Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

Washington Mystics: Recuperando el misticismo

Eduardo Bustos 3 julio, 2012 Baloncesto Femenino, WNBA No hay comentarios
Langhorne, la estrella del equipo | Getty images

Las voces que pedían urgentemente una reconstrucción del equipo capitalino han sido por fin escuchadas. Tras unos últimos tiempos en los que las cosas no han salido como se esperaba, la franquicia ha decidido empezar de cero e intentar empezar a dar forma a un equipo pensado para crecer apoyado en Langhorne.

Langhorne, la estrella del equipo | Getty images

Está claro que los aficionados tendrán que esperar aún algún tiempo para poder celebrar algo, pero se espera que con el cambio de rumbo iniciado por Washington al menos la afluencia al Verizon Center, en el que algunas zonas están totalmente despobladas en la inmensa mayoría de los partidos. Por ahí tiene que empezar a echar raíces el proyecto. La ilusión tiene que volver a llenar los corazones de los aficionados. Los partidos tienen que volver a ser una fiesta, un evento espectacular. Pese a que al equipo le queden aún un par de temporadas –como poco- para poder pelear por PO, sería un aspecto de importancia capital. La complicidad entre una afición y sus jugadoras es vital.

Las pupilas de Trudi Lacey tienen la complicada misión de conocerse, adaptarse, rearmarse y adoptar nuevos roles lo antes posible. La que presumiblemente se asume como columna vertebral de la franquicia durante los próximos años –Langhorne, Thomas y Ajavon- es joven y sobre ella tendrán que ir uniéndose piezas que maximicen el funcionamiento y rendimiento de la maquinaria capitalina. Habrá que tener paciencia con ellas. Hay muchas jugadoras que han aterrizado aquí pensando que su impacto en el juego va a ser mucho mayor que en sus equipos de procedencia y se equivocan. Ahí va a estar el reto de Mystics este año, en lograr que las 12 jugadoras que componen el roster formen un EQUIPO.

Hay mucha tela que cortar a la hora de analizar los movimientos realizados por la plantilla. Lo primero era un secreto a voces. La otrora alma mater de este equipo, Alana Beard, hacía las maletas tras pasarse más de un año en blanco debido a sus problemas con las lesiones. Con ella se marcharían, dirección a Los Angeles, Marissa Coleman, de lo mejorcito del equipo en la pasada RS, y Nicky Anosike, la compañera de Langhorne en la pintura. Por ellas llegaron Natasha Lacy, Noelle Quinn y LaToya Pringle –que no duró mucho en plantilla-. Me cuesta entender qué es lo que ganan las Mystics con este movimiento. Por otro lado, en otra transacción más que discutible, se hicieron con los servicios de Ashley Robinson mandando a Victoria Dunlap a Seattle. O lo que viene a ser cambiar duros por pesetas, para que me entiendan. Se deshacen de una jugadora joven y con proyección que no había rendido mal en su papel para traer a una jugadora que no ha demostrado nada en la liga.

Y eso no es todo. También firmaron a Canty, para cortarla pasado poco más de un mes, y a Michelle Snow, en el único alarde de sensatez mostrada por parte de la directiva. También contrataron a Linsday Wisdom-Hylton, libre tras ser cortara por las Sky. Además, ya con la temporada iniciada, pudieron también firmar a Bobbitt, que estaba sin equipo. Y en el Draft seleccionaron a Novosel en el nº6. Kelly Miller y DeMya Walker también abandonaron la plantilla.

Con estos movimientos, parece evidente que Lacey quiere un equipo rápido y dinámico, que haga daño en transición y que sea activo en defensa. Snow supone una amenaza en la pintura y con sus lanzamientos de 4 metros, y eso es algo de lo que carecía Washington, alguien que complementara a Langhorne. Tras la campaña pasada, queda claro que Ajavon es la segunda opción en ataque, aunque habrá que ver cómo reacciona ante tanta competencia y, sobre todo, con el regreso de Currie. La vuelta de Monique al equipo es, sin duda, el mejor fichaje posible. Sufrirán en ataque si las exteriores no saben aprovechar las ventajas que se crearán con la actividad tanto de Langhorne como de Snow y si permiten que jugadoras como Thomas o Ajavon tengan mucho tiempo el balón en sus manos. Deben basar sus planteamientos ofensivos en buscar buenas opciones en la pintura y en los contraataques. Cuanto más corran, menos sufrirán. Y veremos cómo se portan en defensa. No me extrañaría que estuvieran entre los 2 o 3 equipos con más puntos encajados a final de temporada…

Sin opción alguna de entrar en Playoff, llegar a las 10 victorias haría que la temporada fuera un éxito rotundo. Pelearán con las Shock por no ser el peor equipo de la competición.

CINCO INICIAL: Thomas, Ajavon, Currie, Langhorne y Snow

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response