Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Femenina, LF2, FIBA…

La WNBA regresa con el oro bajo el brazo

La WNBA está de vuelta. Tras el parón por la disputa de los JJOO de Londres, los 12 equipos que componen la mejor liga de baloncesto femenino del mundo regresan para seguir ofreciéndonos espectáculo a raudales y terminar de definir los puestos de Playoff. Ante la ausencia de competición, nos hemos tenido que conformar con ver el paseo militar en que se ha convertido el concurso del combinado femenino de USA en estos juegos.

Las integrantes de la selección USA | Getty Images / Garrett Ellwood

La verdad es que sólo ver el roster dirigido por Geno Auriemma ya daba miedo: Sue Bird, Lindsay Whalen, Diana Taurasi, Seimone Augustus, Maya Moore, Angel McCoughtry, Swin Cash, Tamika Catchings, Ashja Jones, Candace Parker, Tina Charles y Sylvia Fowles. Lo que han conseguido es tremendo. Además del oro, algo que ya se sabía antes de que comenzaran los JJOO, han logrado plasmar una superioridad brutal en la cancha. No ha habido equipo capaz de plantarles el más mínimo atisbo de resistencia salvo Australia durante los primeros 25 minutos. De hecho, en ese encuentro USA se fue perdiendo al descanso, algo que no sucedía desde hacía 12 años.

Los números son de escándalo: Más de 90 pts anotados por partido encajando poco más de 56 de media, más de 50 rebotes de promedio, porcentaje de TC superior al 52%, han vencido sus encuentros por una diferencia media de más de 30 puntos… Se han colgado su séptimo oro, quinto consecutivo desde su bronce en Barcelona 1992 y han extendido hasta los 41 los partidos consecutivos saldados con victoria en JJOO; la única participación estadounidense en la que no se proclamaron vencedoras junto a Montreal 1976 y Moscú 1980, en los que no participaron para boicotear a la Unión Soviética.

Tras su exhibición en Londres, volveremos a ver a las doce campeonas olímpicas y al resto de estrellas de la liga pelear con sus respectivos equipos por otro título, el de campeonas de la WNBA. Título que, por otra parte, parece que estará más disputado que nunca. Así ha sido la primera mitad de campaña para los equipos:

Conferencia Oeste

MINNESOTA LYNX (15-4): Intratables en casa (9-1), antes del parón tuvieron un bache de tres derrotas consecutivas que han sembrado las dudas en el seno del equipo. Lideran la liga en puntos anotados -86.7 por partido- , en asistencias -20.4-, en porcentaje de TC -48.6 %- y T3 -41.8 %-. Son el equipo que menos tapones recibe -2.8-. Ganan sus partidos por una media de 11 puntos de diferencia. Siguen siendo favoritas. Tienen el quinteto inicial más poderoso de toda la competición.

SAN ANTONIO SILVER STARS (13-5): Sin duda, al equipo que peor le vino el parón de los JJOO. Llevaban 9 victorias seguidas y parecían tener la maquinaria bien engrasada. Veremos cómo vuelven a la competición. Muy fuertes en casa (7-1). Es el equipo que concede un mayor porcentaje en T3 a sus rivales -38.4 %- y el que más pérdidas comete -13.7-. Si vigila estos aspectos y logra mantener el nivel mostrado antes del parón, aspiran a todo.

LOS ANGELES SPARKS (15-6): Otro de los equipos que, al igual que los dos anteriores, es muy difícil de batir en su pista (9-1). Acabaron muy bien el primer tramo de temporada y tienen mucho talento. La explosión de Tolliver y la dupla Parker-Ogwumike, claves. Son el equipo que más rebotea -37.6- y el que más tapona -5.8-. En condiciones de pelear por llegar a las Finales. Ya han sumado las mismas victorias que en toda la pasada campaña.

SEATTLE STORM (9-10): Se aseguraron casi virtualmente su plaza en Playoff antes del parón gracias a sus 7 victorias en los últimos 10 partidos. Ya con Lauren Jackson en el equipo tras los JJOO, no deberían ver peligrar su puesto. Escasas opciones de hacer nada en post-temporada, eso sí. Habrá que ver el estado físico de Bird y la evolución de Stricklen. Son el equipo que menos balones roba -5.9-, el segundo que menos anota -70.2- y al que menos le anotan -72.1-.

