Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Marta Canella: “Nada me haría más ilusión que disputar la final con el Aros y ganarla”

Marta Canella lanzando un tiro libre | Foto: Jonay González

Hace tres temporadas el Patatas Hijolusa Aros León volvía a disputar una fase de ascenso tras quedarse a las puertas el año anterior. Un equipo que desde entonces ha encadenado tres playoffs consecutivos y del que destaca la figura de una de sus dos capitanas, Marta Canella. La joven base gallega llegó a León en un momento deportivo delicado debido a una lesión, pero tras tres campañas se ha convertido en una jugadora importante para su equipo y de las más destacadas de la categoría. Hoy la playmaker viguesa se pasa por Zonadostres para hablarnos de la temporada, de cómo afronta la que será también su tercera fase de ascenso y del balance de estos tres años en el conjunto leonés.

Marta Canella lanzando un tiro libre | Foto: Jonay González

Marta Canella lanzando un tiro libre | Foto: Jonay González

Tercera fase de ascenso consecutiva que disputas, las tres con el Aros León, ¿cómo llegas a esta parte final de la temporada? ¿Y el equipo?

Sí, por suerte ya mi tercera fase y las tres consecutivas con el Aros así que estoy muy contenta porque es lo que buscaba cuando decidí venirme aquí. Sabía que el Aros era un equipo que siempre aspiraba a esto, pero igual nunca pensé que podría ser algo ya “tan esperado” porque lo hemos hecho tres años seguidos. Espero que esta vez el resultado sea diferente, tenemos una nueva oportunidad para conseguirlo.

Tanto el equipo como yo llegamos preparados. Llevamos un tiempo clasificadas y eso nos ha permitido durante la semana, a pesar de siempre pensar en el partido del sábado, de cómo ganarlo y hacerlo lo mejor posible, ir pensando en algunas cosas que teníamos que trabajar. En definitiva, llegamos bien y con muchas ganas de poder estar ya allí.

A pesar de un inicio un poco irregular (por las dos derrotas al inicio frente a Celta e Ibaizabal) habéis hecho una fase regular incluso mejor que la de la temporada pasada, demostrando que el proyecto del Aros León está más que consolidado. ¿Cuáles crees que son los mimbres que han llevado al Aros a ser uno de los referentes de la categoría? ¿Qué importancia o parte de “culpa” tiene Isabel “Moses” en todo esto?

El proyecto del Aros está muy consolidado y reconocido por todos. La verdad que lo que hace Moses, que como tú bien dices es la “gran culpable” de todo esto, es algo que me parece a destacar por parte de todo el mundo. Sus equipos siempre están ahí, independientemente de la plantilla que tenga o el presupuesto con el que cuente, con unas características muy concretas; el Aros tiene una identidad propia, reconocible por todos.

Todo esto es lo que me hizo venir aquí y me alegra mucho darme cuenta de que no me equivoqué. Llegué buscando un tipo de juego que veía desde fuera, al que tenía que enfrentarme y me gustaba, una entrenadora con mucho carácter que exprimía y sacaba siempre lo mejor de sus jugadoras, y un equipo que siempre estaba peleando, dando guerra y luchando por llegar a los playoffs. No puedo estar más satisfecha de la decisión que tomé.

Volviendo a lo que se va a vivir en la Laguna en pocos días, el pasado fin de semana conocías ya a vuestros 3 rivales: Campus Promete, Añares Rioja ISB e ISE CB Almería. ¿Qué destacarías de cada uno de ellos? ¿Hay alguno que veas como claro favorito?

Está claro que el gran favorito es el Campus Promete, ya no solo de nuestro grupo sino de los 8 equipos. Tiene una plantilla muy larga, con jugadoras de gran calidad, que todo el mundo querría tener en su equipo y es lo que le hace estar en esa posición de súper favorito.

