Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Femenina, LF2, FIBA…

Entrevista a Álvaro Paricio

«¿Quién me iba a decir a mí que alguna vez iba a tocar el trofeo del concurso de mates?». Con esta y muchas más frases únicas se define en esta entrevista Álvaro Paricio, periodista de reconocido nombre en el mundo del baloncesto español. Su implicación con el baloncesto femenino y sus aventuras para ACB.com le han hecho ser la gran persona que hoy en día es. Este y otros temas son tratados en la entrevista realizada por Jesús Morales.

¿Cuándo comienza Álvaro Paricio a aficionarse al baloncesto?

Mi primer recuerdo es con seis años ver un partido entre Lakers y Celtics. No sé por qué extraña circunstancia tengo grabada esa imagen en mi memoria, supongo que en su momento me causó un gran impacto. A partir de entonces recuerdo grabar en el video las finales de finales de los 80, verlas la tarde siguiente al salir del colegio, anotar en una libretita nombres como los de un tal Johnson, Scott, Worthy, Thomas, Dumars y luego jugar imitándoles… ¡Hasta jugaba a ser Kurt Rambis! Desde entonces hasta ahora un sinfín de partidos y recuerdos imborrables.

Estudiaste geografía y después comunicación audiovisual. ¿Por qué motivo?

Con 18 años tenía claro dos cosas: la primera es que me encantaba escribir, contar historias y el baloncesto, por lo que el periodismo deportivo podía conjugar estas tres pasiones. La segunda es que no iba a pagar por ir a una universidad privada a estudiar periodismo. Creo firmemente en la educación pública. La decisión de estudiar geografía llegó tras conocer a un gran profesor que me inculcó la pasión por la geografía (ojo que no es sólo ríos y montañas, jejeje). Tras terminar la carrera y suspender una oposición surgió la oportunidad de estudiar comunicación audiovisual y cumplir con esta vocación. Me lo debía a mí mismo y a un familiar muy cercano que ahora no está pero que seguro se siente orgulloso del camino seguido.

¿Qué opinas de la situación actual del periodismo en España y cuál piensas que será su futuro? ¿Y del periodismo deportivo?

Es complicado opinar porque me siento un privilegiado. Sin todavía terminar la carrera comencé a escribir en ACB.COM, un sueño para el que desea vivir del periodismo deportivo. En la carrera apenas tuve contacto con compañeros y profesores porque tuve que compaginarla con el trabajo por lo que no sé muy bien cuál es la realidad de la profesión. Entiendo que no es fácil para ningún joven abrirse paso en el mundo laboral y más en un sector tan concreto como el periodismo deportivo ¿cuántos medios hay en España? Si además quieres especializarte en baloncesto el porcentaje se reduce. En cualquier caso, el único consejo que puedo dar en esta vida es que con esfuerzo, dedicación e ilusión cada uno de nosotros puede conseguir alcanzar las metas que se proponga. Cada día es un reto nuevo para hacer realidad nuestros sueños pero, por muy difícil que parezca, si uno lucha por ellos, estoy seguro que se pueden alcanzar. Yo todavía lucho por el mío.

En la actualidad Internet tiene muchísimo peso como medio de comunicación. ¿Crees que el futuro de la profesión pasa irremediablemente por la red de redes? ¿Cuáles crees que son los pros y contras -si existen-?

Más que el futuro Internet es el presente, si quieres inmediatez y pluralidad en la información tienes que recurrir a Internet. La principal virtud y defecto de la red es el mismo: hay muchos contenidos y no todos se controlan. ¿Cómo podemos contrastar toda la información que surge desde la red? Es imposible. Si quieres vivir informado tienes que saber escoger las fuentes de información correctas. En Internet todo el mundo puede opinar y eso es maravilloso, es un esplendido altavoz para el mundo, pero también el exceso de información causa desinformación. Por otro lado, entiendo que no todo el mundo valora justamente a los profesionales que se dedican a escribir en Internet. Creo que muchos piensan que no son auténticos profesionales y todavía algunos los consideran de segunda fila.

