Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Dia, LF2, FIBA…

WNBA: Camino hacia el anillo (I). Final Conferencia Oeste

Eduardo Bustos 4 octubre, 2012 Baloncesto Femenino, WNBA No hay comentarios
1003-lynxsparks-previewl-670

Las Lynx han demostrado no ser tan fieras como las pintan y han sudado la gota gorda para llegar a una final en la que saltarán chispas. Literalmente… Nadie duda ahora mismo que las angelinas son el equipo más en forma de la competición y el que más confianza transmite con su juego. Acabaron a un nivel espectacular y lo refrendaron en la semifinal. Minnesota, sin embargo, ha sembrado muchas dudas tras sudar la gota gorda para salir airosa de la otra semifinal ante unas Storm que han vendido cara su derrota final. El campeón está contra las cuerdas…

Lynx y Sparks | NBAE via Getty Images

LOS ANGELES SPARKS 2 – SAN ANTONIO SILVER STARS 0

El primer partido fue el reflejo de lo que se esperaba en la serie: intercambio de golpes e igualdad manifiesta entre dos equipos con un enorme potencial ofensivo y que no escatiman a la hora de anotar. Un duelo de tú a tú. El 65-67 con el que se llegaba a los últimos diez minutos así lo corrobora. En ese último cuarto, las Sparks estuvieron acertadísimas en ataque, con el tridente Tolliver-Beard-Parker funcionando a pleno rendimiento. San Antonio sólo pudo observar como las acciones individuales de las estrellas angelinas les daban el primer triunfo de la serie (93-86). Es la única pega que se le puede poner al cuadro local: ganaron gracias a individualidades. Jugadas en las que o bien Tolliver o bien Parker se lo guisaban y se lo comían. Calidad para hacerlo les sobra, lógicamente. San Antonio es un equipo bastante blando a la hora de defender y de eso se aprovecharon las Sparks. El balance de 16-1 de Los Angeles en casa esta temporada también es un dato a destacar.

Sin embargo, las de amarillo y púrpura tenían balance negativo (8-9) lejos del Galen Center, y de eso intentaría sacar tajada el conjunto tejano. Nada más lejos de la realidad. El recital ofensivo que dieron las Sparks en los tres primeros cuartos fue de escándalo. No había manera humana de parar ni a Tolliver ni a Parker. El partido estaba resuelto antes del último cuarto (66-82). La relajación visitante –traducida en pérdidas- permitió a las Silver Stars maquillar el resultado. Poco más pudieron hacer. Nadie podrá decir que hicieron una eliminatoria por debajo de su nivel. Tuvieron la mala suerte de encontrarse con un equipo que está de dulce y que cuenta con la jugadora más completa de la competición –Parker- y con otra que ha dado el paso definitivo para convertirse en una superestrella de la liga –Tolliver-. A ver quién le tose a estas Sparks…

SA: Young 20 pts, 5 rebs y 2,5 robos; Hammon 17 pts y 4,5 asis; Robinson 12 pts, 4 rebs y 4,5 asis; Adams 14,5 pts y 6,5 rebs; Perkins 12 pts y 3 robos. Cinco jugadoras que promedian +10 pts en la serie. Faltó más actitud defensiva en el equipo. No supieron frenar los arreones ofensivos angelinos.

LA: Se han sobrado y se han bastado con su tridente mágico: Parker 28 pts, 9 rebs y 4 asis; Beard 17,5 pts y 2,5 robos; Tolliver 26 pts y 3,5 asis.