En el caso de Añares Rioja ISB, que es el que más conocemos nosotras, su quinteto titular es muy bueno; tiene cuatro jugadoras extranjeras, que cualquiera querría en su equipo, muy bien acompañadas por las jugadoras nacionales. Con lo cual también va a ser un conjunto muy peligroso, quizás no se cuente mucho con él, pero yo creo que también va a estar ahí arriba.

Por su parte, el ISE CB Almería, es el más parecido a nosotras. No es un equipo tanto de nombres o individualidades, sino de juego colectivo.

Como comentaba al inicio, esta es vuestra tercera fase de ascenso consecutiva ¿la afrontáis de manera distinta a las otras veces? ¿Es una ayuda o más un “hándicap” el haberlo vivido ya antes?

La verdad, lo veo más como una ayuda que como un hándicap. No es el hecho de haber vivido ya dos fases, sino que lo tomo como dos ocasiones consecutivas, con el mismo club, con un equipo que a pesar de haber cambiado en su totalidad sigue teniendo la misma filosofía de juego. Con lo cual los errores o las dificultades que hayamos podido afrontar en las dos anteriores, son cosas que tanto Itsaso como yo, somos las dos únicas jugadoras que seguimos de aquella primera fase de ascenso disputada en León, tenemos en cuenta, sabemos afrontar y nos hace estar más tranquilas. Así pues, en este caso nos ayuda, luego ya veremos los resultados lo que dicen, por lo menos nuestra sensación a la hora de ir a disputarla, sí que es distinta a las veces anteriores.

Centrándonos ahora en el plano individual, cumples tu tercera temporada en León siendo una de las dos capitanas junto con Itsaso Conde. En la rueda de prensa del acuerdo de renovación con el patrocinador del equipo, Patatas Hijolusa, Isabel “Moses” confirmaba tu continuidad junto con la de Itsaso a pesar de tener varias ofertas de conjuntos de la Liga Día. ¿Qué te hizo decidirte por ella?

Es cierto que hubo un componente académico que me ayudó a tomar la decisión de quedarme en León para poder acabar mis estudios universitarios, pero no fue algo que frenase mi marcha pues los podía haber finalizado en cualquier otro lugar. Por tanto, si decidí seguir no fue solo por mis estudios, sino porque al final los dos años que llevaba ya aquí fueron muy buenos tanto a nivel individual como colectivo, a pesar de no poder ponerle la guinda final con un triunfo final en los playoffs.

Tanto León como el Aros se lo merecen y me apetecía apostar un año más por intentarlo aquí. Me haría muy feliz disputar la final por una de las dos plazas de ascenso con el Aros.

Cuando fichaste por el Aros comentabas que llegabas a León en busca de un cambio que necesitabas tras diagnosticarte una lesión degenerativa en las rodillas y para mejorar sobre todo en defensa y lanzamiento lejano. Tras tres años, a la vista de los resultados, el cambio no ha podido ser mejor ¿no? ¿Qué balance haces de este tiempo?

Era consciente que para jugar en el Aros tenía que defender mucho más agresivo, y que, para competir en cualquier equipo a un mayor nivel necesitaba confiar un poco más en mi tiro lejano. Esto último Moses lo hizo por mí desde el primer día, no le hizo casi falta corregirme cosas técnicas, fue más la confianza que me dio, el decirme lo que quería que hiciera lo que hizo que yo ganase mayor seguridad y tuviera mejores sensaciones a la hora de tirar de lejos.

En cuanto a la defensa, era defender o quedarte sin jugar, porque aquí es una condición indispensable para cualquier jugadora que esté en pista. Moses nos exige defender, rebotear y a partir de aquí ya viene todo lo demás. Así pues, para mí el balance es muy bueno, pues gracias a haber venido aquí soy una jugadora mucho más completa.

En cuanto a tu lesión (sufre condromalacia en ambas rodillas), hablabas hace un tiempo que habías aprendido a jugar con dolor, ¿de qué manera se consigue gestionar o afrontar eso? Y hoy en día, ¿en qué punto te encuentras?