Has tenido la gran suerte -por esfuerzo, está claro- de viajar por todo el mundo cubriendo diferentes eventos de baloncesto. Has estado en All Stars de la NBA, en torneos internacionales, en Copas del Rey… Y, si existe una foto curiosa, es la tuya con Dwight Howard. ¿Cómo recuerdas aquella experiencia en el All Star? ¿Cómo es «Superman» en persona?

Un All Star es una feria, todo el mundo intercambia tarjetas y contactos; el baloncesto es el espectáculo que envuelve a tres días frenéticos. Crecí viendo la magia de la NBA y para mí era un sueño asistir, trabajar y poder contar qué es hoy en día un All Star… además con Juan Carlos Navarro, uno de los profesionales que más admiro. Con el tiempo uno siente un poco de decepción por lo que puede ver. La magia de lo imposible que envolvía a la NBA en los 80 y 90 ha desaparecido porque ahora todo está más próximo, los vuelos se abaratan y en cualquier momento podemos viajar a Estados Unidos a ver un partido e incluso asistir a un All Star. Aún así es una experiencia altamente recomendable, especialmente si viajas para trabajar. Fue curiosa la forma que conecté con Dwight Howard. Me parece un jugador diferente, a pesar de su físico es un niño de eterna sonrisa, una persona que hace más cercana y humana esta NBA. Reconozco que aquella foto ha dado muchas vueltas, pero lo maravilloso de aquel encuentro fue la amabilidad y el interés en responder a las preguntas que le hice en una entrevista anterior y el detalle de pararse para saludarme tras ganar el concurso de mates. ¿Quién me iba a decir a mí que un día iba a tocar el trofeo del concurso de mates?

Dwight Howard levanta a Álvaro Paricio

Estuviste en Polonia en el último Eurobasket. Cuéntanos un poco sobre aquella experiencia -si bien en tu blog en ACB.com dejaste muchísimas perlas y cosas interesantes-.

Profesionalmente fue una experiencia maravillosa y no sólo por el resultado del equipo español. Siempre estaré agradecido a Pablo Malo de Molina por confiar en mí para escribir la crónica de la final. Pude que la recompensa final para muchos profesionales sea la popularidad o el dinero, pero creo que no hay mayor premio para un periodista que poder contar y transmitir a la gente un éxito deportivo de tu equipo o selección. Además, soy de la generación del 80, he crecido a la par que nuestros júniors de oro y poder vivir con ellos todo el torneo fue increíble. Todo el mundo habla de lo grandes que son en la pista, pero creo que todavía son mejores fuera de ella. Me molestó mucho que se les criticara desde fuera. Era injusto porque no se les concedió ni el beneficio de la duda. Ellos nunca han fallado y aunque esta vez lo hubieran hecho, tenían todo el derecho del mundo a hacerlo por todo lo que nos han dado en estos últimos años. También poder viajar con la selección me permitió convivir con grandes profesionales del periodismo deportivo de España. A muchos admiraba de antes y ahora les admiro y respeto más. Para uno que es un enamorado del baloncesto escuchar a gente como Albert Arranz o Antonio Rodríguez, por poner un ejemplo, fue un auténtico placer. Además, siempre estaré a gradecido a Roberto, jefe de prensa de la selección, toda la amabilidad prestada. Sólo por conocerle y trabajar con él mereció la pena todo el esfuerzo realizado.

Actualidad NBA y ACB desde el punto de vista de Álvaro Paricio en unas pocas líneas.

Muchos hablan de una ACB entre dos equipos, Real Madrid y Regal FC Barcelona, pero creo que cuando se acerque el tramo decisivo de la liga (Copa del Rey y Playoff) las sorpresas van a llegar. Creo que hay equipos en segunda fila que van a optar a ganar un título este año. En cualquier caso si la final que se produce es entre los dos clubes históricos de la liga será una de las más apasionantes de las últimas décadas. Llull, Garbajosa, Felipe, Velickovic contra Navarro, Ricky, Lorbek, Fran Vázquez… muchísimo talento. En la NBA me parece que sucede lo contrario, todo el mundo habla que hay muchos candidatos, pero cada noche que pasa creo que, si no hay lesiones de por medio, estamos abocados a una final entre Celtics y Lakers.

