Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Roberto Íñiguez: “Voy al Fenerbahce con mentalidad ganadora”

Roberto Íñiguez en su etapa como entrenador de Ros | roscasaresbasket.com

Entrevistamos a Roberto Íñiguez (Vitoria, 1967), entrenador de baloncesto que llegó a Ros Casares a finales del año pasado tras la destitución de Natalia Hejkova. Con el equipo valenciano logró alcanzar la gloria ganando la Euroliga y LF1. Íñiguez para la temporada que viene y tras la desaparición de Ros Casares ha tomado la decisión de hacer las maletas y marchar a uno de los mejores clubs de Europa, el Fenerbahce turco, con el que aspira a ganarlo todo.

Roberto Íñiguez en su etapa como entrenador de Ros | roscasaresbasket.com

La temporada pasada fue muy intensa para usted, cuando le llamaron para entrenar a Ros Casares, ¿tuvo dudas o enseguida supo que era una gran oportunidad?
La temporada pasada yo estaba muy cómodo y a gusto en VBC. Había decidido junto al director de cantera, tras bastantes años seguidos llevando el filial, entrenar al CDT A y el JR B. Eran dos grupos sensacionales y me encontraba muy bien; tenía esa sensación de estar haciendo un buen trabajo personal y deportivo con los chicos. Cuando Carme Lluveras se puso en contacto conmigo, el tiempo para decidir era inmediato, me gustó su planteamiento y no respondí que sí por creer que era una buena oportunidad, sino porque sentí que era un reto para mí y quería afrontarlo.

En el equipo valenciano tuvo la primera oportunidad de entrenar a un grupo de mujeres en vez de hombres. ¿Fue difícil la adaptación a trabajar con mujeres?
Esto me lo han preguntado muchísimas veces y en ocasiones se ha malinterpretado mi respuesta. Yo he sido jugador de baloncesto, ahora soy entrenador de baloncesto y no distingo dentro del juego entre hombres y mujeres, sino entre jugadores y equipos mejores o peores. Tengo dos sobrinas que juegan a basket en Vitoria, cuando las veo y hablo con ellas les hago las mismas correcciones que hacía a cualquier chico en formación. Es BALONCESTO; sí, no soy estúpido, y sé que hay diferencias físicas, pero la esencia del juego, el abc, es absolutamente el mismo. En el Ros tenía jugadoras de máximo nivel, ¿qué problemas puede tener un coach para adaptarse a gente de tanta calidad? Si tuviese que decir algo comparativamente incluso me atrevería a comentar que las mujeres son más inteligentes y disciplinadas en el trabajo. En ambos casos lo más importante es la exigencia en la tarea y el respeto mutuo.

Contaba con un equipo de estrellas que en España partían como claras favoritas a todo, sin embargo se perdió la Copa de la Reina ante Perfumerías Avenida. ¿Sintió el apoyo del club en esos momentos?
Totalmente. El club veia que en el día a día estábamos haciendo las cosas muy bien. Perder no le gusta a nadie pero nosotros llegamos a ese momento del año con la Euroliga entre ceja y ceja. Reconozco que estaba convencido que, a pesar de planificar esas fechas pensando en la F8, también ganaríamos la Copa. El rival fue ese día superior y punto. Ahora bien, la pregunta es; ¿sabe usted que ese partido fue el único que perdió el equipo conmigo de entrenador? Todos los equipos pierden alguna vez, todos, sólo hay que mirar cualquier deporte o cualquier liga.

¿Cree que esa derrota en la final de la Copa posteriormente les hizo más fuertes para afrontar el calendario que quedaba?
Sin lugar a dudas nos hizo ver que no éramos imbatibles, que debíamos seguir siendo humildes y respetar a todo el mundo. Sin embargo, una de las cosas por las que ese grupo era extraordinario fue su ambición por mejorar y crecer; siempre se sacaban enseñanzas de cada partido, hasta de los que ganábamos fácil, y nunca el equipo tuvo dudas que el día a día era la clave de todo.

Supongo que la semana de la Euroliga será algo inolvidable, ¿con qué se quedaría de la Final Eight de Estambul donde su equipo se proclamó campeón?
Era el objetivo más importante de la temporada; habíamos trabajado mucho para llegar allí y conseguirlo, imagínate… Me quedo con la inmensa alegría de las jugadoras y compañeros del cuerpo técnico, con el brillo en los ojos de orgullo y satisfacción de Carme (éramos el sexto presupuesto de esa F8), Germán Ros y los directivos, y con la felicidad de los valencianos que se desplazaron hasta allí. Cuando consigues algo siempre estás contento, si con eso haces feliz a gente sientes esa misma felicidad.

Tras la Euroliga, vuelta a España y de nuevo gana un título, en esta ocasión la Liga. ¿Es más difícil motivar a las jugadoras en la competición local o no tuvo problemas?
No tuve ningún problema. Volvieron a demostrar que a pesar de algunos problemas físicos era un grupo extraordinario: un equipo. No bajaron la guardia, sabíamos el camino y ganamos los 4 partidos de playoff seguidos.