Ahora mismo si me comparo cómo estaba antes de venir a León no hay comparación posible. En ese momento estaba coja, Moses confió en que la lesión era recuperable, me convenció para venir aquí. Estaba dubitativa por el diagnóstico que me acababan de dar, pero ella insistió en que fichara, en que iba a funcionar. La verdad que gracias al trabajo que hicieron conmigo tanto en la pista como sobre todo físico, a poder trabajar en el Centro de Alto Rendimiento de León, me he podido ir no recuperando, pero si readaptándome a mi lesión hasta llegar al tipo de jugadora que soy ahora.

El dolor diario que comentaba en su momento ha pasado a ser una molestia que en época de un nivel físico menor se convierte en dolor. Para salir de esto, de los días malos, cuando tengo un buen momento no ya físico sino anímico con mi equipo, en una pista de baloncesto bien jugando o entrenando, me ayuda y me hace ver por qué quiero pasar ese mal trago. Los buenos momentos me compensan el tener algo tan delicado.

A pesar de tu corta edad, eres una de las referentes de tu generación junto con Leticia Romero, Belén Arrojo, Laura Quevedo… con las que te proclamaste campeona de Europa sub 20 en Tenerife. Este verano volviste a recibir la llamada de la selección esta vez para la novedosa sub 23 con el objetivo de ayudar a preparar a la absoluta la Copa del Mundo y los Juegos del Mediterráneo. ¿Cómo lo recibiste? Entiendo que esto es un incentivo más a seguir mejorando y continuando tu gran progresión, ¿no?

No soy capaz de considerarme un referente de mi generación y menos en una como ésta en la que precisamente hay gente como las tres que has nombrado a las que tengo un especial cariño y admiración. Son gente que se ha currado mucho el estar donde están, he podido conocerlas, trabajar con ellas, las considero amigas incluso y ver dónde han llegado me alegra mucho.

En cuanto a mí, el tema de la selección sub23 fue una alegría doble. Siempre lo es, que te convoquen con la selección española para el evento que sea, pero esta vez además no teníamos constancia de que se fuera a hacer, así que fue una alegría doble por ese factor sorpresa. Me lo comunicaron justo después de disputar la fase de ascenso, estaba un poco tristona por lo sucedido y no me lo esperaba. Mis compañeras se alegraron mucho por mí, estaba ilusionada pero un poco nerviosa porque me pilló algo descolocada.

Aunque fueron cinco días, lo preparé como si fuera yo la que iba a jugar el Campeonato del Mundo. Fue una gran experiencia, entrenamos además en León y pudimos disputar un partido contra la selección sub20. Desde luego todo esto es un incentivo para seguir ahí, al pie del cañón y saber que siempre existe la posibilidad de que pase algo nuevo

Ya para finalizar, si llegáis al partido del día 28 y lo finalizáis con victoria ¿hay alguna promesa que puedas decir? ¿Algún mensaje para la afición leonesa antes de iniciar la parte más apasionante de la temporada?

Quizás una promesa no porque no la tengo hecha ni conmigo misma, pero sí que puedo asegurar que nada me haría más ilusión que disputar la final con el Aros, ganarla y ayudarles a conseguir ese hueco que creo que tienen en la Liga DIA. Quiero pensar, confiar en que también se puede conseguir esto a base de esfuerzo y no solo de talonario, ya que los años anteriores han ascendido los equipos que tenían mayor presupuesto. Confío en que los que lo intentan de verdad, los que creen en lo que hacen, los que lo llevan ahí mucho tiempo a pesar de no conseguirlo pueden llevarse también ese ascenso.

Por mi parte, haré todo lo que esté en mi mano para conseguirlo, nada me haría más feliz que ver al Aros en la máxima competición nacional y si es jugando con ellos mejor todavía.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response