Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Femenina, LF2, FIBA…

Miguel Méndez: «Estoy seguro de que volveré a entrenar en España»

Miguel Méndez

Miguel Méndez (Vigo, 1967) ha conseguido por tercera vez el máximo título continental en Europa con el UMMC Ekaterimburgo. Lo hizo de forma seguida, logrando algo inédito en la historia de la Euroleague Woman. Su experiencia y conocimiento quedan fuera de toda duda teniendo en cuenta su amplia y exitosa trayectoria. Es uno de los máximos exponentes del baloncesto femenino español y hemos querido entrevistarle para que nos cuente sus sensaciones sobre sus recientes triunfos.

Miguel Méndez
Miguel Méndez, en uno de los partidos de esta temporada al frente del Eka | Foto: FIBA

Imagino que, a pesar de los éxitos, habrá sido una temporada dura.

Ha sido durísima para todos, aunque especialmente para los que estamos fuera de casa. Este año ha sido más complicado vivir esta situación y lo hemos notado también en las jugadoras extranjeras, pues para ellas ha sido un curso muy difícil.

¿Qué ha sido lo más dificultoso para el equipo en este año tan atípico?

Esta temporada ha sido una prueba de “supervivencia”, ya que teníamos que vivir el día a día con el pensamiento de que igual nos tocaba parar y podíamos sufrir problemas de lesiones o por la Covid, como así ha sido. Es difícil porque te cambia el horario y la programación que tenías realizada y no solo a ti, sino también a los equipos contra los que juegas. Al final llegábamos a las citas importantes con la sensación de que no todo dependía de ti y que había que cruzar los dedos para que no hubiese ningún contratiempo.

Es ya su tercera Euroliga, el entrenador español más laureado en este ámbito. Además, nadie lo había hecho de forma seguida.

Bueno, son datos… Son bonitos y supongo que cuando acabe de entrenar pues sí se valorará más, pero ahora voy más al día a día. Obviamente, siempre es placentero conseguir estos logros porque quiere decir que, si nadie lo había hecho antes, significa que se trataba de un reto muy difícil. Estoy encantado, pero no es más que una anécdota que ya disfrutaremos más adelante.

También es la tercera seguida del equipo… Parece que no hay nadie que les haga frente.

Ganar nunca es fácil. Sabemos que tenemos un róster del máximo nivel, tanto en la escala europea como en la americana, pero en estos años hemos tenido que luchar contra magníficos equipos. Por ejemplo, el Dynamo Kursk que entrenó Lucas Mondelo era una escuadra tremenda, también este año el Fenerbahce de Víctor Lapeña… Siempre hay conjuntos que compiten muy bien contra ti.

¿Ha sido la Final Four más complicada para el equipo durante estos tres años?

Quizás en cuanto a resultados fue más competida, pero cada Final Four es diferente. Depende mucho del estado de forma en el que lleguen los equipos. Puedes estar ocho meses jugando muy bien y sin problemas o puede ocurrir lo contrario. Cada uno puede contar cosas de su equipo, pero nosotros tratamos de no quejarnos y mirar hacia delante, aunque es cierto que este año llegábamos a esta fase final con preocupaciones respecto a alguna jugadora. Quizás no logramos la Euroliga jugando de una forma muy brillante, pero controlamos los dos partidos. Tuvimos solidez y experiencia para superar los malos momentos. En la semifinal sufrimos más, dado que Fenerbahce es un proyecto ideado para ganar el torneo y además tenían a su favor jugar en casa. Luego en la final contra Perfumerías Avenida, nos costó entrar en el partido, pero después nos asentamos y conseguimos ganar bien el partido.

¿Siente el peso de la presión por ser siempre el favorito?

