Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Natalia López: “Este último mes va a ser la guerra”

Natalia López durante un partido | Foto: Quique Bueno

“Queremos esa Fase y daremos todo por conseguir llegar a ella.” Esta es la declaración de intenciones de Natalia López, la jugadora del  León Cuna del Parlamentarismo, equipo que se encuentra sexto del grupo A de la Liga 2. Un partido las separa del Cortegada, cuarto y el que sería el último clasificado de la Fase de Ascenso. Quedan seis encuentros y Natalia nos cuenta todo lo que le queda por decir al León.

Natalia López durante un partido | Foto: Quique Bueno

Natalia López durante un partido | Foto: Quique Bueno

Victoria contra el ABDA, contigo como MVP del encuentro, en un partido en el que salisteis muy concienciadas en el primer cuarto (parcial 23-11), ¿cuánto ayuda al equipo lograr empezar tan bien un encuentro? ¿Cómo se vive esta victoria unida a ser miembro del quinteto ideal de la jornada?

Empezar bien el partido siempre ayuda a ganar confianza y más a nosotras que somos un equipo que vamos a rachas. En el último partido nos encontramos muy a gusto desde el principio, corriendo y defendiendo intensamente, que es lo que mejor sabemos hacer, y sacamos una ventaja en el primer cuarto que nos sirvió de colchón más adelante cuando se nos acercaron. Sabíamos que era una victoria muy importante y supimos sacarla adelante trabajando en equipo. A nivel colectivo ha sido uno de los mejores partidos del año.

A nivel individual, muy contenta de estar en el quinteto, ya que este año no me estaban saliendo muy bien las cosas y gracias a la confianza de mi entrenadora y, sobre todo, a las grandes compañeras que tengo estoy sintiéndome mucho mejor estos últimos partidos, pero tengo que seguir trabajando porque creo que puedo dar más de lo que estoy dando.

Estáis a solo una victoria del Cortegada y empatadas con el Celta. A falta de 6 jornadas, ¿cómo se ve este último mes y medio de LF2?

Este último mes va a ser la guerra: cada partido es una final y si queremos llegar a esa Fase tenemos que ganar todos y esperar a que alguno de los de arriba pinche. Celta está jugando muy bien y Cortegada tiene un gran equipo, y las 3 primeras plazas están casi cogidas, por lo que la lucha por el cuarto lugar para la Fase va a estar reñida hasta el final. Yo confío en mi equipo y pienso que si seguimos trabajando en esta línea y mantenemos la cabeza fría puede ser nuestra.

Entre diciembre y enero acumulasteis varias derrotas que os hicieron abandonar los primeros puestos de la tabla, ¿qué os pasó en esos partidos? ¿Pesan más ahora?

Fueron partidos muy duros contra buenos equipos que se decidieron por detalles. Conseguimos llegar al final siempre con el marcador ajustado pero en los últimos minutos ellas tuvieron más cabeza y sangre fría y se llevaron la victoria. Quizás la que más nos pesa fue la derrota ante Badajoz en casa, ya que era un partido importante que debíamos ganar y no dimos la talla.  Y sí, ahora pesan más porque podríamos estar una o dos posiciones más arriba habiendo ganado tan solo uno; pero lo pasado, pasado está, ahora tenemos que pensar en los que vienen y en dar el 200% para conseguir esa cuarta plaza.

Eso demuestra que no se puede tener un mínimo altibajo en esta competición, ¿hasta qué punto está igualada Liga Femenina 2?

Entre los 6 equipos que estamos arriba puede pasar de todo, todos podemos ganar a todos y lo que al final va a decidir quién se lleva las victorias va a ser la cabeza. Las 2 primeras plazas están casi aseguradas por los equipos de Lugo y Galdakano, Arxil ganando los que tiene que ganar estaría dentro también, y será esa cuarta plaza la más disputada. A partir de ahora cada partido es una final, no hay tiempo para relajarse y hay que ser ambicioso; si queremos esa Fase tenemos que ser las mejores sí o sí.

Décimos de vuestro grupo el año pasado con ocho victorias (que ya habéis superado en este). ¿Qué ha cambiado de ese León Cuna del Parlamentarismo?

El año pasado no estuve aquí, pero, en mi opinión, la plantilla de este año tiene mucha más calidad que la del pasado a nivel individual. Nos complementamos muy bien todas, nos llevamos muy bien y nos ayudamos mucho; y creo que el buen rollo es algo clave para que un equipo funcione. La frescura, talento e ilusión de las jóvenes unida a la calidad y temple (y a la paciencia sobre todo) de las más veteranas hace que seamos un equipo muy completo y equilibrado; y que, cuando no se nos cruzan los cables, hacemos un baloncesto muy bonito.

Un año en el que viviste muy de cerca la Liga Femenina 2, pero en la que no estabas presente, ¿cómo se vive el basket en Brasil?