PHOENIX MERCURY (4-15): Temporada prácticamente perdida para ellas. Las lesiones han lastrado mucho el rendimiento del equipo. Aunque Taurasi regresa a la plantilla, Dupree aún sigue recuperándose de su lesión, por lo que será imposible que logren plaza de Playoff. Es el equipo que más puntos encaja -87.3-, el que más rebotes concede -38.1- y el que menos asistencias reparte -13.7-. Abusan del tiro exterior a pesar de tener el peor porcentaje de T3 de la liga -29.6 %- y el peor porcentaje en TC -38.6 %-. Otra campaña decepcionante para el equipo de Arizona.

TULSA SHOCK (3-15): Con una plantilla más compensada que la pasada temporada, las sensaciones, pese al balance victorias-derrotas del equipo, son otras. De momento ya han sumado las mismas victorias que en toda la temporada pasada. Siguen siendo el equipo que permite mejores porcentajes en TC al rival -48.4 %- y el que más asistencias concede -18.4-. Al menos son el equipo que más balones roba -10.6-. La evolución de sus rookies y el regreso de Cambage deberían hacer que superara, al menos, las 5/6 victorias. Aún no han ganado fuera de casa (0-7).

Conferencia Este

CONNECTICUT SUN (15-4): El equipo más regular del Este camina con paso firme hacia el título de conferencia. A pesar de no contar con el mejor nivel de uno de sus pilares, Renee Montgomery, están aprovechando la segunda juventud de Lawson, el dominio de Charles y el buen hacer de sus jugadoras de banquillo para postularse como claras favoritas para llegar a las Finales. El mejor equipo fuera de casa (8-1). Son el segundo equipo que más puntos anota -82.9 por noche-. Tienen el mejor porcentaje en TL de la liga -82.7 %-.

INDIANA FEVER (10-7): No tienen excusa aparente para justificar el bajón respecto a la pasada campaña y la irregularidad que están mostrando. Necesitan más protagonismo de Davenport. Tienen el segundo mejor porcentaje en T3 -41.3 %-, son el equipo menos robos recibe por parte del rival -7.41-, el que más tapones recibe -5.5- y el segundo que más coloca -5-. O mejoran en actitud o pueden ir olvidándose de la lucha por el título.

ATLANTA DREAM (9-10): Para los problemas en forma de lesiones y bajas, no han acabado demasiado mal la primera parte de la temporada. McCoughtry ha demostrado estar fina en estos JJOO, las rookies dieron muy buena imagen y recuperan a Erika De Souza. Deberían ir hacia arriba. Son el segundo equipo que más balones roba -9.84- y al que más balones roban -9.58-. Pueden dar más de un susto.

CHICAGO SKY (8-9): La baja de Prince está lastrando en exceso sus aspiraciones. Tras un comienzo espectacular (6-1), sólo cosecharon 2 victorias en los últimos 10 encuentros, llegando al parón con una racha de 4 derrotas consecutivas. Son el equipo con peor porcentaje en TL -68.2 %- y el segundo que menos rebotes concede a sus rivales -30.3-. Necesitan más presencia ofensiva de Cash y mayor producción de banquillo.

NEW YORK LIBERTY (6-12): Mantienen muchas opciones de entrar en Playoff gracias a la debacle de las Sky sin Prince. No acabaron demasiado bien la primera parte de la temporada. Cappie sigue muy sola. No están aprovechando la mejor campaña de Leilani Mitchell desde que está en la WNBA. Son el segundo equipo que menos balones roba -7.5- y el segundo que menos asistencias reparte. Necesitan más protagonismo del juego interior si quieren aspirar a estar entre las cuatro primeras de su conferencia.

WASHINGTON MYSTICS (4-14): La reconstrucción no está saliendo tan bien como se esperaba. Ajavon a un nivel bajísimo. Mejoraron algo con la llegada de Bobbitt. Jasmine Thomas no está dando el paso que se esperaba de ella en su año sophomore. Son el equipo que menos rebotes concede a sus rivales -30-, el que menos puntos anota -69.4-, el segundo que mejor porcentaje en TC concede a sus rivales -45.2 %- y el segundo con peor porcentaje en TL -70.8 %-. Meterse en puestos de Playoff es pura utopía para ellas.