Sí, por supuesto. Cuando desde el club lo decimos o me preguntan no negamos que este equipo se ha hecho para jugar finales y ganarlas. Parece que puede sonar presuntuoso o que ya lo diésemos por hecho, pero no es así. Lo que nunca hacemos es llorar. Somos el mejor róster de la competición y tenemos las mejores jugadoras, pero sé por experiencia propia que no siempre la mejor plantilla forma el mejor equipo. He jugado una final en 2012 con el Rivas Ecópolis junto a Nacho Martínez y no éramos ni de lejos el mejor róster de los ocho que estábamos allí, pero sin embargo pudimos llegar hasta la última fase.

Muchas veces habrá oído eso de que “con las jugadoras que tienen, normal que ganen”, pero es cierto que esto no siempre es del todo así. ¿Cuál cree que es la clave del éxito?

Es normal que la gente piense así, pero esto es deporte. El éxito de este equipo viene de la búsqueda del equilibrio y la estabilidad entre las jugadoras estrella que tenemos. Esa base nos permite hacer que algunas se sacrifiquen jugando fuera de su posición o que tengan que esperar a sus tiros y hagan mejores a sus compañeras y eso no siempre es fácil. Que un equipo como el nuestro sea capaz de jugar más sobre el pase o la colectividad que sobre la individualidad es de lo que más satisfecho que estoy.

«El éxito de este equipo viene de la búsqueda del equilibrio y la estabilidad entre las jugadoras estrella que tenemos»

¿Es fácil trabajar con un elenco de superestrellas o tiene sus ciertas dificultades?

Hay muchas jugadoras especiales porque al ser de las mejores del mundo, normalmente suelen tener un carácter fuerte o una personalidad muy acusada… El trabajo del entrenador es precisamente manejar esos egos, aunarlos, darles un objetivo común y tratar que cada una tenga su espacio. Eso es un porcentaje altísimo del trabajo del entrenador en este equipo.

Miguel Méndez en uno de los partidos de la fase final de la Euroliga | Foto: FIBA

¿Cómo ha sido trabajar con Breanna Stewart en su vuelta a Europa después de superar la lesión de forma brillante?

Es una de esas jugadoras especiales. Lo mejor que te puedo decir de ella es que ha puesto su talento a la disposición del grupo. Ella, en su posición de ala-pívot, es la mejor del mundo, pero en nuestro caso necesitábamos que cubriese la posición de alero y así equilibrar mejor al equipo. Ha sabido renunciar a su posición natural y a rendir menos en cuanto a estadísticas. Después de ganar todo lo que ha ganado y lo importante que ha sido para sus equipos que tenga esa capacidad de sacrificio habla muy bien de ella. En la pista es muy buena y como persona incluso mejor.

En cuanto a Alba Torrens… ¿Puede decirse que se ha ganado el reconocimiento de ser la mejor jugadora española de todos los tiempos?

No sería objetivo ya que he trabajado mucho tiempo con ella. Cada uno tiene su opinión, pero lo que si diría es que Alba es una de las mejores deportistas españolas de todos los tiempos. Es una jugadora que es capaz de no tomar muchas decisiones en el equipo si no hace falta o tratar de dar juego porque es lo que toca en ese momento, pero también puede ponerse el mono de superestrella y ganar el partido ella sola. Esos dos extremos hacen que sea tan importante en nuestro club y lo haya sido también en otros. No es fácil ganar en tres equipos diferentes. A parte de números, es una jugadora increíble y su personalidad, su humildad y su forma de hacer mejores a sus compañeras demuestra su grandeza.

Cambiando un poco de tercio, el nivel de la LF Endesa parece que ha subido en cuanto a competitividad.

Estamos en el camino de hacer una liga profesional, de que haya más jugadoras y entrenadoras… El hecho de que hayan vuelto personas que estaban en el extranjero siempre suma. Respecto a los equipos punteros, Spar Girona ha hecho una fase de Euroliga muy interesante y además ganaron la Copa. Perfumerías Avenida ha hecho un temporadón. En el caso de las de Salamanca, creo que Roberto Íñiguez ha llegado para darles un sello propio de ambición y personalidad y eso las ha colocado dónde están. En cuanto a Valencia Basket se trata de un proyecto muy interesante con el desembarco desde un club masculino y ojalá que esto sea un espejo para otros clubes. El baloncesto femenino está necesitado de visibilidad y su irrupción en la liga ha sido muy destacable.

