Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Seis años de Mirza Teletovic

Ekaitz Otxoa 4 julio, 2012 Baloncesto Femenino 1 comentario

La NBA ha vuelto a llamar  a las puertas de Saski Baskonia. El club que preside Josean Querejeta se ha convertido en la última década en el mejor escaparate para los jugadores jóvenes que algún día pretenden jugar en la mejor liga del mundo. Saben que Vitoria es un sitio idóneo para darse a conocer, formarse como jugador, y poder cruzar el charco. Un trampolín perfecto que muchos han utilizado en las últimas temporadas. El primero en emprender rumbo a la aventura americana fue Andrés Nocioni en el verano del 2004, con destino a los Chicago Bulls. Le siguieron Arvydas Macijauskas y José Manuel Calderon en 2005, que firmaron por Nueva Orleáns Hornets y Toronto Raptors respectivamente. El siguiente fue Luis Scola en 2007, dirección Houston Rockets. El último gran icono baskonista en marchar a la NBA fue Tiago Splitter, que en verano del 2010 fichó por San Antonio Spurs.

Ahora le ha llegado el turno a Mirza Teletovic. Su nuevo equipo, los Nets de Brooklyn, por el que firma para las próximas tres temporadas y 15,4 millones de dólares. Más que sufiente para hacer frente a la cláusula que firmó con el Baskonia y que le permite rescindir su contrato en Vitoria para ir a la NBA. De esta manera, el club alavés verá el ingreso de una cuantiosa cantidad de dinero a sus arcas, pero a la vez, la marcha de un jugador que con el paso de los años se convirtió en uno de los pilares más sólidos del equipo.

Mirza Teletovic nació en Mostar (Bosnia) el 17 de septiembre de 1985. Comenzó su carrera profesional en las filas del KK Sloboda Dita Tuzla de Bosnia Herzegovina en el año 2002. Dos años más tarde fichó por el Telindus BC Oostende de la liga belga donde permaneció  hasta el verano del 2006, año en el que se comprometió con Saski Baskonia. Se trataba de un jugador desconocido para la mayor parte de los aficionados del mundo de la canasta. Las únicas referencias que se tenían del jugador, eran sus números en ligas menores que la española, y su tremenda capacidad para el lanzamiento de tres puntos.

Su primera temporada en Vitoria no fue sencilla. Con Velimir Perasovic como técnico por aquel entonces, sus primeros partidos, en los que Baskonia no pudo contar con Scola por lesión, fueron prometedores. Habitual en el cinco inicial, enseguida dejó buena muestra de su mayor peligro, el lanzamiento desde la larga distancia. Sin embargo, con el paso de los encuentros y tras la recuperación del argentino, fue perdiendo protagonismo para convertirse en un jugador de relevo con menos minutos de los que había tenido hasta entonces. La marcha del técnico croata, que sufrió una angina de pecho y al que le aconsejaron reposo absoluto para su recuperación, no cambió el rol del bosnio dentro del equipo. Natxo Lezcano, que se hizo cargo del equipo temporalmente, siguió apostando por el bosnio como un jugador más de rotación. Sin embargo, pocas semanas después aterrizó en Vitoria Bozidar Maljkovic, que apenas contó con él y que le relegó a lo más profundo del banquillo, hasta el punto que en algún encuentro no llegó ni a saltar al parqué.

