Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Laia Palau: “Ha sido un campeonato de ensueño”

Bea Guerrero 19 septiembre, 2016 Baloncesto Femenino, Entrevistas, Europa, FIBA, JJOO, Selfem No hay comentarios
Laia Palau | Foto: Jesús Álvarez Orihuela

Es una de las jugadoras de la Selección Española de Baloncesto que ha hecho historia. El combinado español ha logrado la primera medalla olímpica para el baloncesto femenino y Laia Palau es la capitana de esta ‘Generación de Oro’. Con talento y carácter, ha conseguido 9 medallas entre todos los campeonatos disputados con la Selección Absoluta, una trayectoria que se ha visto recompensada con una medalla de plata en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Ella nos cuenta esa experiencia, habla del equipo y de su futuro.

Laia Palau | Foto: Jesús Álvarez Orihuela

La capitana de la Selección Española de Baloncesto | Foto: Jesús Álvarez Orihuela

Plata olímpica. Habéis hecho historia. ¿Qué sensaciones deja ser las primeras en ganar una medalla para el baloncesto femenino?

Creo que es lo más grande, un poco lo que le faltaba a este grupo que llevamos muchos años de trayectoria consiguiendo muchas cosas y compitiendo a un alto nivel, pero las Olimpiadas se nos habían resistido. No estar en Londres fue una gran decepción porque creo que el nivel lo teníamos pero bueno, después de esa no clasificación para Londres vinieron muchas cosas buenas como el Campeonato de Europa o el Subcampeonato del Mundo, y se ha culminado un poco con esta plata olímpica que de hecho creo que es lo que cualquier jugador o cualquier atleta quiere conseguir alguna vez en su vida y que es lo máximo. Por lo que muy contentas de poder haber estado allí, de haberlo vivido, porque realmente fue espectacular.

La canasta de Anna Cruz en el último segundo frente a Turquía nos paralizó, pero nos hizo soñar: por fin España pasaba a unas semifinales olímpicas y se rompía la ‘maldición’ de los cuartos… ¿Cómo vivió el equipo ese momento?

Sin duda fue el momento del campeonato, la canasta de Anna Cruz que nos permitía pasar a esas semis después de un partido muy difícil y trabado. Turquía es un equipo que nos conoce muy bien, que consigue parar nuestro juego. La verdad es que lo pasamos muy mal, fue un partido muy difícil que acabó mágicamente. A partir de ahí ya te plantabas en semifinales y con todo el subidón que significa haber desatascado un partido tan complicado y de esa manera. Fue una subida de adrenalina que nos empujó a encarar unas semifinales con toda la energía que tuvimos y creo que luego Serbia no nos supo parar, y esto ya fue la llave que abrió un poco la puerta hacia las medallas.

Habéis ganado todos los partidos en Río, salvo los dos contra EEUU. Son las rivales a batir en casi todos los campeonatos, ¿cuál cree qué sería la fórmula para derrotarlas?

Estados Unidos creo que está por encima de todos, de los nuestros y de todas las Selecciones del mundo. Es un equipo que tiene las 12 mejores jugadoras de su país, tienen un compromiso con la Selección, así como los chicos creo que no es así, las chicas sí. Siempre van las mejores, juegan como un equipo y físicamente están por encima. Son partidos que no digo que sean invencibles, pero realmente tienes que estar muy brillante, con unos porcentajes muy elevados, sobre todo en tiros de tres, un ritmo muy alto de todo, tienes que defender bien pero hay que meter mucho y aguantar 40 minutos. Creo que empezamos bien, tuvimos un primer cuarto bueno pero que una vez empiezan las rotaciones son como una máquina de tren de mercancías, no paran y llega un momento también mental que sabes que ese equipo desde hace tantos años no pierde ningún partido, que es muy sólido y tienes que tener un día muy inspirado. ¿Que creo que puede llegar ese momento? Sí, creo que sí, en algún momento se las puede llegar a competir mejor, pero bueno, a veces hay que aceptar que Bolt corre más rápido que el resto, y eso es así.