«Cada uno tiene su opinión, pero para mí, Alba Torrens es una de las mejores deportistas españolas de todos los tiempos»

También podríamos hablar del nivel de entrenadores españoles, es una gran noticia que tres españoles hayan estado en los banquillos de la Final Four de la Euroliga.

Es algo que se viene produciendo desde hace años. Ya va siendo bastante tiempo en el que los entrenadores españoles lo están haciendo bien en el extranjero. Ahora mismo, fichar a un técnico de nuestro país es sinónimo de competencia y profesionalidad. Puedo asegurar que en los últimos tiempos algún club europeo se ha interesado por entrenadores españoles y me han preguntado para saber mi opinión. Hay una escuela importante que está llevando el baloncesto español hacia lo más alto.

¿Le da la sensación de que cuesta más pasar de ser entrenador de un equipo de basket femenino a un banquillo masculino que al revés?

Es una pregunta difícil de responder. Los entrenadores que estamos en el baloncesto femenino somos entrenadores de baloncesto y conocemos el juego en general, pero también es cierto que el físico entre uno y otro es diferencial y eso también es determinante en lo táctico y en lo técnico. Yo creo que estamos en el camino de normalizar una cosa y la otra, pero también es verdad que en otros aspectos como en la exigencia hay que mejorar. Lo hemos hablado muchas veces entre los entrenadores y coincidimos que no es la misma en los dos géneros. Debido a mi experiencia, en Italia o en España es fácil ver a entrenadores que pueden estar diez o doce años en el mismo equipo y yo mismo me incluyo, ya que estuve doce seguidos en el Celta. Sucede que se puede seguir en el club incluso sin haber conseguido los objetivos marcados a principio de temporada y eso en ACB o LEB Oro no ocurre. Soy de los que piensa que a estos niveles la exigencia es positiva y que deberíamos aumentarla en el baloncesto femenino.

Son varios años fuera de casa… ¿Cómo llevas esto? ¿Uno se acostumbra con el paso del tiempo?

Es difícil de llevar ya que son casi diez años fuera de casa. En mi caso, mi mujer es empresaria y no puede dejar su trabajo para venir conmigo. Ella y mis hijos están allí y yo estoy aquí y es complicado. Al final, esto es una decisión familiar que tomamos cada año. También reconozco que, en estos momentos, es un sacrificio que merece la pena porque tengo el mejor puesto de trabajo que se puede tener en el baloncesto femenino y eso compensa. Pero no puedo dejar de reconocer la dificultad que conlleva por lo que he explicado anteriormente.

¿Le gustaría volver a entrenar en España si se da la oportunidad?

Por supuesto. Voy poco a poco, pues independientemente de los contratos, al final lo que marca es lo familiar. No solo me encantaría, sino que estoy seguro de que volveré. No sé el momento, pero estoy convencido de que volveré a trabajar al nivel que sea o en el equipo que sea, pero retornaré con total seguridad.

«No solo me encantaría, sino que estoy seguro de que volveré a entrenar en España»

¿Le han hecho alguna oferta?

En los últimos años no porque no ha habido posibilidad. Es verdad que cuando salí de Italia si hubo alguna opción, pero como digo, voy año a año y esperando cumplir los contratos, que es lo que importa. Estoy concentrado en el día a día y enfocado en merecerme el trabajo que tengo.

Después de una amplia trayectoria en clubes… ¿Le gustaría dirigir a la selección española?

Por el momento, es difícil plantearse esto ya que la selección tiene al mejor entrenador posible. Lucas ha sido nuestro factor diferencial en los últimos años y no me he planteado llegar a entrenar al combinado nacional porque me parece imposible encontrar a un entrenador mejor.

Like this Article? Share it!

About The Author

Porque aparte del fútbol, siempre hay algo más. El deporte siempre desde el análisis. @11yalgomas en Twitter

Leave A Response