Con todas las estrellas que contó en Ros Casares es difícil quedarse con alguien en particular, pero ¿cuál de ellas le impresionó más y por qué?
No es que sea difícil quedarme con alguien en especial, es que es imposible. Siempre tendré un recuerdo y una emoción especial respecto a Laia y Silvia, por cómo son, por sus principios y sus valores. Pero deportivamente no puedo destacar a nadie, todas aportaron para que el grupo siempre fuese lo más importante.

Tras todo el éxito se desató la tormenta con la desaparición del club. ¿A usted también le sorprendió o ya había visto señales de que podía pasar?
Me sorprendió totalmente. Mi mentalidad era esperar al club para renovar y no hablar con nadie antes, pero sucedió lo que ya todos sabeis.

Cuando lo supo, ¿fue muy difícil afrontarlo personal y deportivamente?
Sí, pero al final comprendí la situación, entendí a las personas que tomaron la decisión y tras unos días de vuelta a la realidad asimilé que mi futuro como entrenador ya no estaba allí. Al fin y al cabo yo llevaba meses en el club, el mayor problema fue para las personas que llevaban años viviendo aquello, caso de Laia Palau o empleados de otras áreas.

A algunos aficionados del Ros les pudo resultar algo ofensiva algunas declaraciones de Carme Lluveras tras saberse lo que pasaba. ¿Qué te pareció su actitud en aquellos momentos?
La actitud de Carme fue la de una persona que afronta los problemas y no los esquiva. Carme es directa siempre, dice las cosas como son, y en una sociedad como la nuestra eso molesta y hay gente que no lo lleva bien. Lo que la prensa o parte de los que la han criticado no saben es el empeño y constancia por su parte para que todos los que formábamos parte de aquello (cuerpo técnico, jugadoras, empleados, etc) saliésemos con la mejor de las perspectivas posibles.

¿Algún mensaje para aquellos aficionados de Ros Casares que os siguieron y apoyaron y que con la desaparición han sufrido una decepción?
Ya lo he dicho muchas veces. El único mensaje que puedo tener es de agradecimiento. Fui conociendo a los aficionados más cercanos a nosotros según fueron pasando las semanas y cada vez sentía más valoración hacia ellos y el tiempo que dedicaban a apoyarnos y conseguir que nunca nos sintiéramos solos. Siempre intenté celebrar nuestras victorias con ellos, eran una parte más del Ros.

Pasando ya a la próxima temporada, ¿qué le hizo decidirse por Fenerbahce?
Era el equipo y la organización que más llamaban mi atención. Me gusta su filosofía, es un club con una masa social brutal, buenas instalaciones, tienen cantera y la cuidan… en definitiva, me identificaba mucho con su idea.

¿Cómo han sido los primeros contactos con el club turco?
La primera llamada tras el anuncio de la desaparición del Ros llegó de su GM y a partir de ahí comenzamos a hablar sobre la posibilidad.

De nuevo tendrás grandes jugadoras, Matovic, Pondexter, Angel McCoughtry… ¿Cuál es el principal objetivo del club para la próxima campaña?
Fenerbahce es un club con objetivos siempre altos tanto en Turquía como Europa. Yo voy allí con mentalidad ganadora y con la misma idea del Ros, construir un equipo ganador; en caso contrario no iría.

En la Euroliga vimos el complicado ambiente que se puede formar en un partido entre Fenerbahce y Galatasaray. ¿Será difícil asumir ese tipo de situación?
Cuando era jugador los partidos que más me gustaban eran los de ambiente “caldeado”… como entrenador en eso no he cambiado y de verdad que me produce una mayor motivación. La liga Turca, aparte de Galatasaray, es competitiva y dura, será una gran experiencia.

Penny Taylor sigue recuperándose de la grave lesión de rodilla que se produjo precisamente en el Fenerbahce-Galatasaray de Euroliga. ¿Cómo ve las opciones de contar con ella esta temporada?
Ahora mismo mi planteamiento y mentalidad sólo pasa por Angel y Cappie. Son las dos americanas del equipo y con ellas hay que construir el equipo y el juego. Soy afortunado porque son dos grandes jugadoras que sumarán seguro muchísimo al grupo.

Si le dejaran elegir una jugadora a la que fichar para cualquier club al que entrenara… ¿tendría alguna candidata pensada?
Las mejores jugadoras son las de mi equipo. Mi trabajo es sacarles el máximo rendimiento dentro del mejor funcionamiento del grupo, nada más.

Son muchos los profesionales de basket femenino español los que están haciendo las maletas al extranjero, además se ha anunciado un calendario de LF1 con tan solo 11 equipos, ¿crees que corre peligro el futuro del basket femenino en España?
Personalmente creo que no corre peligro sólo el baloncesto femenino en España, sino el BALONCESTO. Sólo hay que echar un vistazo a todo lo que no es Liga ACB (LF, LEB, EBA, etc), para darse cuenta de que vivimos momentos críticos en nuestro deporte que hacen ver el futuro inmediato de una manera no optimista. La realidad es la que es, e implica que ciertos profesionales del baloncesto tengan que salir fuera.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response