En verano de 2007, Luís Scola anunció su marcha a la NBA. Tras el buen comienzo de Teletovic la temporada anterior, muchos vieron en él a un buen candidato para ocupar el vacío que dejaba la salida del argentino, pero el club que preside Josean Querejeta se hizo con los servicios de James Singleton. Un jugador espectacular, con un  poderoso salto, buena capacidad reboteadora, y aceptable lanzamiento exterior. Sin embargo, el estadounidense no empezó con buen pie su andadura en el club vitoriano. Una grave lesión de rodilla en la final de la Supercopa disputada en Bilbao, le abrieron de par en par las puertas de la titularidad otra vez a Teletovic. Además, en el banquillo estaba Neven Spahija, un técnico que desde el primer momento se mostró dispuesto a devolver la ilusión y confianza al ala pívot que había perdido a finales de la campaña anterior. Y así fue. El técnico croata  depositó toda su confianza en él, e hizo del bosnio un jugador imprescindible y pieza fundamental de un Baskonia repleto de estrellas (Tiago Splitter, Igor Rakocevic, Pete Mickeal) que se proclamó campeón de la liga ACB.  Como broche final, los aficionados le designaron como “Jugador Revelación” de la temporada. Fueron los primeros pasos de un jugador que más tarde se convertiría en una de las referencias en el baloncesto europeo.

Con el regreso de Dusko Ivanovic al banquillo en la temporada 2008-2009, Teletovic vivió uno de sus momentos más dulces a nivel individual. Fue en la Copa del Rey disputada en Madrid en la que Caja Laboral se proclamó campeón y el bosnio fue elegido como MVP merced a sus 20 puntos y 6 triples que endoso en la final a Unicaja. Fue precisamente durante la disputa del torneo del K.O cuando Baskonia anunció  la ampliación de su contrato hasta 2014, con una notable mejora en su ficha y una cláusula de rescisión más elevada. Sus buenas actuaciones no pasaban desapercibidas para los grandes de Europa, y equipos como CSKA y Barcelona ya habían mostrado interés en él. De esta manera, el club que preside Josean Querejeta se aseguraba la continuidad del ala pívot bosnio de cara a próximas temporadas.  El de Mostar reafirmó su buena campaña anterior, siempre con un papel más destacado que Will McDonald, su compañero de posición. Junto a Tiago Splitter, formó un dúo que a la postre daría grandes alegrías a la afición baskonista.

Teletovic con el trofeo de MVP de la Copa del Rey de Madrid 2009. Foto: ACB

Esas alegrías llegaron una temporada después, en la 2009-2010. Piedra angular para Dusko Ivanovic, se convirtió en uno de los jugadores más aclamados por la afición y respetado por los rivales. Había dejado de ser ese jugador “revelación” para convertirse en uno de los grandes del baloncesto europeo. Sus inverosímiles triples ya no sorprendían a nadie. Lior Eliyahu, fichaje de relumbrón en verano del 2009, estuvo mermado gran parte de la temporada aquejado de una pubalgia, hecho que Teletovic aprovechó para explotar su mejor juego. Junto al brasileño Splitter, estrella de aquel Caja Laboral, y Stanko Barac, que comenzó a destaparse a la sombra del carioca como un jugador a tener en cuenta, formaron una de las mejores tripletas interiores de Europa. La gran temporada de Teletovic (14,5 puntos y 3,9 rebotes) ayudó para que su equipo se proclamase campeón de liga de manera sorprendente ante Regal Barcelona, al que se impuso por 0-3 contra todo pronóstico con aquella mágica canasta más adicional de Fernando San Emeterio.

Los amistosos que jugó Caja Laboral en la pretemporada de la campaña 2010-2011, frente a Menphis Grizzlies y San Antonio Spurs, sirvieron para que el nombre de Mirza Teletovic pasara de ser uno más de las listas de distintos ojeadores de la NBA, a estar marcado en color rojo destacando por encima de muchos otros. Sus dos buenas actuaciones con 24 puntos y 9 rebotes, y 18 puntos y 7 rebotes frente a los Grizzlies y Spurs respectivamente, no pasaron desapercibidas para nadie. Fue su temporada de consagración. Sin Tiago Splitter en el equipo, que ese verano fichó por los Spurs de la NBA, Teletovic asumió la capitanía del conjunto vasco. No le tembló el pulso a la hora de coger los galones del equipo junto a Fernando San Emeterio, y convertirse en la principal referencia ofensiva de Baskonia. Una vez más, cuajó una notable temporada, aunque esta vez de nada sirvió para que su equipo conquistase algún título. Los clubes  más potentes de Europa volvieron a la carga con la intención de hacerse con sus servicios. Teletovic no tardó en salir al paso de los rumores que le situaban lejos de Vitoria afirmando que continuaría vistiendo la próxima temporada la elástica azulgrana.