Clasificaciones

Superado por poco el ecuador de la Regular Season, parece que los equipos que van a disputar post-temporada están más que decididos, sobre todo en el salvaje Oeste. Con Lynx (15-4), Silver Stars (13-5) y Sparks (15-6) virtualmente clasificadas, sólo queda confirmar la plaza de las Storm (9-10), que volverán a contar con el concurso de Lauren Jackson, ausente durante la primera mitad de la temporada, y no deberían tener problemas para asegurar ese cuarto puesto de conferencia puesto que las Mercury (4-15), pese a recuperar a Taurasi, siguen teniendo las bajas de Dupree y Taylor. Tulsa (3-15) no tiene opción alguna. Lo más interesante será, sin lugar a dudas, la lucha por las primeras posiciones. Ninguno de los tres equipos tiene el puesto asegurado y será un duelo precioso por ver quién se alza con el título de conferencia.

En el Este, sin embargo, parece que habrá más pelea. Las Sun (15-4) se están mostrando muy regulares y se antoja complicado arrebatarles el primer puesto de conferencia, pero por detrás se avecina una dura batalla por las restantes posiciones de acceso a Playoff. Las Fever (10-7) no están transmitiendo esa suficiencia del año pasado y sé hasta qué punto serán capaces de disputarle el liderato a Connecticut, máxime sabiendo que las Dream (9-10) recuperan a Erika De Souza y que las Sky (8-7) también andan al acecho. Pero es que hasta las Liberty (6-12) tienen serias opciones si se espabilan. Las Mystics (4-14), por mucho que espabilen, lo tienen muy complicado.

Rookies

Sabíamos que la hornada de este año no iba a ser demasiado impacto en la liga salvo las Ogwumike, Prahalis o G. Johnson. Nada más lejos de la realidad. De no haber sido por las lesiones/molestias físicas de algunas jugadoras, muchas de las rookies del Draft 12 estarían pasando la Regular Season sin pena ni gloria. Los casos más sangrantes quizá sean los de Novosel o Peters. Ninguna está encontrando hueco en la rotación de sus respectivos equipos. Lo de Devereaux era más previsible, pero lo de Natalie está siendo sorprendente. 9 minutos de juego por partido para la jugadora de las Mystics que no termina de entrar en la rotación. Peters sabía que con Brunson lo iba a tener difícil, pero los poco más de 12 min que juega también parecen pocos.

Por otro lado tenemos a Prahalis, Ogwumike y G. Johnson, las únicas que están por encima de los 25 minutos de media. A la playmaker de Phoenix le ha venido que ni pintada la lesión de Taurasi, lo que le ha permitido jugar casi 32 minutos por encuentro en los que está promediando más de 12 puntos y casi 5 asistencias. Veremos cuál es su rol con la vuelta de Diana al equipo tras los JJOO. Nneka, por su parte, se ha convertido en el tercer puntal de las Sparks tras Parker y Tolliver. Ha cuajado una primera mitad de temporada sobresaliente, con unos promedios de 14 puntos y casi 8 rebotess en 29 minutos. Glory, con la baja de Cambage en la primera mitad de la temporada, se ha erigido como la referencia interior de las Shock, promediando más de 12 pts y 6 rebs en los 27 minutos que disputa de media.

Prahalis está destacando en su año rookie | Getty Images / Barry Gossage

Y entre estos dos grupos de jugadoras que hemos comentado se sitúan aquellas que, o bien no han rendido como se esperaba, o bien han aprovechado las bajas de otras jugadoras o simplemente han pasado más desapercibidas. Incluso tenemos alguna agradable sorpresa. En el primer grupo, destaca por encima de todo la figura de Shekinna Stricken.  La nº2 del pasado Draft no está justificando esa elección. Al menos de momento. Y ha tenido oportunidades para hacerlo. Con Lauren Jackson ausente en la primera parte de la temporada, los aficionados de Seattle estaban convencidos de que la novata iba a deslumbrar… 6.8 puntos y 4 rebotes en casi 20 minutos de juego ha sido el bagaje de la jugadora de las Storm. Ha podido hacer más. No parece que con el regreso de Jackson vaya a mejorar sus prestaciones.