 

Las Lynx, sin embargo, han tenido más problemas de los previstos en despachar a las Storm. Quién les iba a decir a las pupilas de Reeve que iban a tener que llegar a un tercer partido para asegurar su plaza en la final…

MINNESOTA LYNX 2 – SEATTLE STORM 1

Desde luego, hay pocas lecturas positivas posibles de la serie para Minnesota. Están en la final, y gracias. A las Lynx les tocó ponerse el mono de trabajo desde el primer segundo. Se las prometían muy felices, aunque por poco se les atraganta el trámite. Y eso que tampoco es que les costara sangre sudor y lagrimas llevarse el primer partido. Hay que tener en cuenta que las Lynx son, junto con las Sparks, el equipo con mejor balance en casa (16-1). El Target Center es un fortín, no queda la menor duda. Pero las dudas llegaron cuando Minnesota no lograba escaparse en el marcador. No creo que temieran por el resultado, pero vieron como eran incapaces de imponerse con autoridad (78-70) a un equipo inferior. Las cuatro magníficas al rescate. Y jugando casi todo el partido. Esa llevaba siendo la tónica de los últimos partidos. Y sería la tónica de la serie…

Atrás quedaban aquellos partidos en  los que Wiggins o Wright, incluso Harris o Peters disfrutaban de buena cantidad de minutos, los mismos que gozaban de descanso las estrellas de MIN. Segundo partido, en el Key Arena. Partido de rachas y altibajos. El primer cuarto para Lynx, el segundo para las Storm, el tercero de nuevo para Lynx…y el cuarto… Pongámonos en situación. Quedan 11 segundos para el final, Minnesota gana de tres (70-67) y Taj tiene un TL para poner la diferencia en cuatro y prácticamente asegurar la victoria. Lo falla. Seattle tiene una oportunidad para forzar la prórroga. Actitud defensa bastante discutible de las Lynx. Jackson empata con un triple. Nos íbamos al tiempo extra, en el que, con empate a 75 en los instantes finales, Augustus se juega la última bola. Airball. Creo que nunca había visto antes hacer uno a Seimone. Segunda prórroga. Dos triplazos de Bird le dan el triunfo a SEA. Caras de tonto en el banquillo de Minnesota. La serie volvía al Target. Poca gente lo hubiera pronosticado. Y el mismo guión que en el segundo encuentro. Nervios en MIN. Mucho miedo a perder. Muchísimo. Y un final de infarto. Minnesota cuatro arriba a falta de poco más de 30 segundos. Balón para SEA. Triple de Bird que acerca a sólo un punto a las visitantes. Whalen intenta un tiro forzadísimo, vaya usted a saber porqué, no llega ni al aro y el balón vuelve a ser para las Storm con más de diez segundos en el reloj de posesión. Esta vez Lauren Jackson no acertó con un tiro de cinco metros desde el lateral -en una posición bastante forzada- y la calma volvió a reinar en Minnesota. Veremos hasta cuándo…

La experiencia en este tipo de partidos y el rigor defensivo de Seattle casi acaban con las Lynx. Minnesota vio acotado su potencial ofensivo y evidenció cierta falta de recursos ofensivos cuando uno de los cuatro pilares no rinde como debiera. Brunson, Whalen, Augustus y Moore por encima de los 35/36 min de media por choque.

SEA: Buena eliminatoria. Nada que reprochar. A punto de eliminar a las vigentes campeonas. Bird 16 pts y 9 asis con un 50% T3; Wright 11 pts, casi 4 rebs y 6 asis; Little 12 pts y Jackson 10 pts -10/36 TC)- y casi 8 rebs.

MIN: Sólo las cuatro magníficas produciendo. Se esperaba más de Whalen. Augustus y Brunson, decisivas. Moore 16 pts, más de 6 rebs y 3 asis; Whalen 12 pts -10/37 TC-, 4 rebs y casi 5 asis; Augustus 20 pts, 6 rebs y 2 robos; Brunson 17 pts y casi 12 rebs.

 

MINNESOTA LYNX (1º) – LOS ANGELES SPARKS (2º)

Al igual que en el Este, han sido los dos primeros clasificados en la temporada regular los que pelearán por una plaza en las Finales. Posiblemente -si las Lynx no llegan muy mermadas físicamente- el mejor partido de baloncesto femenino que se pueda ver ahora mismo… Disfrutaremos como mínimo de dos partidos de un nivel altísimo, en el que estarán sobre la cancha cuatro componentes del equipo olímpico que arrasó en los pasados J.J.O.O –logrando incontestablemente el oro-; cuatro jugadoras que están sin lugar a dudas entre las 10 mejores jugadoras del mundo, por no decir que la mejor jugadora actual disputará esta final de conferencia –vistiendo de púrpura y amarillo, para más señas-.

