Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Femenina, LF2, FIBA…

Los Ángeles Sparks: La ilusión regresa a LA

Sin duda, uno de los equipos del que más se va a hablar este año va a ser las Sparks. Tras la decepción del año pasado, el equipo angelino ha hecho los deberes en cuanto a la preparación y planificación de esta temporada y eso se va a ver reflejado en la cancha. Las pupilas de Carol Ross volverán a dar que hablar. Las Sparks han vuelto.

Parker la estrella de las Sparks | Christian Petersen/Getty Images

Difícil, dura, complicada, frustrante, decepcionante o simplemente mala son algunos de los términos con los que podríamos definir lo que fue la pasada campaña en Los Ángeles. Después de tres años consecutivos en Playoff, y tras una Regular Season muy irregular, las Sparks se quedaron sin post-temporada y se fueron de vacaciones antes de lo previsto. La lesión de Candace Parker en la primera mitad de la temporada lastró mucho al equipo, que no vio recompensado su gran final de temporada y se quedó sin opciones de pelear por el título. Ese “fracaso” ha supuesto una especie de cambio de ciclo en la ciudad angelina, que ha optado por hacer limpieza en la plantilla y formar un bloque compacto y de calidad que gire alrededor de Parker.

Mientras que la mayoría de favoritos en la disputa por el título sólo han retocado con un par de pinceladas sus plantillas, el roster de las Sparks varía bastante respecto del año pasado. Las veteranísimas –y maravillosas- Tina Thompson y Ticha Penicheiro fueron las primeras en abandonar el equipo. Toda una declaración de intenciones. Poco después comenzaría el baile de nombres entre L.A y Washington: en la primera tanda, Marissa Coleman aterrizó en el equipo a cambio de Noelle Quinn, y en la segunda, LaToya Pringle y Natasha Lacy hacían las maletas rumbo a las Mystics, que mandaban a Nicky Anosike al conjunto amarillo. Además, las Sparks firmaban a Alana Beard y seleccionaban con el nº1 a Nneka Ogwumike. En resumen, un equipo más joven y orientado a practicar un juego dinámico.

El equipo no ha perdido ninguna de sus referencias en la pintura –Hoffman, Lavender, Parker- y se ha hecho con jugadoras exteriores de mucha calidad. El único pero es que quizá la rotación exterior sea un poco corta. Los mandos van a pasar a Tolliver, que presumiblemente será la playmaker titular del equipo. La temporada pasada fue, junto con Milton-Jones, la única jugadora que dio el nivel ante la ausencia de Parker. Este año le toca confirmar que es una de las mejores jugadoras exteriores de la liga. Casi con toda seguridad, las ex Mystics Beard y Coleman completarán el perímetro, dejando a DeLisha como primera opción desde el banquillo. A las Sparks les vendrá bien que Milton-Jones no tenga que cargar con tanto peso ofensivo como el año pasado y dará minutos de mucha calidad desde el banquillo. Aún tiene mucho que aportar. Y no nos olvidemos de Jenna O´Hea, que tendrá que aprovechar sus minutos si quiere hacerse hueco en esta liga. Por dentro, Parker-Hoffman parten con ventaja, aunque es probable que el impacto de la rookie haga que ésta sea la que dispute los primeros partidos como titular.

Con las nuevas incorporaciones, parece que se va a apostar por un ritmo de juego rápido, con ataques cortos y en el que se pueda sacar la máxima ventaja posible de la versatilidad de las jugadoras interiores. Además, una rápida circulación de balón favorecerá a muñecas como la de Tolliver, Coleman o O´Hea. Parker y Hoffman también lo agradecerán, sobre todo la primera, que ha mejorado mucho su tiro y podrá salir a lanzar de tres, creando espacios dentro para romper defensas con penetraciones o dando facilidades a Lavender, Anosike o a Ogwumike para poder aprovechar esas situaciones al poste bajo.

Si las lesiones les respetan, asegurarán el Playoff sin problemas, llegando incluso a alcanzar las 22/23 victorias. Ojo con ellas.

CINCO INICIAL: Tolliver, Beard, Coleman, Parker y Hoffman

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response