Zonadostres – Información de baloncesto femenino. Liga Femenina, LF2, FIBA…

New York Liberty: Algo huele a podrido en la Gran Manzana

Las Liberty, apeadas en las semifinales de los pasados Playoff por las Fever, tienen el reto este año de volver a disputar post-temporada en una campaña que no se presume sencilla para el equipo de Nueva York, que volverá a bailar al son de Cappie Pondexter.

Pondexter, santo y seña de las Liberty | getty images

El cuadro de John Whisenant afronta este campeonato sabiendo que las cosas no serán sencillas. Confirmada la baja de Janel McCarville durante otra campaña más, el equipo de la Gran Manzana sufrirá de lo lindo para volver a clasificarse para la disputa de los Playoff. Además, da la sensación de que la franquicia no ha sabido compensar las deficiencias que el equipo arrastraba desde el año pasado y es un aspecto que puede resultar clave. Las expectativas son las mismas de todas las temporadas, pero los mimbres también. Y eso no siempre funciona. Sin McCarville, las Liberty no sólo pierden a una gran jugadora, también pierden a un ídolo, una figura con la que los aficionados se identificaban. Ese peso recae ahora única y exclusivamente en Cappie Pondexter. Hablar de Cappie es hablar de una de las 5 mejores jugadoras de la competición, de una jugadora que es santo y seña de este equipo y del eje sobre el que va a girar, una temporada más, el juego de Nueva York. Y eso puede ser un arma de doble filo.

Desde los despachos de la franquicia no es que se haya hecho un gran trabajo. Se han incorporado otras dos jugadores interiores –el mayor potencial de este equipo-, dejando un backcourt muy limitado. DeMya Walker y la rookie Cain llegan para apuntalar -aún más- el juego interior del equipo. Por fuera, Miller y Mitchell, que no son bases fiables ni mucho menos, Pondexter, Carson y Alex Montgomery, que no demostró apenas nada el año pasado. Y ya. Powell será la 3 titular. Por dentro, todo un arsenal: Pierson -que puede que tenga que jugar minutos como alero-, Walker, Vaughn, Braxton, Cain… en definitiva, un roster algo descompensado.

Esto nos deja un panorama no muy halagüeño. Con dos bases en la plantilla, los minutos de Pondexter como playmaker desaparecerán -al menos en cuanto a posicionamiento en el campo se refiere, pues seguirá subiendo la mayoría de las bolas a campo contrario-, desapareciendo con ellos gran parte de los minutos que Carson o Montgomery pudieran gozar. La sophomore, desde luego, no parece que vaya a disponer de muchos más minutos respecto al pasado curso. Lo que significa que seguirá sin poder mostrar su talento. Una pena. Mitchell lleva demostrando durante toda su carrera que ni es una jugadora fiable ni regular. No tiene la suficiente personalidad como para ser la directora titular de un equipo de esta liga. Y Miller podrá aportar experiencia e incluso ser un revulsivo desde el banquillo, pero no mucho más.

La anarquía volverá a reinar en el ataque neoyorquino, con Pondexter aglutinando el balón prácticamente el 60% de las posesiones. Pierson y Braxton tendrán que aprovechar los pocos balones que les lleguen para trabajar al poste. Powell seguirá limitándose a actuar bordeando la línea de tres, y es una lástima. La Powell de Monarchs le sería mucho más útil al equipo. Se está especializando en exceso. El impacto de Cain no va a ser especialmente llamativo, incluso es probable que goce de un papel similar al de Montgomery la pasada temporada, más bien discreto. Si las Liberty no son capaces de imponer su ritmo de juego, lo van a pasar muy mal.

Depender casi exclusivamente de Pondexter les va a pasar factura. Pienso que las Sky les comerán la tostada esta temporada. No creo que vayan a disputar Playoff este año. No ganarán más de 18 partidos.

CINCO INICIAL: Mitchell, Pondexter, Powell, Pierson y Braxton.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response