Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Pasos a la americana

Sara Valenzuela 30 septiembre, 2016 Baloncesto Femenino, Liga Femenina 2 No hay comentarios
Celebración de la victoria del equipo granadino - Ramón y Cajal Granada

El inicio de esta historia lo encontramos en un bar del centro de Málaga. Nuestra primera protagonista se sienta a tomar un café. Pasa aquí sus vacaciones, pese a que lleva cuatro años jugando con un Ramón y Cajal Granada (RACA) del que demuestra sentirse muy orgullosa. Este año han rozado con la punta de los dedos estar en Liga Femenina 2, pero Isa Pastor no se conforma. Quizá sea porque los motivos de que su equipo permanezca en Primera División Nacional se vinculan más con los económicos que con los deportivos.

Celebración de la victoria del equipo granadino - Ramón y Cajal Granada

Celebración de la victoria del equipo granadino – Ramón y Cajal Granada

“Cuando leí que no, pensé: esto es una broma. Y Almería tampoco. Y luego cae Murcia” explica la jugadora del equipo granadino. Cabe remontarse a julio de este verano, cuando comienzan los plazos de inscripción en Liga 2. O, incluso, a mayo, a un agónico partido del RACA que lo clasifica para esta categoría. Aquí se nos presenta el conflicto, el objetivo de los personajes: poder pagar las tasas.

“Al principio costó encontrar respaldo económico. Alberto Pérez siempre ha buscado un apoyo que no comprometa al grupo; y no es fácil”. El plazo se iba ampliando y el sueño se acercaba. “Han sido unos meses de total incertidumbre: una semana pensábamos que seguíamos en LF2 y, a la siguiente, Primera Nacional… Ha sido un verano angustioso en el que era imposible planificar nada” añade la jugadora del UCAM Murcia, Victoria Robles.

A la trama del equipo de Robles, se le une la del Almería. Ambos combinados lograron mantenerse en Liga Femenina 2 tras finalizar la temporada, pero tuvieron dificultades para pagar el aval. Unos problemas que, parecía, se estaban resolviendo cuando la Federación Española les amplió diez días el plazo (como ocurrió en las temporadas anteriores). Pero ninguno de los tres clubes apareció en el calendario de esta temporada.

“Sentí que el baloncesto se acababa, eso por lo que tanto me había sacrificado y con lo que tanto disfrutaba, se esfumaba. Llevo desde los 16 años en Liga Femenina 2 y siempre había pensado que lo dejaría cuando no pudiese dar más de mí o cuando fuese mi decisión, no por temas burocráticos”, explica Victoria Robles. Sin embargo, tras las reclamaciones presentadas y la acción en redes sociales, parecía que todo podía cambiar de un momento a otro.

“Almería y Murcia empezaron, luego nos unimos” recuerda Isa Pastor sobre los trendic toppics que las arroparon en Twitter esos días y en los que se reflejaron los mensajes de apoyo de una afición que no les dejaría solas en todo el proceso. Gracias a esto, se presentó un nuevo capítulo de la historia que nos explica la jugadora del CB Almería Alicia González: “la Federación decidió que los clubes que ya formaban parte de la Liga esta nueva temporada eran los que tenían la última palabra (se ampliaría el número de equipos y eso supondría cambios también para ellos). Muchos nos apoyaron, como creo que hubiésemos hecho nosotros por un baloncesto mejor. Otros miraron más por sus propios intereses y decidieron que no les iba bien. Una decisión respetable, aunque no muy acorde con los valores del deporte.”

Falta un último protagonista, el recién ganador de la Copa de la Reina, el CB Conquero, que tuvo que inscribirse en Primera Nacional el pasado mes de agosto para poder disputar la Supercopa. La Federación Andaluza de Baloncesto no dudó entonces en pronunciarse “se está perjudicando gravemente el baloncesto femenino en nuestra Comunidad”, expresó la organización en su página web.

“El mapa resulta surrealista” añade Isa Pastor. “Teniendo en cuenta que los equipos afectados han sido cuatro, tres de Andalucía y uno de Murcia, no hay mucho más que decir” determina Victoria Robles, “ascender a categorías superiores no es nada fácil, y el tener un equipo “profesional” ayuda a formar jugadoras de cantera y que estas se motiven por llegar a ser, algún día, esa jugadora que lucha en el primer equipo de su club.”

Y llegamos al final de una historia que comienza cada año a principios de otoño. Público llenando los estadios, nuevos chicos decidiendo probar este deporte en sus canteras, canchas que pasan por algún que otro arreglo y un espíritu deportivo sólido entre equipos que han pasado por un verano difícil y sin final feliz. Pero que ven en esta temporada una nueva oportunidad de cumplir sus objetivos.

“Ya cada vez se van yendo más pilares del equipo. La ilusión se va perdiendo. Quería saber, ¿con qué fin? Antes de quedarme porque yo no disfruto de jugar sin competir. La idea vuelve a ser ascender, pero empieza a ser complicado: los equipos de Primera División se están reforzando y, además, hay que tener en cuenta que conjuntos como el Almería jugarán contra nosotras” explica Isa Pastor, mientras su nueva compañera de categoría, Alicia González, añade “la temporada es muy larga y solo acaba de empezar así que ahora mismo estamos llenas de ganas de trabajar y con retos nuevos.”

Abrimos un nuevo libro ahora en octubre, con unos protagonistas de gran nivel: UCAM Murcia, Conquero, Almería y RACA se podrán enfrentar, sobre todo estos dos últimos en pocas semanas. Esta vez no será en la Liga 2 que esperaban, pero el epílogo aún no está escrito.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response