También tenemos a jugadoras que, como Warley, Petrovic o Hayes, han aprovechado las bajas de jugadoras importantes para tener algo más de continuidad. La pívot de las Mercury ha logrado llegar hasta los casi 20 min de media debido a la lesión de Dupree, rindiendo bastante bien, por cierto. Muy correcta. Es la segunda rookie que más rebotes captura por partido (6.3). La baja de Prince permitió a Sonja Petrovic aumentar sus minutos en cancha y mostrar, aunque a pinceladas, su muñeca y su intensidad. Y Hayes sustituyó con maestría a McCoughtry en los pocos partidos que ésta se perdió por unas molestias. Tiffany ocupó el lugar de la jugadora franquicia de las Dream en el quinteto inicial y rindió muy por encima de lo que se esperaba, dejando un muy buen sabor de boca en Atlanta. El que también dejo Aneika Henry, que poco a poco desplazó a Leuchanka al principio de temporada haciéndose hueco en el cinco inicial de las Dream. Hueco que presumiblemente perderá en favor de Erika de Souza, que regresa al equipo tras los JJOO.

Las estadísticas

En el apartado estadístico, podemos ver muchos nombres conocidos liderando las clasificaciones.

McCoughtry gran protagonista de los rankings de la WNBA / Getty / David Dow

En anotación, Angel McCoughtry se sitúa en primer lugar con un promedio de 22.6 puntos; DeWanna Bonner, que con la plaga de lesiones en Phoenix ha visto aumentado su protagonismo, ocupa la segunda posición con 20.7 puntos; Cappie Pondexter es tercera con 20 puntos; Candace Parker es cuarta con 19 puntos y Tina Charles cierra el Top-5 con 18.7 puntos. Llaman la atención los 17.4 que promedia Kristi Tolliver y los 14.5 de Kara Lawson, al igual que los insuficientes 9.2 de Matee Ajavon. Fowles posee el mejor porcentaje en TC con un 63.6 %

En el aspecto reboteador, la lucha entre Fowles y Charles es feroz. Sylvia lidera la tabla estadística con 12.4 capturas (4.1 en ataque) –la marcha de Snow ha hecho que su producción sea aún mayor- mientras que Tina la sigue de cerca con 11.3 rebotes (4.3 en ataque). Por detrás, y siendo la tercera jugadora que promedia más de 10 rebotes por noche se encuentra Candace Parker, con 10.2 rebs. Ya por debajo de la barrera de la decena, Rebekkah Brunson es cuarta con 8.5 y Ashja Jones/Sancho Lyttle completan el Top-5 con 7.7 rebs. Son dignos de mención también los 7.6 rebotes por partido de Nneka Ogwumike y los 6.3 de Avery Warley.

En cuanto a los pases de canasta, Becky Hammon se mantiene en lo alto de la clasificación con 5.7 asistencias de media, perseguida por Sue Bird, con 5.5 y Lindsay Whalen, con 5.4 asistencias. Kristi Tolliver es cuarta con 5 asistencias y Temeka Johnson ocupa la quinta plaza con 4.9 asistencias. La novata Samantha Prahalis se sitúa muy cerca del Top-5 con 4.7 asistencias de media.

En tapones, es Candace Parker la que lidera la tabla con 2.6 pinchos por encuentro. Tras ella, Taj McWilliams-Franklin es segunda con 1.58 taps y, sorprendentemente, Angel McCoughtry es tercera con 1.31 chapas, superando a jugadoras como Fowles, Charles o Snow. Destacar también el quinto puesto de la rookie Henry con 1.16 tapones.

En robos, vuelve a destacar Angel McCoughtry, que es la mejor ladrona con unos promedios de 3.15 robos por partido. Tras ella, Sophia Young es segunda con 2.5 robos y Sancho Lyttle tercera con 2.42 robos. Llama poderosamente la atención que las cinco primeras clasificadas en esta tabla, menos Angel, se desenvuelvan en posiciones interiores –Young, Lyttle, G. Johnson y Catchings-.

Otro apartado estadístico en el que McCoughtry se lleva la palma, aunque no sea para bien, es en el de pérdidas. Angel promedia 4.6 por encuentro. La siguen Hammon, Prahalis, Tolliver y Parker con 3.3, seguidas por Pondexter con 3.2 y Cash y Vandersloot con 3.1 pérdidas. Y otro dato curioso, hasta 21 jugadoras promedian más de 30 min por partido. DeWanna Bonner es la líder absoluta en el apartado de minutos promediando 35.6 por choque. Después se encuentran Cappie Pondexter con 34.2 y Sylvia Fowles con 34.1 minutos. Claves en sus equipos.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response