Durante el año se ha enfrentado a varias compañeras de la Selección como Anna Cruz o Alba Torrens, en diversos partidos de la Euroliga, pero al jugar juntas con España toda rivalidad se olvida. El compañerismo y la amistad de todos estos años se ve muy fuerte en el equipo incluso con las recién llegadas…

Es una de las claves de nuestro éxito, primero porque tenemos un grupo que lleva muchos años trabajando juntos, nos conocemos bastante bien, compartimos mucho el lenguaje de baloncesto, a pesar que durante el año cada una está en un sitio y competimos en contra para otras cosas, luego cuando volvemos a la Selección todas tenemos ganas de volver y de reencontrarnos. Hacemos mucho equipo, y es un poco la marca nuestra: un grupo unido y que empuja hacia lo mismo, eso siempre ha sido una característica muy de España. En la pista nos ayudamos todas y somos compañeras, porque creo que no tenemos superioridad física y nos faltan muchas cosas, aunque tenemos mucho talento, pero el carácter y la unidad es lo que nos hace estar en los sitios más altos y como lo sabemos, obviamente por qué no hacerlo. La gente nueva que llega se encuentra con este panorama, y obviamente todo el mundo quiere pertenecer a esto, porque es lo que nos hace ganar.

Fue duro llegar hasta allí, pero ¿con qué se queda de todo lo vivido en Río?

De Río me quedo con todo, la verdad. Ya de por sí estar en unas Olimpiadas es una experiencia única, porque de repente que diez mil personas de todo el mundo se junten en un mismo sitio, en un mismo momento, para dar lo mejor de sí, es un ambiente que no se puede encontrar en ningún otro lado. Y cada día pasan muchas cosas, se vive con mucha intensidad, y si ya los resultados acompañan, pues fenomenal. Creo que hemos planteado un buen campeonato, y hemos jugado muy bien todos los partidos siguiendo el plan al dedillo, y esto ha permitido que cada día fuéramos avanzando y disfrutando de todos los partidos. Obviamente el momento más grande es cuando subes al podio y te ponen una medalla, porque esto es lo que tú desde pequeña has visto en la televisión y  has soñado mil veces con estar ahí. Con lo cual, ilusión cumplida. Pero bueno, todos los segundos de todos los días fueron muy importantes y con mucha adrenalina, obviamente el ‘súmmum’ es el momento de la medalla, pero el partido de cuartos o de semis, da igual, todo ha sido importante y compartir todo esto con las compañeras de equipo. Ha sido un campeonato de ensueño.

Laia Palau durante un partido en el Preolímpico de Nantes | Foto: Zonadostres

Laia Palau durante un partido en el Preolímpico de Nantes | Foto: Zonadostres

Oro en el Europeo Sub20, plata en el Sub18, oro en el Sub16… ¿Qué opina de las generaciones de chicas que vienen pisando fuerte desde las categorías inferiores?

España en los últimos años está trabajando bien en las categorías inferiores, y es que en esas categorías se gana siempre, y si no se gana, se compite siempre. Esto es una tranquilidad, porque quiere decir que hay muchas chicas que están jugando al baloncesto y que lo están haciendo a un altísimo nivel con lo cual, sólo con que salga una de cada generación ya parece que no debemos preocuparnos del futuro que vendrá. Creo que la Federación está trabajando muy bien esta línea en los últimos años, y es gente que ya tiene una proyección y que cuando lleguen a sénior tendrán que dar un paso más, porque no es lo mismo jugar en categorías inferiores que en la sénior, pero esto les sirve de experiencia y les pone en el camino, con lo cual es una alegría para el país saber que tenemos una cantera tan productiva. Espero que esto se demuestre y pasen los años y sigamos tan potentes como hasta ahora.

Después de Río, parece que todo el deporte femenino ha salido reforzado de cara al público y a las instituciones. ¿Por qué cree que es visible sólo cuando se ganan medallas y no se valora también todo el esfuerzo que supone llegar a esa situación?

