a veces, a parte de tener cualidades para jugar necesitas tener un poco de suerte y en mi caso, esa suerte vino de la mano esas personas que vieron algo en mí y quisieron darle forma.

Has tenido muy mala suerte con las lesiones, ya que has sufrido dos de gravedad, ¿cómo lo recuerdas y quién te ayudó?

No soy nada aprensiva con estos temas, pero bueno, siempre esperas que no vuelva a pasar. Me lesioné la rodilla izquierda en marzo de 2012 e ingenua de mí pensaba que tenía que existir una ley divina en la cual, si te habías roto una vez, ya no te podía pasarte nada más… hasta que en enero de 2015 me volví a lesionar, pero esta vez de la rodilla derecha y, exactamente lo mismo: triada.

Ambas recuperaciones no fueron fáciles, pero con esfuerzo y tesón todo se consigue. Fueron muchas las personas que hicieron posible que volviera a jugar pero, en especial, Ana López (fisio en la U19 femenina actualmente) y Ana Piñuela en la primera rodilla y Jose Molina junto con Pepe Iniesta en la segunda sin olvidarme del gran Gonzalo Gómez que estuvo presente en ambas y lo sigue estando.

Llevas muchos años jugando, ¿cuáles han sido tus mejores momentos dentro de una cancha?

Muchos pensarán que uno de mis mejores momentos en la cancha será el debut en LF1 pero no. Me quedo con estos 3:

- Partido PDV-Barça en Ibiza. Defendiéndome a Marta Fernández, empaté el partido y victoria para casa!!

- Final del campeonato de Baleares junior. PDV contra CTEIB. Fue uno de los mejores momentos al lado de mi amiga incondicional Ester Torres.

- Fase de ascenso de nacional a LF2 en Castellón mayo 2018. Sin duda, el mejor momento dentro de una pista. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto jugando. El grupo humano era espectacular, tanto dentro como fuera de la pista.

¿Tienes alguna rutina en los días de partido?

Soy una persona nada TOC, no tengo manías tipo pisar la cancha con el pie derecho, ni sigo ninguna rutina. Simplemente intento visualizar posibles situaciones de partido y me imagino como actuaría en ese momento. Antes de los partidos solemos llevar a “Naranjito”, un altavoz que tenemos pequeñito y de ese color. Ponemos un poco de todo (Reggaeton sobre todo) pero una de las canciones que más nos motivan es la de “Hoy será” de Antonio Orozco. Lo único que podríamos llamar como rutina/tradición es que en el calentamiento, cuando empezamos con las entradas soy la primera y si salgo de titular, chocar la mano de mis compañeras y entrenadores la última.

Volverás a jugar en Liga DIA de la mano del CB Al-Qázeres, ¿cómo afrontas la temporada? ¿Qué objetivos te marcas tanto a nivel colectivo como individual?

Es una oportunidad muy grande la que se me ha brindado así que no hay que desaprovecharla! La afronto con la mayor de las ilusiones y pretendo dar lo mejor de mí tanto dentro como fuera de la pista. Tengo ganas de aprender y disfrutar tanto en los partidos como en los entrenamientos. Es una liga muy dura y hay que ser fuerte, ya no solo física sino también mentalmente.

Julia Melina vuelve a Liga DIA | Foto: CB Al-Qázeres

Julia Melina vuelve a Liga DIA | Foto: CB Al-Qázeres

Anécdotas

Más que una anécdota, es algo que me caracteriza. ¡¡¡Soy la persona que más vuelos ha perdido en la historia del baloncesto fijo!!! Siempre que me convocaban con la selección Balear, perdía el avión y, como no, llegaba tarde a los entrenamientos hasta el punto de que cuando llegaba (ya que los entrenos eran en Palma de Mallorca), pues me aplaudían. Pero la cosa no se queda ahí. Una cosa es llegar tarde a los entrenamientos, que ya es grave…pero perder el avión para ir al Campeonato de España en Cádiz…eso ya son palabras mayores!!!