Acostumbrados a sus lanzamientos  y amenazas constantes desde la larga distancia, su cambio más radical se pudo observar durante su última temporada. Sin un referente en el juego interior tras la lesión en pretemporada de Maciej Lampe, Teletovic se mostró como un jugador mucho más activo cerca de canasta. La alergia que venía mostrando a la pintura años atrás, dejó de ser un problema. El de Mostar se destapó como un jugador capaz de postear, jugar más próximo al aro y cargar más el rebote. El propio protagonista lo avisó tras la disputa de la Supercopa en Bilbao. “Vamos a verme jugar en el poste bajo mucho más este año. Tengo muchas ganas de jugar poste bajo. Físicamente puedo y sé hacerlo. Todos deberíamos mejorar el rango, y creo que puedo dar un paso adelante”. Los números que logró a largo de la temporada demuestran que así fue. Teletovic lanzó un total de 309 triples por 448 lanzamientos de dos puntos. Hecho estadístico, que sólo ocurrió en la última temporada, ya que hasta la fecha, el jugador siempre había terminado lanzando más veces de tres puntos que de dos. Líder absoluto del equipo, se convirtió en un arma de doble filo para los rivales. Capaz de bombardear desde largas distancias, como de bailar sobre la pintura para acabar anotando cerca del aro. Además, durante el curso 2011-2012 logró su mejor promedio reboteador. Los 16,3 puntos y 6,9 rebotes que logró de media en la temporada, le valieron para ser elegido mejor ala pívot de la competición, además de ser  incluido en el quinteto ideal de la liga.

Teletovic deja Vitoria con un palmarés de 3 Supercopas ACB (2006-2007, 2007-2008, 2008-2009) 2 ligas ACB (2007-2008, 2009-2010) y una Copa del Rey (2009). Además de ser designado como jugador revelación (2007-2008) MVP de la Copa del Rey de Madrid (2009) e integrante del cinco ideal y mejor ala-pivot ACB (2011-2012) Sus números a los largo de las seis temporadas que ha vestido la camiseta del Baskonia en Supercopa, Copa del Rey, Liga y Euroliga, son de 383 partidos disputados, 4548 puntos (11.8) un 78.2% en lanzamientos desde el tiro libre (485/620) 53,1% en lanzamientos de dos puntos (835/1570) y un 39,2% en tiros triples (811/2066) además de capturar un total de 1601 rebotes (4,1)

Capitán del equipo las dos últimas temporadas, Mirza Teletovic se ha ganado por derecho propio ser recordado como uno de los grandes jugadores que un día vistió la camiseta de Saski Baskonia, y entrar en el selecto grupo de los  Nocioni, Scola o Splitter entre otros. Capaz de levantar a miles de aficionados de sus asientos con sus increíbles triples en suspensión desde ocho metros con un defensor encima, o de llevar al más grado de desesperación de los mismos por sus tiros precipitados, en mala posición y sin opción de rebote. Un jugador capaz de ganarte él solo un partido, o tirarlo por la borda. Para lo bueno y para lo malo, ese es Mirza Teletovic, que siempre ha dado todo por el club que le ha brindado la oportunidad de crecer como jugador y cumplir el sueño de jugar en la mejor liga del mundo, la NBA.

 

 

Like this Article? Share it!

About The Author

Avatar

Periodista y Técnico Superior de Realización de Audiovisuales y espectáculos. Redactor / fotógrafo en @zonadostrescom y colaborador como tertuliano en VTV y Onda Cero Vitoria.

1 Comment

  1. Iñaki 4 julio, 2012 at 15:25

    Genial Ekaitz,me quedo con lo que dices al final, “en lo bueno y en lo malo,ese es Teletovic”.Un Abrazo

Leave A Response