Eres un gran seguidor, también, del baloncesto femenino. Te hemos visto escribir tanto de LF como de WNBA. ¿Cómo es el futuro del basket de las féminas en España?

Lamentablemente no puedo ser muy optimista al respecto. Es muy triste ver como la asistencia a los pabellones desciende y como los medios de comunicación le dan la espalda al deporte femenino. Muchos critican que el fútbol acapara toda la atención de los medios deportivos, pero ¿qué opinan esos aficionados del poco trato que se le da a la Liga Femenina dentro del baloncesto? Es terrible que cuando mejor funciona la cantera española, menos seguimiento y atención se le está prestando. En Estados Unidos tienen claro que el deporte, sea de hombre o mujer, es deporte y lo tratan con mucho detalle. Candace Parker o Diana Taurasi tienen allí un tratamiento de estrella y sin embargo aquí tenemos grandísimas jugadoras como Amaya Valdemoro, Elisa Aguilar, Alba Torrens, Anna Cruz, Laia Palau o Sílvia Domínguez y no se les valora debidamente.

David Stern es bastante positivo, de eso no cabe duda. ¿Qué opinas de sus declaraciones de hace unas pocas semanas, cuando dijo que veía a una mujer competir en la NBA en un intervalo de diez años?

Stern sabe que debe vender el producto a todos los sectores y el público femenino es uno de ellos. Sinceramente soy muy escéptico sobre lo que pueda opinar Stern. Él está en su papel, es un excelente relaciones públicas y nunca cerraría un mercado como el femenino con declaraciones que fueran contrarias a él. Si hablamos que cada día el baloncesto NBA es más físico y menos técnico ¿cómo vamos a pensar que una mujer puede jugar en la liga? No tengo dudas que hay jugadoras que tienen más talento que muchos jugadores actuales en la NBA, pero el físico sigue siendo una gran barrera. El día que una mujer juegue en la NBA yo seré un hombre feliz y espero ese día poder contar la historia.

Radio, prensa -e Internet-, televisión. ¿Con cuál te quedas?

Me encanta escribir y contar historias. Escribo todos los días así que no me veo a corto plazo lejos de un papel o un teclado. Si en la radio y en la televisión puedo seguir desempeñando mi trabajo estaría encantando de poder trabajar allí algún día, aunque uno debe reconocer sus limitaciones y no creo que dé el perfil para la televisión o la radio.

Para ir finalizando, un pequeño y típico test.

Una comida: Queda poco glamuroso, pero me quedo con las lentejas caseras que hago.

Un lugar donde vivir: Cualquiera cálido, me encanta viajar y odio el frío. El mediterráneo es fantástico.

Un lugar que visitar: Los Angeles y Chicago, siempre he querido viajar a esas ciudades.

Un ejemplo a seguir: El de cualquier persona inconformista que lucha por su sueño. La vida está llena de personas anónimas que se merecen todo mi respeto.

Un grupo musical: Red Hot Chilli Peppers.

Un solista: Van Morrison.

Una película: El gran Lebowski.

Una serie de televisión: Cómo conocí a vuestra madre.

Un jugador NBA: Quentin Richardson.

Un jugador FIBA: Lo siento no puedo quedarme con uno. Juan Carlos Navarro y Berni Rodríguez.

Un partido para siempre: El último partido de Michael Jordan con la camiseta de los Bulls, el del sexto anillo.

Andrés Montes fue para el baloncesto… Un grandísimo comunicador. Podía gustar más o menos, pero hay que reconocer el gran mérito que tuvo al atraer a tanto público al baloncesto.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response