Otra anécdota es que mi madre siempre se quejaba de que cuando era cadete y entrenaba con el junior y con el senior, salía a las 4 de casa y no llegaba hasta pasadas las 22 horas y cómo no, solo quería cenar y acostarme.

Un día vinieron mis amigos a casa a merendar y entre chocolate, churros, napolitanas y ensaimadas (una merienda rica, rica y sanota) mi madre soltó: “Si yo no pido que cruce el río Nilo con 300 hombres a sus espaldas atada de manos y pies y a contracorriente, yo solo le pido que tire la basura!!!”.

3 viajes

Quién en su carrera baloncestística no ha tenido más de un viaje trambólico. En mi top 3 están los siguientes:

Jugaba en el CD Tanit y jugábamos contra Ibaizábal. Pues el viaje fue Ibiza-Barcelona en avión y Barcelona-Bilbao en Bus de Línea. Lo peor no fue eso, si no que la vuelta era igual sólo que llegábamos a Barcelona a las 6 de la mañana y no cogíamos el vuelo hasta las 20 (Menos mal que ganamos). Por el presupuesto del club, pues no se podían permitir un hotel para descansar por lo que cada una se buscó la vida. Fue entonces cuando Sabina Burguera, Juana Molina y yo estuvimos todo el día paseando por la ciudad condal con partido del Barça incluido. Cuando quedamos por la tarde en Sants para ir al aeropuerto estábamos tan cansadas que nos reíamos por todo…parecía que estábamos borrachas. Pero ahí no acaba todo, cuando llegamos al aeropuerto, la mochila donde tenía la cartera me la dejé en el tren por lo que salí corriendo (saltándome todos los controles) para entrar en el tren en el que habíamos vuelto y ahora ¡¡¡acuérdate de en qué vagón ibas!!! Empecé a buscar como una loca mientras me venían pensamientos como “alguien la habrá cogido y yo estoy dentro del tren y la mochila fuera”. No la encontraba por ningún lado y encima mis compañeras diciéndome que si la encontraba que cogiera un taxi al aeropuerto porque si no no llegaba. Ahí una mujer, sin inmutarse me dijo: ¿Es ésta? Casi lloro de la emoción. En cuanto el tren paró me bajé y justo me dio tiempo a coger el tren de vuelta y llegar a tiempo…¡Qué pena que no suelo jugar a la lotería, porque con la suerte que tuve, me tocaba fijo!

No podían faltar las 16 horas de autobús de Huelva a San Sebastián. Ya no sabes cómo ponerte, se te clavan los enganches del cinturón, si el conductor pega un frenazo, batacazo…creo que los viajes en autobús afloran la imaginación de cada uno en cuanto a posturas (no seáis malpensados).

Viaje Huelva-Barcelona. No me acuerdo contra quién jugábamos, pero hay algo que no se me olvidará nunca. Llegamos al aeropuerto y nos dicen que no podemos facturar maleta (cosa que nos dijeron el día anterior que sí que podíamos). Solo pudimos facturar una y nos dijeron que metiésemos las equipaciones ahí; la puse y me desentendí.

Pero yo ese fin de semana me quedaba allí y en algún lado tenía que meter la ropa… pues bolsas de basura! Hasta que llegamos a Barcelona y…adivina. ¡¡¡Nunca llegaron!!! Tuvimos que jugar con petos de entrenamiento que nos dejó el equipo rival.

Julia Melina

Julia Melina| Foto: Samu M. García

TEST:

Comida favorita: ¿Tengo que elegir?

Una canción: Sirenas de Taburete.

Una fecha: 14/02/1956.

Una frase: “La actitud es una pequeña cosa que marca una gran diferencia” de Winston Churchill.

Un hobby: El cine.

Un lugar: Cap d’es falcó (Ibiza).

Un libro: Los renglones torcidos de Dios.

Una película: Una cuestión de tiempo.

Una serie: Anatomía de Grey.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response