Los Angeles, al igual que en la semifinal, se encontrará con un equipo cuya mayor virtud es su potencial ofensivo. Los dos equipos tienen la obsesión de encontrar la canasta lo más rápido posible –MIN ha sido el equipo más anotador de la liga y LA el segundo- y no dudan en sacrificar esfuerzos defensivos en pos de una mayor agilidad anotadora. Pero se ha dado el caso de que, en estos Playoff, LA está en un promedio de 97 pts y MIN de 76… Bien es cierto que no es lo mismo, defensivamente hablando, enfrentarte con SA que con SEA –equipo que menos puntos ha encajado de la competición-, pero los guarismos hablan por sí solos. Pero, pese a ello, la eliminatoria se decidirá precisamente en la defensa. Dos frentes bien diferenciados.

Por un lado, Candace Parker. No sabemos si habrá alguna jugadora que pueda defender con garantías a la forward angelina. En Minnesota, esa tarea recaerá sobre Brunson, que tiende a cargarse muy rápido de faltas y que ha resultado decisiva en el pase a la final de conferencia en la serie vs SEA. No tengo ninguna duda que Los Angeles intentará volcar el juego sobre Parker para forzar las faltas de Rebekkah; las Sparks lograrían quitarse de en medio a una jugadora con buenos y variados recursos ofensivos y que rebotea de lujo tanto en ataque como en defensa, además de obtener jugosas ventajas a la hora de percutir en la zona de MIN sin la presencia de Brunson.

Por el otro, encontramos con el perímetro de las Lynx. Whalen, Augustus y Moore conforman el mejor backcourt de toda la liga. Tolliver es una jugadora eminentemente ofensiva que sufrirá con las penetraciones de Whalen y no sabemos si será capaz de sacrificarse en defensa disminuyendo su aportación ofensiva, clave para el juego angelino. Beard es, quizá, la mejor defensora de perímetro de las Sparks, y en consecuencia bailará con la más fea: Augustus. La jugadora de Minnesota es puro talento ofensivo. Se fabrica sus propios tiros desde cualquiera de las posiciones del campo y posee un primer paso demoledor a la hora de penetrar hacia canasta. Sus recursos técnicos son deliciosos: crossover, tiro tras bote, fadeaway… Un repertorio infinito. Alana estaba resultando otro pilar ofensivo importante en las angelinas y tendrá que ver mermado su rendimiento si tiene que centrar sus esfuerzos en minimizar el impacto ofensivo de Mone.

Y aquí estará uno de los puntos clave de la serie: Maya Moore. La alero de las Lynx ha aumentado exponencialmente su lista de virtudes en una cancha de baloncesto a lo largo de la temporada. Ha jugado muchos minutos como 4, lo que le ha permitido ganar solvencia en el juego de espaldas a canasta y le ha ayudado a leer el juego de cortes en la pintura y a ganar más fácil la posición de recepción en el poste. Defensivamente, aguanta mejor el contacto y se sabe posicionar mejor a la hora de aguantar las acometidas rivales. Jugadoras como Milton-Jones o Coleman podrían encargarse de su defensa. La primera es más lenta de movimientos y sufriría con la velocidad de movimientos de Maya. La segunda no podría aguantarla en el cuerpo a cuerpo. Pero hay que tener en cuenta un aspecto. Hemos comentado anteriormente que Brunson es muy dada a cargarse de faltas. Si eso ocurriera, Reeve no se lo pensaría dos veces y pondría a Maya en la defensa de Candace, lo que repercutiría negativamente en su producción ofensiva…

Muchas teorías e interrogantes que se resolverán en una apasionante serie. Las Lynx han sufrido lo indecible para llegar hasta aquí, las Sparks están cada día mejor y más confiadas. Pero las campeonas son las campeonas y el hecho de tener la oportunidad de revalidar su título hará que saquen fuerzas de donde no las haya.

Mi pronóstico: 2-1 para MIN

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response