El baloncesto en Brasil es casi inexistente. Yo vivía en el Sur, una de las cunas del surf y skate mundial en la que no veían más allá que eso, aparte del fútbol, claro, que está presente en cada rincón del país. Me costó semanas encontrar un sitio donde poder jugar alguna pachanga y cuando lo encontré y fui me di cuenta de que todos eran hombres y de 25 para arriba (risas). Volví un par de días por necesidad, pero no me encontraba muy cómoda allí. Más tarde empecé a entrenar un par de días con un equipo femenino de una universidad, pero el nivel allí es bajísimo y no existen las ligas. Jugué un par de Campeonatos a nivel nacional entre universidades en lo que fue mi única competición en todo el año. Eché mucho de menos el baloncesto, me di cuenta que no puedo vivir sin él.

Primer partido en LF2 hace cinco temporadas, con tu entrenadora confiando en que serías una de las bases del equipo con tan solo 16 años, ¿cómo son esos primeros momentos? ¿Qué queda de esa Natalia López?

Recuerdo mi debut como si fuese ayer: fue en Zamora y nos dieron una tremenda paliza (risas). Fue un año increíble, ya que al ser aún junior y no tener ninguna responsabilidad o miedo de hacerlo mal, jugaba sin complejos y era yo misma, no tenía miedo a nadie y jugaba sin pensar en nada más que en meter. La liga tenía mucho más nivel que la Liga 2 actual y tener la posibilidad de jugar contra jugadoras de la talla de Lidia Gesteira o Laura Grande y compartir vestuario con Marta Ginés, Ziomara Morrison o Laurita Fernández fue algo que me hizo crecer mucho como jugadora. Quedan las ganas de ser la mejor y trabajar para ello, la competitividad y desparpajo que siempre tuve, y creo que tengo, y el amor que sigo teniendo y siempre tendré por este deporte.

Ahora te encuentras siendo la mejor base de la jornada y con unas medias que llegan a 9,7 puntos y 7,9 de valoración por partido, ¿qué te queda por mejorar? ¿Qué quieres aportarle al equipo más allá de estos números?

Uf… mucho, muchísimo. Después de estar un año prácticamente parada me ha costado adaptarme otra vez a los entrenamientos y a la competición; creo que por fin he vuelto a encontrar mi sitio en el equipo, por lo que intentaré dar todo de mí en este último mes tan importante. Siendo específica, mi punto débil sigue siendo mi defensa y mi físico, que no me permite jugar tan dura como me gustaría, pero seguiré trabajando en ello.

Me gustaría aportar sobre todo a las más jóvenes que yo mi experiencia (aunque no sea mucha), ya que yo he estado en su lugar hace poco y sé que a veces es duro ver como trabajas y trabajas para luego no jugar; pero su momento llegará y pronto. Solo tienen que seguir trabajando porque calidad les sobra.

Natalia López en el encuentro ante Arxil | Foto: Quique Bueno

Natalia López en el encuentro ante Arxil | Foto: Quique Bueno

Hace un par de temporadas ya descubriste, con este mismo club, lo que era estar en una Fase de Ascenso de Liga 2, ¿qué nos puedes contar de esa experiencia? ¿Es volver a competir en ella uno de los objetivos del León de este año?

Para mí, jugar la Fase de Ascenso en Cáceres fue un sueño y una experiencia increíble. Jugar contra los mejores equipos y plantillas de ambos grupos y disfrutar de ello con mi hermana fue algo que nunca olvidaré. Teníamos un equipo muy humilde y no ganamos ningún partido…pero, en mi opinión, dimos muy buena imagen e hicimos un baloncesto bonito, sorprendiendo a muchos.

Y sí, meternos en Fase era el objetivo principal de este año, puesto que tenemos equipo de sobra para conseguirlo. Ese objetivo se ha ido alejando poco a poco al perder algunos encuentros importantes, pero seguimos en la lucha y no vamos a rendirnos. Queremos esa Fase y daremos todo por conseguir llegar a ella.

Estás ayudando mucho a la cantera del club, ¿qué crees que aporta, a nivel personal, el estar tan cerca de estas categorías inferiores?

Nuestra cantera es la base, el alma y la alegría del club; y que el primer equipo esté continuamente en relación con ella es algo vital para que esas niñas sigan trabajando con ímpetu y motivación para intentar llegar algún día a donde estamos nosotras. Yo me siento muy identificada con cada una de ellas, puesto que Aros es el club de mi vida y he crecido aquí, por lo que las trato como a mí me hubiese gustado que me tratasen cuando era la pequeñaja e intento ayudarlas en todo lo que puedo. Aunque en realidad son ellas las que más me aportan a mí: transmiten esa ilusión y esa alegría que te hacen olvidarte de todo y disfrutar como hacen ellas.

Visita el sábado a Oviedo, en un momento de la Liga en el que ya no se permiten errores, ¿cómo os planteáis el partido?

Como una final. De aquí hasta que acabe la temporada cada partido es una final y da igual que juguemos contra el primero que contra el último, todos los equipos son peligrosos y no puedes confiarte. Oviedo es un equipo que siempre nos da problemas, que corre mucho y con grandes exteriores; intentaremos hacer nuestro juego, llevar el ritmo del partido y mantenernos concentradas los 40 minutos.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response