El tema de la repercusión mediática es solo en las Olimpiadas porque es el evento mundial que hace parar el mundo para estar pendiente de esto, y parece que es en este momento cuando los países se sienten parte de todo, ya sea baloncesto, remo o cualquier deporte minoritario que normalmente están en la sombra y las Olimpiadas son el escaparate. Te sabe mal porque llegar allí y ganar esta medalla no es cosa de un día, que hay mucho recorrido detrás y es igual de importante, pero está claro que también soy consciente que la sociedad de hoy en día valora el éxito por encima de todo, y serían valores que habría que revisar. Sólo se estaría valorando el resultado final, cuando creo que el resultado final viene provocado por muchas otras cosas. Pero bueno, es así y lo sabemos y obviamente España es un país de fútbol, no sólo es nosotras o el femenino, hay millones de deportistas que están cada día dando lo mejor de sí y tampoco tienen ninguna repercusión, al menos tenemos un momento que es el nuestro, que son las Olimpiadas, y es donde siempre esperamos brillar.

Ha estado varios años jugando en España y lleva ya varios fuera. ¿Qué diferencias encuentra entre las ligas europeas femeninas respecto a la española? ¿Cree que cuentan con mayor apoyo?

El tema del baloncesto femenino en España es que, básicamente, el país está como está: en horas bajas, con lo cual todo lo que sea dinero sobrante no existe y normalmente este dinero sobrante es lo que se dedica a proyectos de mecenazgo, que es básicamente como funciona el baloncesto femenino español, igual que para mí funciona en Praga o en Polonia. La única diferencia es cuando estuve en Francia, que era una estructura mucho más trenzada, donde participaban muchas empresas de la ciudad y había mucha gente implicada empujando ese proyecto. Creo que esto tiene un recorrido más largo, más que una sola persona que ponga el dinero, porque cuando esa persona ya no quiere o puede patrocinar más, el proyecto se acaba. A lo mejor en Europa ahora hay otros países que están más boyantes y esta es la razón por la que están apoyando más al baloncesto femenino y está empujando más, y por eso la mayoría de jugadoras nos tenemos que ir.

Este año ha llegado a la Final Four de la Euroliga con el Praga frente al Ekaterimburgo, pero no pudo revalidar el título conseguido el año anterior, ¿es su objetivo para el 2017?

Sí, estoy en Praga porque creo que siempre es un equipo con opciones a competir y a meterse en la Final Four, ahora ya tenemos esta presión desde que ganamos la Euroliga, por lo que los objetivos del club incrementan. Creo que el año pasado fue una buena temporada ya que ganamos la Supercopa de Europa, nos metimos en la Final Four pero luego en semifinales nos topamos con el Ekaterimburgo que acabó siendo el Campeón de Europa. Una vez ahí todos los equipos son complicados y el plan es intentar competir para volver a estar en la Final Four. Tenemos a un grupo que se lo merece y tiene que demostrar que queremos seguir estando arriba y colocar al Praga en lo más alto.

Y para finalizar, es una de las veteranas de la Selección junto a Lucila Pascua, así que esta pregunta es obligatoria: ¿Cuáles son sus perspectivas ahora de cara a un futuro próximo con la Selección? El EuroBasket es el año que viene…

Pues la verdad es que aún no lo sé, ni sé qué voy a hacer, porque han pasado muchas cosas, muchas emociones… cada año digo lo mismo pero quiero ver cómo estoy, qué me apetece y creo que voy cerrando ciclos y consiguiendo cosas, pero también es verdad que no me canso. Tengo un año más en Praga, con objetivos personales y de equipo, que es competir al máximo otra vez y ya veremos qué pasa en verano. De momento es una incógnita, ya iré hablando con la Federación o con quien se deba y viendo qué es lo que quiero hacer

Like this Article? Share it!

About The Author

Bea Guerrero

Graduada en Periodismo por la UCLM. Fui redactora en prácticas de Internacional en la televisión de CMMedia. Y actualmente, en prácticas en el programa 'Estando Contigo' de CMMedia. Y cuento con un B2 en inglés.

Leave A Response