Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Opinión | Tirar como una chica

Loida Cabeza 25 mayo, 2017 Baloncesto Femenino, Liga DIA No hay comentarios
re

Si la ACB pusiera en marcha el “Premio al Comentario más Estúpido de la Temporada 2016/17”, estoy segura de que uno de los candidatos a hacerse con el galardón sería Nikola Lončar. El exjugador serbio lleva intentándolo desde que empezó a ejercer de comentarista, pero con su “tira como una chica”-en plena retransmisión de Movistar Plus, mientras baskonistas y aurinegros disputaban los cuartos de final de la Copa del Rey- parece haberse superado con creces.

Como era de esperar, el público reaccionó de forma instantánea mediante las redes sociales; criticando el desafortunado comentario. También gran parte de deportistas, clubes y otros expertos compartieron su disgusto. Cabe destacar la labor realizada por Patricia Cabrera, a la que el comentario le sentó como una patada en el estómago. La escolta grancanaria promovió en Twitter el hashtag #Tirarcomounachica (que se convirtió en tendencia) y le cerró la boca al intruso laboral a través de la publicación de un vídeo -con la ayuda del Star Center Uni Ferrol y sus compañeras- en el que, una vez más, hizo gala de su buena puntería:

Considerar, en pleno siglo XXI, que el deporte es una cuestión de género y promover la discriminación me parece un pensamiento bastante cavernícola e irresponsable. Pero no es de extrañar si tenemos presente la lacra que afecta al periodismo deportivo, en términos generales: falta de independencia política y económica; para vender a toda costa se recurre a prácticas antideontológicas -como sensacionalismo y amarillismo- que reflejan un nulo compromiso y responsabilidad con los ciudadanos; los valores de las empresas y sus empleados van en decadencia; hay numerosos trabajadores sin cualificación en el ámbito que nos ocupa; etc. Como todo en la vida, al final depende de la ética, profesionalidad, respeto, rigor, compromiso, formación y responsabilidad social de cada periodista.

Lo que me fastidia es que se nos meta a todos en el mismo saco, cuando algunos somos conscientes de que cuando estamos delante de un micrófono, no tenemos autoridad para decir la primera tontería que se nos pase por la cabeza. De ahí que nos preparemos antes de los partidos para no cometer errores de novatos (ojo, todos somos imperfectos. Pero algo como confundir temporada tras temporada el lugar de procedencia de las jugadoras o sus clubes denota una falta de seriedad y preparación curiosa). Por otra parte, como consumidores no tenemos por qué soportar a peones que crean estar en un pedestal: están cumpliendo un servicio público, y si no lo consideramos eficaz, podemos movilizarnos y hasta terminar provocando un despido.

Centrándonos nuevamente en la reacción de Cabrera, no hay que hacer un profundo ejercicio empático para entender lo que le debió molestar las palabras de Lončar. Como la inmensa mayoría, lleva años esforzándose y dejándose la piel por el baloncesto; al mismo tiempo que fomenta la igualdad en medio de una sociedad caracterizada por la herencia de valores y comportamientos repugnantes. Además, se ha convertido en una grande de la historia de nuestro baloncesto (sin pretenderlo, porque la grancanaria demuestra cada curso ser una hormiga que antepone el bien colectivo a los intereses personales). Por eso, que venga un sujeto a desprestigiar su trabajo es una enorme falta de respeto; pero esta se agrava si tenemos en cuenta que todavía no ha sido capaz de pedir disculpas públicamente.

A modo de conclusión, estaría bien recordar dos reflexiones* que nos dejó el historiador Ryszard Kapuściński :

[…] Para ejercer el periodismo, ante todo, hay que ser buenos seres humanos. Las malas personas no pueden ser buenos periodistas. Si se es una buena persona se puede intentar comprender a los demás, sus intenciones, su fe, sus intereses, sus dificultades, sus tragedias” […].

[…] El verdadero periodismo es intencional… Se fija un objetivo e intenta provocar algún tipo de cambio. El deber de un periodista es informar, informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentando el odio o la arrogancia. La noticia debe servir para aumentar el conocimiento del otro, el respeto del otro. Las guerras siempre empiezan mucho antes de que se oiga el primer disparo, comienza con un cambio del vocabulario en los medios.” […].

*La primera pertenece a Los cínicos no sirven para este oficio (Anagrama, 2002) y la segunda a una conferencia impartida en la Universidad Autónoma

Como todo artículo de opinión, representa el punto de vista de Loida Cabeza y no la opinión de Zona 2-3, ni la del resto de compañeros.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response